Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Trabajos Grito de Mujer 2017 Mendoza Argentina

       1 comentario    




Marcela Guttilla



Apertura del Festival



“Tierra… mi cuerpo

agua… mi sangre

aire… mi aliento

fuego… mi espíritu”

mujeres ancestrales


¡Grito de mujer!

¡Un grito de libertad por todas las niñas del mundo!


¡Alzamos las manos hacia el cielo!

¡Unimos nuestras manos como símbolo de hermandad!

¡hoy… nuestro grito será: si!


Nuestro grito es un

sí al amor

sí a la paz

sí a la justicia

sí al respeto

sí a la unión

¡sí a la vida en todas sus formas!


¡Un sí que debe invadir los corazones!

¡Un sí que debe iluminar los caminos!

¡Un sí de fortaleza y libertad!


De pie, siempre de pie

Nuestros pies son las raíces

sobre las cuales caminamos

somos el árbol que no se quiebra

somos la raíz que no muere

somos la flor que no se seca


¡Somos tierra, agua, aire, fuego!

¡Somos “grito de mujer”!


¡Bienvenidos!







Alejandro Sicardi





Amanecer





Cansada de morir en vos

y renacer cuando te vas

repaso el amor que soñamos

y que aún vive en mi

observo el absurdo implacable

en un espejo demoledor

y una lágrima morada

es mi mas no poder

mi última cicatriz

en tu asfixia interminable…


Por eso tomo aire

y cierro esa puerta

he muerto tantas veces

sin ver amanecer

por eso abro mis alas

celebro este instante

no hay vida por delante

si no hay amanecer


Estoy parada en silencio

mostrando mi mejor vestido

varios "clientes" han pasado

y ni un paso pude dar

es que ya no aguanto el placer

que compran en mi dolor

no soporto se la mercancía

que disfrazaron de profesión

no se elige una vida

que en cada puerta muele los sueños…


Por eso tomo aire

y cierro esa puerta

he muerto tantas veces

sin ver amanecer

por eso abro mis alas

celebro este instante

no hay vida por delante

si no hay amanecer


Sola, desnuda, muda

me tiembla el silencio

me arde de tanto miedo

de tanto asco me derriba

sobre mi cama aún sudada

de tu adulta impunidad

de mi joven impotencia

quiero gritar, quiero correr

quiero matar lo que haga falta

para poder respirar…


Por eso tomo aire

y cierro esa puerta

he muerto tantas veces

sin ver amanecer

por eso abro mis alas

celebro este instante

no hay vida por delante

si no hay amanecer.


Me robaron la infancia

me sustrajeron los sueños

dejaron todos mis espacios

vacíos, mudos, irresueltos

me silenciaron, me golpearon

me ofertaron, me vendieron

borraron mi propia piel

y a su gusto la escribieron

la usurparon, la marchitaron

pero aún no la vencieron…


Por eso tomo aire

y cierro esa puerta

he muerto tantas veces

sin ver amanecer

por eso abro mis alas

celebro este instante

no hay vida por delante

si no hay amanecer







Paula Daniela Ortiz




Afonía de amor maternal …




Niña frágil

de inocencia inhumada,

de rostro virgen

y de mirada nostálgica…

de risas taciturnas

y caricias obligadas…


Tu corazón infante hoy dijo adiós,

el cielo de luto se embebió,

de rosa pastel a negro se te cubrió,

la esperanza se esfumó

y el sueño… el sueño se enmudeció…


Ya a mamá no llamarás…

y a papá… no lo sentirás…


Una lágrima cubrió tu rostro…

y el silencio se adueñó,

tu cuarto rosa en la memoria quedó…


A las seis tú cuerpo se durmió,

tristes y desolados

muchas almas te sollozaron,


Hoy la ausencia es presencia perpetua,

y una madre más

llora a un Ángel

que jamás, podrá olvidar …







Lili Mozzi





Infancia Robada



Llega abraza a mi papá, besa a mi mamá
Entro a esa habitación despacio, no hago ruido. Me ve, lo veo, me sonríe, acaricia mi cabeza.
Y yo pienso (¿con él me van a dejar?)
Me hago chiquitita, pero sé que ni así me va a perdonar.
Ya sé que va a pasar. Él me va a tocar.
La puerta se cierra y con ese sordo ruido mi última esperanza se va; mamá y papá ya no están más.
Se supone que ese hombre al que llamo tío me tiene que cuidar.
Siento su mano áspera bajar por mi espalda, abro la boca e intento gritar
él la tapa y me dice - En éste juego está prohibido  llorar.

Cierro los ojos.
Todo es terror.
Todo oscuridad.
El momento atroz pasa, todo vuelve a la normalidad.
Y yo ahí.
Con mi infancia robada.
Calesitas quietas, giros infinitos frenados, sin melodías ni luces de colores. Mi caballito está astillado.
Felicidad fallida.
Globos oscuros, opacos,  al ras  del suelo ninguno remonta vuelo.
Columpios sin vaivén.
Tobogán en picada.
Copos de algodón duros, amargos.
Niñez burlada.
Me quedé sin tizas de colores

y mis mil rayuelas

eran todas sin cielo.
Niñez derrumbada.
Yo no me caí, ni tropecé,

me empujaron,

me abusaron.
Crecí, salí de ahí.
Perdoné errores
Superé obstáculos
Me levanté estoy de pie.
Fui hija,  soy madre.
Fui esposa soy amante.
No miro la vida,
la vivo.
Y desde aquí grito,

grito y lucho por ellas
las descreídas,
las engañadas,
las maltratadas,
las desposeídas,
y desgarradas.
Lucho, lucho y grito

porque se escuche esa voz
¡la de la infancia robada!




María Eugenia Cuello



Hineni



Soy mujer, hembra, y desierto, un oasis, un sin fin.. soy un hueso roto, un sueño desgastado, una piedra en el camino, un dolor, y su fe.

Soy viento, soy llanura que atraviesa los rincones del placer, soy hartazgo, cansancio, heroína,

soy palabra y silencio a la vez..

Soy fruto, semilla y raíz y cuando soy árbol soy corteza y de pie… mi Nido es más que paja que azota fuerte la tempestad… mi Nido es hogar, corazón y entraña, es Pasión ,y es calma , es remanso y alma ..es dejarse ser..

Soy agua , soy misterio y noche, soy luz ,al sol que caminaron los pies trizados de esquinas que aún no puedo doblar.. soy gestos de hastíos y golpes de puños cerrados ,que han cicatrizado en pos de un amor. Si el pecho donde ahora descanso , me protege el sueño ,donde puede ver.. soy fuerte ,como lo es la roca, que oleaje rompe sin poder romper.

Soy ceniza ,lágrima y desconcierto, ciclos y un concierto de tristes melodías algunas batallas perdidas y algunas que no gane ..sin embargo y a pesar de mis heridas ,soledades ,despedidas…

Soy aún quien quiero ser…

Mis dudas, mis desencuentros, mis malas jugadas, mi inseguridad, mis o varios ,mi útero aun fértil, mis pechos ,mi vientre mi escudo y su piel..

Mis ojos, mí espalda agobiada, mis pies que caminan ,mis manos que hablan. Mi lengua, mí boca sonará ,mi olfato y mi oído ,mi ombligo ,mi  piel…

La sangre que aún me galopa, el sueño que aún me desborda, la idea que aun  me labriega ,la musa que aún me destierra entre pinceladas sobre algún papel.                                      Su idea ,su misterio, sus esfuerzos, su intención ,su herida ,su salvación ,su huida, soy también lo se…

Y soy madre que Acuna, la hija prodiga, la amiga que aplica en el verbo ser… soy incondicionalidad, soy seguir, luchar , revolución y en algún rincón soy quien no seré..

Y aún cuando el tiempo agobie con su peso y muerte yo seré al naciente de nuevo mujer…

ahí volveré a Mírate ,volveré a inventarte y me dormiré tan solo con una certeza la del alma en calma para irme después…






Mariela Puentes




El Rey de la Creación





¿Qué te creíste? ¿Qué te creíste?

¿Quién te contó ese cuento?

Pues no existe

Vos no sos el rey de la creación

No! no sos el rey de la creación


Esa mujer que está a tu lado

No es tu felpudo ni tu estropajo

No necesita de tu permiso

Para tener su opinión


Esa mujer es tu compañera

Ni tu esclava ni tu camarera

No precisa que vos le enseñes

Cómo se tiene que comportar


A esa mujer  vos conquistaste

Y muy pronto la maltrataste

Con tus palabras y tus golpes

Su vida en calvario se convirtió


Esa mujer es tu enamorada

Y la tenés ilusionada

Ella merece que vos la quieras

Y la envuelvas con tu amor






Gabriel Guadalupe




Pasajeros Del Augurio




Sortilegio de los convidados

a la bruma del ansia


El universo contigo

Desborda mundos de arena infinita

El juicio se vuelve precipicio

Sortilegio de los sonrientes horizontes

Un instante puede con devenir y absoluto


Me verás allí con mis siglos a cuestas


venido a soltar andenes faroles

rasgos de humanidad

he de soltar también para nuestro vuelo

ésta ave naciente

cuando azote el vendaval


o cuando vuelvas de tu viaje

a otro viaje dentro de las horas


así sabré del laberinto

de tenerte aunque no  lo sepas

de saberte

aunque no me tengas


Cierta luz precede

da paso a la sombra del silencio

recrea la llama dentro de la hoguera


Sortilegio

de los pasajeros

a la bruma del  augurio


La calma asecha con voz de tranvía


Pero has venido, estás aquí

Ahora me besa

El sortilegio de tu hechizo










Ana Bazán





Niña dulce




Niña dulce
Tu dulzura es extraña
Mezcla de dolor
y de esperanza

Con solo mirarte
alegre como un  canario:
Veo que ya no perteneces
a este mundo insolidario

Tu voz,  ya no se escucha
en la ciudad y sus murallas
tu  nos gritas desde la amargura,
en el llano y detrás de las montañas

Dentro de tu inocencia
crees tener suficiente,
con una cama obsequiada
y una leche caliente

La única visita que tienes
tu y tus semejantes
son matones que vienen
de rutina y de guardianes

Niños dulces, sonrisa exuberante
No he visto tal pureza,
en este mundo exultante:

Que más misericordia merezca!







Delia Checa




Requiem Para Una Niña



“Cassidy Trevan, residente en Melbourne, Australia,

tenía apenas 13 años cuando fue conducida por dos supuestas

 amigas a una casa; allí la esperaban dos compañeros de clase,

todos ellos adolescentes. Y allí fue violada despiadadamente.”

16 de febrero 2017

Yahoo Noticias


¡Cómo pudieron herir su pudor!

¡Marchitar la flor de su inocencia!

¡Invadir su recinto sagrado,

con violencia y sin amor!


Quizás no tuvieron bastante

y sumaron más dolor…

la acosaron con saña día tras día,

le profirieron palabras soeces

-sabemos del poder destructivo

y letal de la palabra-,

entorpecieron el necesario duelo

por la virginidad robada.

En todo lugar…

en la escuela,

en las interminables

redes sociales

extendidas como pulpos

e ignorantes de barreras ni distancias.

Ingenua…

mitad niña, mitad adolescente,

le tocó vivir este presente

del oprobio y la injusticia;

desangelada

y abandonada por maestros

sordos a sus reclamos,

respirando una atmósfera

enrarecida y sofocante.


Atrás un universo clausurado

-la infancia trágicamente perdida

y censurada la fantasía

de la juventud-.


Por delante…

precipitada repentinamente

en el mundo adulto…

¡vigente el horror

de la vejación y del sin sentido!


Ahora, en la eternidad,

más allá de esta sociedad machista

que genera vándalos

y superadas con la muerte

todas las angustias

de su breve existencia,

leemos un fragmento de

la carta que nos dejó…


“… Mi nombre es Cassidy Trevan y fui violada.

Si alguna vez alguien trata de violarte, ¡vale la pena luchar! ¡Lucha! Si no lo haces, te arrepentirás el resto de tu vida como lo hice yo. Puedes hacerlo. Ten cuidado. Mantente alerta. Ponte a salvo”.


¡Ojalá hecho tan triste

evite que otras niñas

sean víctimas de apetitos

desmadrados!    


                                                                                            




Patricia Pelleres



Lágrima de niña



Cómo escribir un poema esperanzador.

Cómo si la tristeza invade.

La desazón incluye a las mujeres

y lo que es peor, a las niñas maltratadas.


Masacre silenciosa, terrorismo que paraliza y desespera.

Miedo sembrado con la paciencia más cautelosa.

¡Oh! Cómo inscribir esperanzas.


Algunos dudan si rehabilitar o no al reo.

Aseguran, que hay cabida para luz en esos recónditos abismos.

Y no es que el valor por la vida haya caducado.

¡Cuánta ironía sobre el tapiz del dolor!


Si amigos hay días que despierto triste.

No descifro cómo es esto de amar y herir al mismo tiempo.

Qué surca por el corazón, si lo tuvieran, de quienes aniquilan

con lo aberrante el alma de las inocentes.


Es que tras esos rostros llenos de pavor, hay una inocente.

Una niña que mira desde adentro;

está llena de sueños, de creatividad; es dulce y verdadera.

¡Ella, pide que la defiendan!


Los hostiles que la agredieron,

no presagiaron su mirada de sol,

no  intuyeron su sonrisa cristalina

que hacía especiales todos los momentos.


Ella a su corta edad, ya reconoce el ardor en los ojos antes de la lágrima,

y el desgano que corre por el cuerpo como el agua en caída.

Es que quien debe propiciarle un mundo de fantasías,

la obliga a hacer lo que una infante no entiende.


¡Oh carita de niña y alma envejecida!

No hay calificativos para quien deshonró tu ingenuo corazón.

¡Qué ángel sagrado devolverá a tus ojos sus colores!

Cuál explicará que por un instante, sólo un instante de tu alegría

brillan las estrellas, allá en lo alto.





Iamar Gómez Figueroa




NO


No te dejes,

no te abandones...

hoy no precisas ser fuerte.

Sólo toma mi mano,

no dejes que te roben

todas tus ilusiones.

No permitas que te hundan;

rescátate a tí misma;

pide ayuda.

No temas

ni sientas vergüenza,

porque esto que sufres

no es tu culpa.

Si te niegas

la esperanza

de una vida digna

de vivirse,

si te condenas

a no ser

y te sometes

a lo que te hiere

serás una hoja que la tormenta

arrastrará hasta perderte.

Cree en tí,

eres mucho más

de lo que piensas,

eres única,

que tú existas

hace a este mundo

un lugar diferente...

no te dejes.



                                



Myriam Arenas Jeréz





Solo Por Se Mujer




Mar, tierra, madre naturaleza

Mujer pensando en ti, estas fueron creadas

No tuviste la suerte de barro ser formada

Si no de una costilla fuiste tallada,

Que como vaso frágil  tienes que ser tratada

De tus ojos ni una lágrima debe ser derramada.

Mujer, niña, madre y  esposa

Expresa ya tu sentir

Que los oídos del mundo estén prestos

A escuchar tu clamor.


Ninfa, Venus del universo

Despierta de tu letargo

Y escribe ya tus versos

Una de las siete  maravillas

Deberías ser considerada

Y no por tanto tiempo haber sido postergada.


Mira al cielo que se despliega un lienzo

Donde se escribe con letras doradas

Y dice que eres bienaventurada.







Talita Kum



Haz que tu historia tenga fuerza de leyenda y

perpetuidad de mito.

Para ello involucra en cada línea y expresión, el

alma.

Esa que a veces escondes bajo la ropa y callas

en sonrisas oprimidas.

Haz que tu historia tenga el sonido del viento

en cada remolino de tiempo, de horas y de

 segundos.

Para ello permite a cada latido sostener el ritmo

 que lo hace único.

 Déjalo que estremezca el aire y los vaivenes

inconstantes de la vida.

Haz que tu historia te proclame heroína.

 Para ello levanta tu bandera y estandarte.

 Protégelos, defiéndelos y que nadie silencie lo

 que crees.

Haz que tu historia valga la pluma, la tinta, el

 tiempo y la vida que gastes en escribirla.

Que tu vida sea la mejor historia jamás contada.

Solo así tendrá sentido ser protagonista…






Viviana Baldo




Talita Kum



Por encima de la mezquindad dañina

que atropella con vicios la dignidad toda.

Ante todos los muros de todos los tiempos,

mujer, a ti te digo: ¡levántate!

Sé bandera sin holocausto y vientre de

Conciencia en tu entraña latente;

madre de la memoria yérguete pionera de la

vida y señora del mundo.

¡Protagonista de la historia!, ¡alma del pueblo!,

que tu respeto se encierre en sonrisas

 transparentes y melodías  de abrazos

sanadores.

Que juegue la esperanza en los días vacíos;

y gane tu batalla la ternura;

que en tus entrañas, con un sinfín de melodías,

dance la niña, mujer, hermana y amiga

siempre latente;

que la voz de la injusticia grite en tu garganta

 causas nobles

y sea tu nido abrigo de palabras generosas

para las tantas guerreras que precisa la vida.

Que el puente infinito de diálogo y verdad

sea tu estandarte y tu derecho,

y en los tantos amaneceres olvidados

en la liviandad del placer y del sentir

sea tu latido un rayo de luz,

 último aliento ante la muerte.

Akkaslla, peche, ¡talita kum!

Mujer, a ti te digo: ¡levántate!







María Ester Correa




Esencia de niña



Entre cascabeles

Mueven tus labios

Sonrisas de leche

Amantadas  en maternal

Caudal


Niña luz de la morada

Luz en tu mirada

Arrebatada por lujuria

Oscura.

Terrores

Agazapados en turbulentas

Aguas.

Invasores de virginal

Capullo

Invaden pudor carnal

Sin escrúpulos

Sin amor

Sin pausa.


El miedo fecunda

En el ultraje nocturno

Tras sábanas

Manchas blancas

Machas rojas

Lágrimas negras

Manos calladas

Babeantes labios de caninos

Afilados,

Guturales gruñidos

Acallan tu grito de las entrañas.

Invasores del aura

Con fuegos trizan

candidez de niña.

Trinan pájaros

En mortal caída en el

Anochecer.

La basura y los roedores

Han salido a la

Cacería de esencia de niñas,

No se amilanan ante tu dolor

Taladran el encanto.

La belleza y tu canto

Se apaga en el negro de esa mirada

Atacan tus carnes

Trémulas

Roban tu niñez

Roban tu adolescencia

Marcas de hielo

Muelen estímulos de horror.


Las campanas de la mañana

suenan tocas

Roncas, brutales,

Dañinas.

Te han dejado sin voz.

Mueren ilusiones

Sueños, fantasías,

Castillos en el aire

Nada te dejan

Eres desierto yermo

A la deriva,

hoja de otoño.


Niña, esencia de mujer

Te rescatas en la luz de la palabra

En el velo corrido

En las sombras que emergen claras

En las lágrimas hecha milagros

En la tranquera levantada

En el dique liberado

En la luna que asoma

En las nubes que aclaran

En el sol de cada mañana

Y en la muerte del insano.

Renaces  en sueños,

Sobre cenizas acumuladas

Renaces en grito hecho ALMA.

Renaces en el grito de tus pares

Que atrona hoy

En la lucha que encarnan.






Maximiliano Salgado




Libres nos queremos





Paradójica cuestión

que mucho el alma taladra,

por tamaña sin razón

que en ninguna mente cuadra.


Callas, y escondes tu mirada.

que no se avive el carcelero.

ese de corazón de acero,

que te tiene torturada.


Ya no sos su marioneta,

no te importa su bragueta

nunca más te empaqueta

ya has armado tu maleta.


Que ese hombre hable de amor

era todo un sacrilegio,

una pena que el creador

le diera ese privilegio.


Vilmente fuiste vejada

y a su antojo humillada,

cuando se ama no se hiere

porque si no todo se muere.


Te has cansado de llorar,

muchas noches en penumbras

y, a nadie poder contar,

todo lo que te apesadumbra.


Con una honda conmoción

que lacera el alma llena,

con toda la inmensa pena

que apuñala el corazón.


Nadie debe pagar ese peaje

mejor tirar todo a la basura

condenar la violencia con coraje

señalando a quien mata y tortura.


Hoy disfrutas de estar viva

olvidando sus acciones

y vas armando tu vida

recuperando pasiones.


Le agradeces al señor

que te dejara en la tierra

olvidando lo que aterra

y archivando el temor.


Tus ilusiones truncadas

y las palabras ahogadas

tu garganta silenciada

después de tantas trompadas.


Tu rostro todo amoratado

por los golpes que te han dado.

van quedando en el pasado

la fortuna te ha guiñado.


Que no haya más violencia

por que libres nos queremos

que no haya indiferencia

y ni una menos gritemos.







Silvia Diana Brengio



El costo de vivir



Por la blanda azotea de mi barrio

cruza un niño de apenas 8 años,

grandes sus ojos de color azufre,

amarillos en medio de la noche.

En la mano derecha lleva un arma,

oscura, densa, respirando hierro,

negra su boca, dedos al gatillo,

juguetes que se vuelcan en el piso...


Apenas 8 años y un vacío

tan lleno de dolor que causa pena

y un miedo rebuznando en sus costillas,

abierta boca que golpea mis ojos...


Y siento todo lo que nunca ha sido.


Pienso que a veces es tal alto el costo

de un cariño y un gesto jamás dado,

una escuela sin tiempo para el hambre,

una calle desnuda de miseria,

que se me llena el vientre de tristeza

y caigo al suelo sin un solo tiro.







Homenaje A La Mujer



MUJER protagonista de la vida,  de la independencia, de la historia en la conquista de la tierra misma, sembradora de paz, libertad e integradora social en todos los aspectos  de la vida.

A ellas, que fueron parte de la historia con  esfuerzo y valentía,  aún anonimamente, fueron el pilar de la  naciente  patria.

Las  que entregaron  su esfuerzo para formar un mundo nuevo, donde cristalizaron sueños, haciendo  que nuestra tierra  se engrandeciera desde sus adentros para que fueran las raíces que fructificaran y formaran  parte de esta bendita heredad, viéndolas crecer libres entre las doradas mieses de sus propios frutos.

Mujeres sí, madres creadoras de vida, que amasaron la tierra con sudor, lágimas y harina, dejando en ella, tradición y cultura; tejiéndo con nostalgia y recuerdos, el barro y la paja de un nuevo hogar.

Llegaron allén de los mares,  con su bagaje de sueños, traían sus manos cargadas de esperanzas,  sol y tiempo, se fusionaron  con otras manos hechas  de  historia, de nativa presencia, de savia inocencia.

Mujer es la Tierra que pare los frutos y conjuga la savia, es la raíz profunda y estabilizadora,  la que cobijó en sus entrañas el arrullo de la luna fecunda y nueva.

Hoy es el homenaje a la mujer que compartió nuestra historia, a la mujer extranjera que se mimetizó en el tiempo, haciéndose tierra de la tierra misma, a todas aquella mujeres que de una forma u otra fueron, son y serán parte de nuestra argentina

Nuestra tierra, nuestra historia y un entramado de sueños compartidos, armaron soles nuevos, donde el canto se hizo esperanza esparciéndose en el aire.

Esas mujeres que tomaron por bandera  LA BANDERA celeste y blanca en medio de una batalla como las niñas de Ayohuma o que la confeccionaron con el amor y la pasión de su corazón dándole alas a sus manos,  allá en Rosario,  Maria Catalina Echevarría y en nuestra provincia las PATRICIAS MENDOCINAS quienes  junto a Remedios Escalada confeccionaron la Bandera de los Andes que hoy es la BANDERA PROVINCIAL

Ser parte, sí, quiero ser parte de las mujeres, que pueblan tu suelo y ser fiel a tus sentimientos, consolidando los esfuerzos de las mujeres que hoy… junto a las de ayer seguirán siendo el mañana que atesoran los recuerdos.

Amanece… el sueño se hace realidad, comienza la vida nuevamente,  el sonido a un nuevo día toma conciencia en la casa.

La madre, símbolo de toda sabiduría,  juega junto a las tareas del día un juego mágico, brindando sus horas de descanso por los hijos que acunó su vientre, por el pan amasado de cada día, por el futuro.

Las manos de una madre fraguan la paz en el abrazo de la esperanza y son alas de futuro cuando se elevan por las mañanas, cantando un canto nuevo desde la tierra misma de nuestra Patria.

Es la mujer sabiduría, que se entrega al porvenir con la sapiencia de una flor perfumada, con el regazo cálido,  abierto a la vida.

La mujer de todos los tiempos, en todos los órdenes, en todos los lugares.

Desde donde esté, bregando por un mundo nuevo donde haya pan y trabajo para brindar por la vida, por la cosecha, por las ilusiones.

Desde la humildad del campo, sin horario ni descanso, honra el quehacer de cada día con sus manos pronta al acunar un nuevo ser, una nueva esperanza.

Es la mujer quien cada día pone el hombro desde los distintos ámbitos donde esté, es quien cada mañana con la esperanza renovada mira con ojos nuevos el amanecer.

Es la Mujer creadora de vida, de sueños y esperanzas.






Ana María Pesle




La Mujer



Es el pilar donde todo se sostiene

el regazo donde se cobijan las lágrimas

el corazón puro y sensible.

la palabra hecha dulzura

el estandarte de la Patria

la sabia equilibrista.

MUJER

Si el pilar se rompe todo se destruye

Si no hay regazo, donde irán a parar las légrimas?

Si no hay una palabra de dulzura, qué será del desconsuelo?

Si la Patria no es nuestro estandarte, por quién van a luchar?

Si no hay equilibrio todo es un caos

ENTONCES MUJER:

sé pilar y sé fuerte

sé regazo y consuela

sé sensible y noble

Pero por sobre todas las cosas… SÉ MUJER!








Leticia Noemí Ruiz



Mujer Herida-Mujer Valiente



Digamos basta,

MUJER, no te quedes callada,

por esa niña

que llevas en tu espíritu,

porque eres canto de generaciones futuras,

MUJER, no te quedes callada,
libera tu cuerpo,

libera tu alma,

eres un ser libre,

no te quedes callada,

MUJER herida,

alza tu voz,

nunca te calles,

ni dejes que una mano

te levanten,

aunque te destroces

por dentro,

nunca te calles,

aunque te desangres,

nunca te calles.

En un futuro,

enséñales a tus hijas

enséñales, MUJER,

que tú sola

puedes salir adelante.

Oh, MUJER herida,

borra tu lágrimas

pinta tus labios

vístete bonito

desata tus cadenas y

libera tu espíritu.

No permitas violencia

en tu cuerpo,

no permitas violencia

en tu alma,

alza tu voz, MUJER

nunca te quedes callada.

Grita con tus ojos,

grita con tu alma,

grita con tu cuerpo

la violencia enmarcada,

pues eres luz

libertad, delicadeza,

amor y esperanza

para las niñas

del mundo

que quieren vivir

en paz,

en amor

y en calma.






Janet Rodríguez



Encuentros





Para renacer

       debía de morir

 de mil formas

         a mil miedos

 mil veces.

 


Para conocerme

          debía de aceptar

 Mi coraje

           Mis derrotas

 Mi vulnerabilidad.


 

Para florecer

        debía rendirme

 a solas

         A oscuras

 A una falsa identidad.

 

Para florecer

          Debia marchitar

 Condicionamientos

          Prejuicios

 la furia racional.


 

Para encontrarme


            Debía de saltar

   a la experiencia

             Al vacío

 A mi inmensidad.



 Para evolucionar

              Debía de viajar

  1000 km hacia dentro           

            contemplando un mismo lugar.









Lidia Funes Bustelo



Legado A Una Hija




Ha nacido...
y se me ocurre el cielo
en su gemido.
Acompasada algarabía de suspiros,
al observarla bella,
tan sublime,
por quien estalla
la herencia en mil latidos.
Preciada joya,
engarzada de brillos
y atavíos.
Diadema de brillantes cristalinos,
que en su real pureza
reconcilia sin poses
con la vida
y estrena el devenir
de un sol continuo.
Ser perfectible y único.
Merecedora de todas
las ternuras.
Es preciso velar
por su inocencia,
su alegría
y todas sus premuras.
Darle amor, sin más,
a manos llenas.
Respetar sus tiempos
e inquietudes.
Que no le falten
estímulos y ejemplos,
acompañar su vuelo
entre las nubes.
Hablar con la verdad
y ser siempre esa amiga,
dispuesta a dialogar
cuando ella lo pida.
No juzgarla jamás
ni acallar sus razones,
comprender y guiar
escuchar sus versiones.
Enseñarle a bregar
por sus derechos.
A mantenerse altiva
desde siempre...
a resguardo
de aquellas ataduras,
qué intenten cercenar
su ser independiente.
Y a descubrir el valor
de su existencia,
el don maravilloso
de una fémina.
El género natural
que la distingue...
cándida alondra
cuál sagaz pantera.
-"Entonces hija mía
enfrentarás así los desafíos
Perderás el miedo
que aniquila,
libre tu alma
como así tus pasos
en total plenitud
y en armonía "





Share:

1 comentario:

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total