Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2017 Bilbao










Iratze Suberri Karmen





Encontrada infancia perdida




Esporas que esperan
Semillas a medio germinar
Alegría congelada
En la sonrisa amarga
de un adulto
de 9 años de estatura.
Caminos tangentes
que te dejan secante
de lágrimas y esperanza.
Incierta vida la de una niña
vendida al mejor postor
por su familia.
Impostor sistema memocrático,
Falicéntrico imperio en realidad.
La justicia brilla por su ausencia,
ciega la representan,
calva se ha quedado de esperar
la ocasión de aparecer estelarmente
y acompañarnos para siempre.








Andrea Uña





Infancia robada




Apenas llegaba a la fregadera

Y subida en una silla limpiaba

Todos los cacharos de la casa.

 Sus diminutas manos de niña

De 7 años, eran expertas en poner

desayunos, hacer camas, fregar suelos y

 cuidar de sus hermanos.

Todavía le quedaba  tiempo para ir a servir

 A casa de la Maestra del pueblo

Donde había   niños tan solo dos

 años mayores que ella.

Tenia que hacerles  la cama

Poner el desayuno y acompañarles

A la escuela, escuela  que ella

no podía pisar.

 Después de trabajar

en casa de la maestra

Aun tenia que ayudar a su madre

 en las tareas Del campo,

 preparar la comida del padre

 y los hermanos

cuando llegaran a casa.


Hoy, esa niña mujer, sin infancia

Me reta  fijando sus ojos en los mios

 Preguntándome….

que has hecho por mi?

Que lugar me has dado en la vida?

Donde están mis  juegos, la risa, la escuela

 Todo lo  que de niña me pertenecía?

Que mundo  has construido

 Con mi  infancia robada?








Idoia Carramiñana Miranda





Ume duintasuna




Toc toc

Atea jo

eta umetasunaren bestaldean

inor ez dago,

bakarrik esku luzeak

eta bihotz bako hautuak.


Leihoak zabalik

baina laztan erdoilduak

gortinen artetik

sentiarazten dituztenak

kaleko andre

ta gizon ttipi.


Ume izateko asmoa

zartadez jositako

oroitzapen xume,

gorputz ahulen mamian

arima egurtuen

adarrak daude.


Ume izateko eskubidea.

Heldu izateko promesa.

Geroko izaki osoak

egungo neska ta seme salbuak.


Babes dezagun hortaz,

hazienetako altxorra

fruiturik emankorrena:

umeak, ume duintasunari

atxikitzearena.





Dignidad de niñx




Toc toc

Tocas a la puerta

y al otro lado de la infancia

no hay nada más,

solamente manos largas

y decisiones hechas sin corazón.


Las ventanas se disponen abiertas

pero asoman caricias de óxido

de entre las cortinas,

las que deben sentir

las mujeres y hombres pequeños

de las calles.


La intención de ser niñx

se transforma

en un recuerdo humilde

lleno de golpes,

en la esencia de los cuerpos débiles

crecen las ramas

de almas cargadas de leña.


Derecho a ser niñx.

Promesa de llegar a ser adultx.

Seres completos del futuro,

chicas e hijos salvos del hoy.


Protegamos, pues,

el tesoro de entre las semillas,

el fruto más fértil:

que lxs niñxs

conserven

la dignidad de ser niñxs.









Marta de Haro





Ilse: poesía gatuna




Con tu cola empinada

y pupilas afiladas

a la despensa te escapas

para rugirle a una mosca

y mostrar

Tu Poderío Cazador.


Orejitas gachas

mientras una mano

tu cabecita te rasca.

Ojitos cerrados

dibujando una sonrisa

para disfrutar del gustazo

sin ninguna prisa.


Pelirroja desde arriba

blanca desde abajo,

garras afiladas

por si una mano

más allá de tu costado

osara pasearse.


Frotando tu espalda

en piernas ajenas

dejas tu olor para que

alguien lo huela.

Cabecitas que juegan

al escondite:

Tú te escondes  yo te miro,

tú me miras yo me escondo.

Y al final te lanzas al ataque

apurando todo instante

que de felicidad te llene.


Comida húmeda gatuna,

tu más fiel delicia felina,

saboreas con toda adrenalina

hasta dejar el plato vacío.

Y pensar que desde el “plop”

de abrir el tarro tan solo

dos minutos han transcurrido


Lametones a desmano

disfrutando del bien comido,

y limpiando tus hocicos

por si algo se hubiera adherido.


Mordisquitos de amor sincero

sube y baja de patitas peludas

en mi tripa,

maullidos de jugueteo,

quieres que el cascabel con caña

lance al suelo,

para que tú me sigas demostrando

Tu Poderío Cazador.








Influencias





Greta Frankenfeld




Sonidos.

Aire vibrando en las cañas,

influjos para mi niña.

Sonido de parche.

Para vos, mi vida.

Para vos, cada segundo, lo mejor de mí.

Para vos, el contacto con la realidad,

los sonidos altos y bajos,

este instrumento de tierra y aire.

Para vos, la felicidad,

la paz;

pero también la conciencia.

La certeza de que el mundo es como es.

Me temo, hija, que no puedo dejar de comunicarte

el deber de saber,

lo imposible que resulta volver atrás

cuando sabés.

Para vos, hija mía,

para que descubras el placer único de la acción coherente,

la satisfacción de que duele pero sienta bien, la decisión.

La plenitud de, a veces, no sentirte sola cuando escuchas

de otros labios estas convicciones.









Miriam Cecilia Jaramillo





Volar Sin Alas



Si alguna vez nos cortaran las alas,

para impedirnos volar.

unidas, nos elevaríamos

con nuestros pensamientos

y con nuestra maleta, siempre llena  de sueños,

lucharíamos contra el viento.

Sé que podremos volar sin alas,

agotando nuestros alientos.

Alivianando juntas la carga,

asida a nuestros cuerpos.


Las batallas de la vida

se pelean con destreza.

No rendirnos es prioridad,

aunque fallen nuestras fuerzas.

Aprendamos a dejar el miedo,

la culpa, la resignación,

afirmándonos en cada decisión,

que nos fortalezca y libere.


Nosotras ,las niñas y mujeres del mundo,

donde quiera que naciéremos.

y hacia donde dirijamos nuestros pasos,

merecemos ser tratadas con respeto

pero, sobre todo, con humanidad.

Nos minan la sonrisa,

la ternura, la vitalidad.

Nos invitan al furor del sexo

temprano, pueril, desprovisto de amor.


No queremos, ni debemos ser violentadas.

Defenderemos la alegría de nuestra infancia.

Que nuestros gritos se oigan

reclamando vida digna.

Quisiera decirte niña,

que no calles a los abusos

no es justo acumular dolores.

Si no puedes gritar

con gestos dinos tu malestar

nosotras, las niñas de ayer,

lo sabremos interpretar.


Este grito es por ustedes,

por nosotras, por  las que vendrán.

Porque nuestras voces tienen el suficiente poder

para convertirse en alas.



Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total