Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2017 Merida Yucatan México



Festival Internacional de Poesía y Arte Grito de Mujer
En RadioAmlo en el programa De Poesía morena Y Algo Más… Con Rosario Salazar.
Poemas de las poetas participantes los días 7, 14, 21 y 28 de marzo de 2017



Carmen Hernández Rey
España



Un Grito De Libertad Por Las Niñas Del Mundo


No se les puede llamar maridos cuando son vendidas bajo amenazas o por la simple autoridad de sus progenitores o familias
De los 194 países que existen en la tierra, 158 países han establecido la edad legar para desposarse en 18 años, pero… Las leyes se cumplen rara vez, dado que son tradiciones y normas sociales que mantienen la práctica de desposar a las niñas y los niños.
la Dra. Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. Los matrimonios infantiles se reconocen cada vez más como una violación de los derechos de las niñas por las siguientes razones:
• Pone un fin a su educación,
• Bloquea todas las oportunidades de adquirir educación vocacional y para la vida,
• Las expone a los riesgos de un embarazo, parto y maternidad a edad demasiado temprana, antes de que estén aptas física y psicológicamente,
“Los matrimonios infantiles son un enorme problema en las comunidades pobres”,
“Los matrimonios a edad temprana y los matrimonios infantiles privan del futuro a las niñas, quienes pierden la oportunidad de educarse,
-Pierden la oportunidad de elegir su compañero y deben vivir con ese dolor por el resto de sus vidas.”
“Las niñas son incapaces de rehusarse a las relaciones sexuales y no tienen los recursos o el apoyo jurídico y social que les permitan abandonar una relación violenta.”
Están en bajo la presión de un mayor que a veces le cuadruplica la edad, y el cual llega como resultado de varias relaciones.
Son explotadas sexualmente y bajo el paradigma del sida, prefieren a niñas… lo cual no quiere decir que las niñas no cojan el sida por sus propios explotadores…





Decálogo De Una Mujer


1º Quiero ser el nexo de unión.
-No quiero ser la unión por sumisión-
2ºQuiero que mi corazón escuche un tic-tac
-No quiero miedo sexista-
3º Quiero desarrollarme en un útero de mujer
-No quiero el útero de una niña-
3º Quiero crecer en un vientre con amor.
-No quiero sentir… el miedo de saber que soy niña-
4º Quiero ser parida en un mundo con legitimidad.
-No quiero nacer para ser mercancía-
5º Quiero ser alimentada por pechos.
-No quiero leche, de carne vendida-
6º Quiero una mesa, un plato de comida, un libro, una escuela.
-No quiero ser la última de la fila-
7º Quiero que me digan el norte y el sur, los planetas y las estrellas.
-No quiero dedos que me apunten, sino es para decir tú eres una-
8º Quiero caminar libre sin ser un estigma.
-No quiero leyes, religión, velo, sujetador o ropa que me codifique.
9º Quiero ser la dueña de mi vida.
-No quiero dios, padre, hermano, patrón o marido que dirija mi vida-
10º Quiero una Tierra donde los derechos de las niñas sean iguales.
-No quiero gobernantes, ni leyes, ni ley…cuestionan y gestionan la vida de las niñas-




Mariam



Recogió leña, hizo fuego,
fue a por agua,
cuidó de sus hermanos y se puso a danzar
descalza en aquella tierra de color albero del Chad.
Mientras Shaira, sin libros deleitaba con su voz
a la danza tribal.
Mariám despertó aquel día con aire festivo,
pasando las horas, vio a Shaira con un vestido diferente
al lado de un vecino mayor,
y cuando la fiesta estaba a punto
de terminar, la vio marchar.
Cada día cuando el sol se oscurecía,
preguntaba por Shaira, sin que nadie dijese
donde podría encontrarla y escucharla cantar
aquellas canciones con nombres tan diferentes.
Nunca obtuvo respuesta, y cuando insistía,
algún que otro manotazo cerraba su boca.
Nadie le pudo decir que pasó con la poeta de la luna,
¡Nadie!
Con el tiempo, Mariam olvido los relatos de su amiga,
mirar a la luna, y extrañar aquellos cantos alrededor
de fuego.
Unos años después, se hizo otra fiesta en su poblado,
ahora era ella, la engalanada,
y, cuando terminaba el día, una mano la arrastró fuera
del poblado y de la luz.
¡Nunca más supieron de ella!


* En Guelendeng, al sur de Chad, se prendió fuego después de que su padre la obligó a permanecer en la habitación con su esposo de 60 años de edad. A pesar de las quemaduras, Mariam pudo sobrevivir y ha estado 14 meses en un hospital. Para ella fue mejor rociar queroseno en sus genitales, antes de obligarla a casarse.




La Pizarra


Tenía un sinfín de historias escritas.
Cada niño que la cogía escribía números,
ríos,
montañas,
países
nombres de estrellas y hasta continentes.
Luego, venía alguien y borraba todos sus datos,
para volver a empezar otra vez.
Aquel día Sara escribió un poema
de amor de una gran poeta sufí.
"Permanece en la puerta si anhelas la Belleza,
Abandona el sueño si quieres entrar "
" Te amo con dos amores,
un amor hecho de deseo
y el otro, el digno de ti.
El amor hecho de deseo me hace recordarte a cada instante,
despojándome de todo lo que no eres Tú.
El amor digno de Ti
aparta de mis ojos los velos para verte"
Rabi`a Al `Adawiyya.
Todos vieron las letras se borraban solas,
y Sara tenía que volver a escribirlas,
una y diez veces, treinta y cien…
Al final toda la clase recitaba a coro
el canto de amor de la poeta sufí…
Y, la pizarra dejó por fin que aquellas
letras permaneciesen como himno de libertad
hacía la poeta vendidas y liberta por sus poemas
y luz.



*Rabi'a al-'Adawiyya, -mística sufí- también conocida como Rabi'a al-Qaysiyya o Rabi'a al-Basriyya, nació en Basora el año 95/714 o 99/717-718. Fue vendida como esclava y, siempre según la tradición, su amo la puso en libertad cuando una noche la descubrió en oración y rodeada de luz.



Grita Poeta, Grita Por Ellas.


¡Alza tu voz!
Dile al viento por donde se van tus letras,
qué abecedario nos suprime
que nombre te excluyen de sus letras,
cuales difaman a tu cabeza,
que animal te nombra para hacerte
una vil presa.
Grita poeta
Que nadie calle tu voz,
que nadie ose mentir sobre tu cabeza
que nadie tiene más gloría que aquella
que tú pesas.
Grita poeta, por ti, por mí, por ellas
por la pacha-mama, por todas las estrellas,
por el universo que nos caduca cuando vencidas
doblamos la cerviz y caemos con las rodillas
a tierra.
Grita poeta… nunca pongas tus manos
en los oídos,
dejes que tapen tu boca,
estrujen tu corazón
te caven en sepultura ajena
cuando tu hora no fue la cierta.
Grita poeta, gritemos poeta…
por cada una de las niñas que nos nacieron,
no nacen y nacerán en esta bendita Tierra.




Olga Vargas Olymar
Argentina


Soñar


Soñar, soñar que existe algo mejor,
que todo es una pesadilla;
que despertaré,
que abandonaré la carroza del miedo,
la escarcha perenne
que envuelve mi alma
de niña ultrajada.
Debo recuperar lo que antes fui…,
antes de ser vejada,
maltratada, arrastrada al mismo infierno.
El sol se opacó,
ya no veo su fulgor
y mis alas se volvieron quietud,
huelen a tormentas…
Quebrados de espantos los elfos
abandonaron lo que otrora fuera mi jardín.
La rosa se deshojó,
perdió su aroma,
su tersura…, ya no llegan las libélulas
ni las abejas a libar su ternura.
Mis ojos son dos pozos ciegos,
el abismo habita en ellos
Y caigo, caigo y caigo;
caigo en el muro del miedo,
caigo y el terror me persigue
con manos de fuego.
Amordazada mi alma clama,
exige por un mañana;
 un mañana de luz y alborada,
 un mañana de mujer amada
y termine esta vida
en muerte transformada.
Quiero colores, brillos, fulgores;
Quiero la vida y sus faroles.
Quiero que deje de rondarme el miedo
y lejos, muy lejos se lo lleve el viento
y en alas de mariposas transiten
en viajes por la distancia y el tiempo. - 




Caigo


Caigo, como los pensamientos
que a mi vida llegan,
caigo desde mis sueños
que en marejada y en oleadas
hasta la blanca arena
dibujadas quedan...
Cae mi mirada como si la brisa
fresca la empujara...,
cae a tu boca
que en tempestades
serpenteando busco
enloquecida y no encuentro.
Cae mi sentir como las
cenizas de un amor
que ardió y se apagó...
Quedo en trance,
en el aire volátil espero,
fugaz la huella, casi imperceptible
tus pasos espero...
Tantas palabras y el silencio
inundó mi alma,
tanto amor y solo el vacío
bajo mis pies me llama,
me jala, me arrastra
como la flama a la luciérnaga,
como al cántaro al agua.
Caigo...,
como si un dulce veneno
hubiese mordido mi alma,
como cae la nieve
mojando la cañada.
caigo y ya no importa nada...





Martha Lombana
Medellin, Colombia


¡Catarsis!


Vuelven otra vez las sombras
¿Que buscan en mi insomnio?
Me acechan en mi cuarto oscuro,
las veo burlándose de mí y susurrarse,
ellas guardan un secreto.
Han de asombrarse ahora; ya no les temo,
me espantaron tantas veces cuando no
comprendía su juego, me apresaban
con sus manos flacas y su nauseabundo
olor a muerto.
Ahogando mis temores
bajo la mantita rota las veía ir y venir.
Decían de mí: ¡Culpable es!
lloré, sin poder sacar el dolor.
Impusieron una carga a mi mente,
una mancha que no podía arrancar
de mi cuerpo…, Quise esconderlas,
las sepulté en el olvido; pero volvían
siempre para recordarme que yo estaba
marcada, que les pertenecía.
¡Oh sombras danzarinas, mortecinas!
¿A que vienen de nuevo?
¿No entienden? La vida me hizo fuerte.
Ya no soy la niña temerosa sollozando
en un rincón. Aprendí a luchar contra
los fantasmas del pasado.
Mi alma inocente las percibía burlonas
con sus desdentadas risas buscando
enloquecerme…, y una súplica…:
¡Mamá; están aquí!
Pero me respondía
el silencio… ¡Está loca! - Era el decir
en el pueblo ¡Yo en mi inocencia creía
que recibía ¡Señales del cielo ¡
Que tenía visiones …, no: ¡Tenía miedo…!
Hoy sé que esas son mis sombras…, No son
más esos personajes que unidos me
hicieron daño y no permiten ser olvidados.
Y ahora: -A qué han vuelto?
Ya sé quiénes son, ya no les temo.
Ya puedo hablar y señalarlos con el dedo
¡Fuiste tú quien tomó posesión de mi inocencia!
Sometiendo a una nena que aún.
¡No tenía conciencia ¡Y Tú... madre quien
me dejó a su merced y tú, abuela, que no
me defendiste, y tú; pueblo… por guardar
en tu cultura que a las niñas no se protegen!
¡Ah!, Y tú; religión que ocultaste tales
faltas de tu pueblo, y tú… Tú, padre,
padrastro, hermano, tío, amigo, vecino
¡Que acechas a las niñas haciéndolas
victimas de tu maldad! - y tú; Justicia que
callas de otros sus delitos por ser débil
Y tú…, sociedad que señalas a la víctima
pones un rótulo en su frente señalándola
de pecadora, culpable..., Ahora los señalo
a ustedes que danzaron en mi mente, los
acuso de mi llanto en el rincón.
Hoy…, me libero totalmente de su mal
recuerdo.
En adelante pensaré en esos seres humanos
que: ¡Mereciendo perdón o no!
¡LOS PERDONO, ME LIBERO ¡
¡El resto…Lo haga Dios¡¡

Sombras, vuelvan a su mundo de nuevo,
conmigo yo no las quiero.





¡La Voz De Yuliana… Un Grito Universal!


Por la violencia de género
Domingo en la mañana la inocencia abrió
los ojos y los juegos llenaron las calles ,
la inocencia volaba con ojos brillantes
quizás tenían el color de las montañas
de su amado Cauca…, Y jugueteaba Yuliana
sin saber que a maldad acechaba la
blancura de su inocencia y su almita cálida.
.
La voz de Yuliana se quebró como cristal
Fino ante la ignominia del que asesinó
Sus sueños, mancilló su cuerpo, sus
Asquerosas manos robaron la inocencia
de quien era hija del pueblo, la voz de la
niña se fue extinguiendo, ante la macabra
risa de quien sin corazón y como bestia
bebió de la niña su inocencia en vuelo.
.
¿Se olvidará el dolor de la niña?
¿Se olvidará su llanto ahogado?
Pudo ser la princesa de un cuento,
Una reina de un mundo falto de
derechos; donde el dolor de los
niños a nadie le ha importado.
.
¿Por qué limitaste el vuelo de la
Paloma que partió temprano?
vil cazador heriste su cuerpecito
frágil impidiéndole alcanzar sus
sueños, Yuliana hoy eres ¡Una más¡¡
A la que cortan el vuelo Pero también
¡Una menos¡¡ en esta maldita sociedad
donde el dolor de ser mujer es…,
¡¡ Un castigo que nos pesa¡¡
.
Quien como Yuliana para convertirse
la voz del grito de mujeres que unidas
¡Protestamos por la violencia de
género¡ ‘’Eres Yuliana la voz de las
niñas” a quien han robado la inocencia
Y sus voces silenciadas, por tantos
Canallas si alma, que ultrajan y matan
Y causan tano dolor a una inocente
Y que hace que sean inocencias perdidas.
.
Yuliana Andrea Samboní
¡¡Tu almita reclama que se escuche
Tu voz, voz ¡¡…, ¡¡voz de la niñez Colombiana¡¡
Voz inocente que fue silencia
¡¡ Voz de la niñez Suramericana¡¡
¡¡Voz de la inocencia en vuelo¡¡
¡¡Pidamos justicia¡¡ Por tu voz silenciada
Y por todas las niñas que como tú
Han sido mancilladas y sus vidas
¡¡¡…, Acortadas¡¡¡
¡¡LO EXIGIMOS POR TI…, Y POR LA NIÑEZ OLVIDADA¡¡




¡Se Termino El Camino!

.
Se me terminó el camino
buscando las preguntas
que me ayuden a resolver
como hacer un grito profundo
por la libertad de la mujer.
Busco en la sociedad
la familia y la religión
a alguien que quiera gritar
por ellas a viva voz.
.
Quiero con mis versos hacer
comprender que no hay cosa más
bella que saber que ¡Soy mujer¡
.
Ser mujer, es ser una copia
de la sonrisa de Dios, por eso
representa de la creación la
perfección, es ser ángel en la
tierra que enseña sobre el
amor.
.
Es un altar levantado dentro
del corazón, almas sublimes
almas, bellas en un mundo que
olvidó como se da y se recibe
amor, se me perdió el camino
buscando a quien defienda los
derechos de la mujer.
.
Es la fragilidad en la carne
dulzura en el corazón, es saber
que en una mirada un cielo
escondido hay ,una sonrisa un
oasis bajo los soles inclementes.
Una brisa que da aliento y confort
.
Pero hay hombres que no entienden
luchas de la mujer; quieren doblegar
su voluntad, las dominan con golpes
las maltratan, y acaban con su dignidad
.
No respetan esa fuente sagrada que Dios
les supo ofrecer, que está brotando
de continuo para curar las heridas
del alma y del cuerpo también;
que ha que fortalece al vencido
con amor sana el corazón del abatido.
.
Se me terminó el camino buscando
quien se una con amor, para encontrar
las respuestas que rescaten a la mujer
del machismo, de los golpes , de la cruel
humillación, de la trata de blancas
y de la explotación, de los trabajos
forzados y de la manipulación.
.
Ser mujer es lo más dulce que el Señor
ha concebido: porque la ultrajas entonces
negándole protección y cariño
ser mujer tener una cuna en los brazos
y en el alma un corazón infinito de
cariño, es el pilar de la humanidad
para que siga su rumbo.
.
Se me terminó el camino sin lograr
hacer comprender que la mujer
Es la imagen de Dios en este
mundo por el dolor perdido en la
desigualdad y el desamor.




Maternidad Adolescente

.
Aun niña, ella ve crecer su vientre frágil
Sin saber de teteros ni de pañales.
Su inocencia aun intacta quien ha
dicho que se pierda por ser madre?
.
Allí esta con su cabellera al viento
mirando el valle, quien fue el osado
que rompió las fuentes virginales?
.
Siendo aún niña ya tiene ojos
maternales, la sonrisa aun florece
en sus inocentes labios y sus ojos
cristalinos aún aguardaban ver
aparecer por el camino a quien
sembró en su vientre esa sensación
de sentirse madre.
.
Atrás quedaron las muñecas sus
cuadernos y sus lápices, con los que
dibujaba nubes, flores príncipes y aves.
con los que pintó su mundo mágico
que guardó en su corazón frágil.
.
Ya no corre a los brazos de papá
ni busca el regazo de la madre.
Ya no sueña con ser grande.
Cierra sus ojos y abraza su vientre
Hay algo en ella que cambio su
mundo infante.
.
Ahora mira al cielo y lo ve diferente
porque comprende que alguien
le arrebato sus juegos de niña
se adueñó de su inocente vientre
y la ha convertido en madre adolescente
robándole su mundo de hadas y de duendes.
.
Maldito quien profana el vientre de
una niña ,maldito porque cambias su
mundo de juguetes, porque mancillas
el campo que Dios hizo para que fuese
puro e inocente.
.
Maldito por dar una semilla
en un terreno que apenas a empezaba
a preparase para ser tierra sagrada.
y un día fuera fértil, te maldigo por dañar
los sueños de la infante por dañar la vida
a una inocente.
.
Escrito especial para
El evento La maternidad
Dedicado a todas esas niñas que cambian
sus muñecas y a edad temprana se convierten
en madres.






Graciela Marcos
Argentina



Niña


Ya me ha contado tu ángel
que te han robado los años.
Tu niñez ha quebrantado.
¡Y cuánto te han engañado!
Tu porcelana se ha roto,
te contornearon los ojos.
En tu boca, que han usado
brillan carmines de espanto.
Con título casquivano
te pasan de mano en mano.
En tus muñecas ataron
cordeles de marioneta.
Sin importarles tu llanto,
manosearon tu calzeta
En las rosas de tu cuerpo
No hay perfume de inocencia.
oscuras sombras de invierno
se congelan en tu seno.
Más que vergüenza, una pena,
dolor del alma que aterra;
rumbo de manivelas
te traspasa y te degüella.
Niña que ruedas ...Rueda,
Por tan solo una moneda.
¡Violadores! ¡Qué patraña!
¡Corrompieron tus entrañas!
Angustia en tu pecho; sostenes
no llegan a adolescentes.
Nieve en olas de tu mar doliente;
trueque entre tus juguetes.
El reloj se ha detenido,
En tu niñez olvidada,
ha quedado encadenada
en avatares destinos.
Tu candor queda en un grito
que se estampa en la esperanza,
que quita tus tacos altos
y te quiere ver descalza.,
Mírate en el espejo,
muñequita de ojos "susto",
en tu mirada perdida
quedó olvidada "tu" niña





Marcela Barrientos
Argentina



Herida Íntima


Nací mujer en una cultura patriarcal y machista,
en nombre de una religión nos mutilan íntimamente.
Nací mujer y esa es la única razón vil y simplista
que les da derechos a ser manipulada físicamente.

¿Es acaso mi condición sexual motivo de inquina?
Millones de niñas tienen aún un destino esclavista
y son sometidas a este maltrato que nos subordina
a ser maltratadas, heridas, atacadas en forma intimista.

Nuestro dolor es despreciado por esta cruel costumbre,
y nuestro grito acallado con una silenciosa complicidad
que nos deja siempre en el horizonte de la penumbra,
donde perdemos nuestra única y verdadera identidad.

Nací mujer en un lugar en el mundo que me prohíben ser,
donde mi esencia es violada y somos víctimas inocentes.
Nací mujer dentro de una sociedad que llega hasta aborrecer
nuestra dignidad ante muchas miradas condescendientes.



Infancia Robada



Niños abusados, trata de blancas en las niñas.
Niños obligados a trabajar desde muy pequeños.
¿A quién culpar de tanta infancia vilmente robada?
¿Acaso esa gente no fueron niños alguna vez?
¿Acaso esa gente no tiene hijos que ven crecer? -
¿De qué les sirve robarles la infancia impunemente?
Niños con dolor en el rostro bajo el yugo del abandono.
Niños abandonados a su suerte por falta de justicia.
Gente sin conciencia con odio y rencor hacia un menor.
Un mundo que no defiende sus derechos únicos e inalienables.
Tiempo que jamás recuperarán cuando pasen los años.
Niños esclavizados por adultos inescrupulosos y crueles.
Digamos basta a este flagelo, gritemos unidos por justicia,
¡Qué el hambre de los niños no lo paguen con su inocencia!
Permitámosle vivir una infancia defendiendo sus derechos.,
pues cada infancia robada es mañana un adulto perdido.




Digamos Basta

¿Por qué secuestran nuestros niños?
¿No hay ningún poder contra ellos?
¿Quién tiene un corazón tan dañino,
como para robarnos de la vida lo más bello?

Si es para esclavizarlos sexualmente,
¿cómo pueden existir seres tan indecentes?
Si es para quitar sus órganos cruelmente,
¿están dando vida matando inocentes?

Es hora de terminar con esta esclavitud
juntémonos contra esta red de tratas
¿o acaso el hombre perdió toda su virtud
para convertirse en personas frías e ingratas?

Como madre mi corazón no entiende realmente
que hayas seres capaces de prostituir menores
o asesinar jóvenes para vender sus órganos libremente.
¡Ya basta, seamos conscientes de estos pormenores!

¿Qué hay oculto tras todo esto?
¿No se puede encontrar a los culpables?
Por el bien de nuestros hijos: ¿hay alguien honesto?
Alguien capaz de descubrir a los responsables.

No debemos resignarnos, al contrario,
no todo está perdido si estamos unidos
para desenmascarar al adversario
usemos la red para fines menos torcidos.

Si hay una red para la maldad...
hagamos una red para la bondad.
Difundamos los valores con lealtad
para encontrar un día la verdad.





Inocencia Robada


No sé quién es el verdadero culpable.
Unos dicen la familia, otros la sociedad.
Pero no cabe duda, ya no es aceptable,
tantas jóvenes mártires, sin piedad.

Jóvenes inocentes, que tendrían la vida por delante
si inescrupulosos no se las arrebataran cruelmente.
Es doloroso, hablando como madre, en este instante,
siquiera imaginarme tanta maldad en mi mente.

Lo peor es que se repite casi a diario,
ver en las noticias estos horrores desjuiciados
que terminan siendo del día comentario
para luego pasar a "casos" en un tribunal olvidado.

¿Por qué?, es lo que me cuestiono
con mucha angustia y hasta pánico
Tantos casos en mi memoria colecciono.
Tantas niñas con este fin fatídico.

¿Quién nos devuelve todas estas vidas?
¿Quién se hace cargo de este pesar?
¿Por qué no hallaron una salida?
¿Cuántos "casos" más vamos a rezar?




Denigrante Esclavitud


Me siento disminuida en mi género,
sabiendo que, en este nuevo milenio,
sigue existiendo este mal tan antiguo
como la misma humanidad, tal vez.

Me siento desvalorizada en mi género,
sabiendo que hay mujeres abusadas,
violando lo que le es propio: su dignidad,
esclavizando sus vidas, explotándolas.

Me siento vulnerable en mi género,
sabiendo que aún con tanta tecnología,
nada ha cambiado en el corazón humano,
¿acaso no es cruel lucrar con las víctimas?

Lo peor es que la ley de la oferta y la demanda
no acabará con este flagelo si siguen pagando,
por esta vil y denigrante esclavitud organizada
de las que son prisioneras y sometidas con violencia.

Intereses creados en contra de los Derechos Humanos,
Protocolos firmados que logran ser dudosamente burlados.
Mujeres y niños indefensos reducidos al comercio de su vida
como la peor muestra de lo miserable que hay en el hombre.





María Del Mir Romero
España



No Me Vale


Porque lo digo yo,
no me vale,
no me vale ser niña etiquetada,
ser vendida ni que den dotes por mi persona,
no me vale una infancia cruel,
no me valen las palizas,
 y tampoco que me ponga la mano encima un adulto.

No llores, es fragilidad,
no me valen creencias limitantes en mi infancia,
soy una niña de igual valor que un niño,
esta sociedad me cataloga,
el mundo está bocabajo,
tengo derecho a jugar con balones,
coches, tractores, parkings,
tengo derecho a divertirme,
hacer todos los deportes que me gusten,
no tengo porque vestir de rosa.          

No me toques la boca,
ni tan siquiera un dedo toque mi piel,
te doy una patada donde más duele,
araño, muerdo, grito,
¡Te quieres enterar, soy una niña! ¡Suéltame!





Diana Jiménez
México



Boton De Rosa


 Eres niña hermosa
como un botón de rosa
frágil y delicado
a punto de florecer.
No pidas que corra el tiempo
para ver tus pétalos caer
disfruta este momento
porque ya jamás puedes volver.
Tú aroma dulce y virginal
todos quieren poseer
y después guardarte en un viejo libro
como uno más de los trofeos del ayer.
No permitas que el mal jardinero
manche tus lindos pétalos
y destruya tu frágil vida
con mentiras de amor.
Las rosas frescas como tú
son muy deseadas
y fácil de engañar
con palabras de ilusión.
Eres visible a los ojos del mundo
y tu gran belleza causa esplendor
por tu ternura y tu inocencia
eres presa fácil para el falso amor.
Se altiva y orgullosa
como la rosa que a tu lado esta
ella es tu ejemplo, sigue sus pasos
que solo quiere para ti lo mejor.
Botón de rosa niña hermosa
aun no es tiempo de saber de amor
en tu tallo nacerán espinas
que causan mucho dolor.
Pero aun no es tiempo no desesperes
no te adelantes, vive, disfruta ser botón
llegará el momento que seas la más bella flor
y tu jardín florecerá lleno de amor.
No presiones al tiempo
deseando vivir lo que no te toca hoy
manchando tu vida con decisiones fallidas
que marcaran tu vida de dolor.
El jardín de la vida tiene sus tiempos
no se equivoca, buscara para ti lo mejor
cuando llegue tu momento
tus pétalos abrirán en todo su esplendor.






Maria Ernestina Sánchez
México


Por Nuestras Niñas


Como mujer y como ser humano,
hoy lanzo mi grito de PROTESTA,
contra un monstruo. ¡Cruel y tirano!
que a nuestras niñas afecta.
Repudio, cualquier tipo de violencia,
pero el abuso a la inocencia,
el romper las ilusiones a tierna edad,
¡Es de seres sin conciencia!
Debería haber una ley,
que castigue con dureza,
al infame que con niñas,
lleve a cabo tal vileza.
Cuidemos a nuestros angelitos,
nos los ha prestado Dios,
¡ Poetas, alcen la voz !
¡QUE SE ESCUCHE NUESTRO GRITO !





Carmen Benitez Raygoza
México


Dime Niña

Dime niña ¿cuántas lágrimas derramas?
cuando al insomnio tu sueño invade
al recordar el cuerpo mancillado
lo percibes ajeno, distante y pretendes no tenerlo
si tus pétalos extirparon
presa cautiva del deshonor, sicalíptico deseo.
Dime niña ¿cuántos gritos has callado?
por temor a ser desacreditada
ante la inconciencia, ignominia y apatía,
lamentando hasta el desaliento la adversidad
implorando tan sólo, una palabra de aliento, una caricia,
un abrazo, aunque sea en apariencia y desamor.
Dime niña,
cuando sientes que tu mundo
se derrumba hasta el subsuelo,
por los sueños que han robado
y la esperanza vestida de puñalada
penetra el corazón
destrozándote el futuro
anhelando cerrar los ojos
en el obscuro túnel sin regreso.





¡Grita Niña!


hasta enmudecer por tu desgracia
no permitas que los pies cansados
te arrastren por desdicha y desconsuelo
¡despierta en ti la confianza,
enciende una luz en la esperanza,
en el amor y esparcimiento!
sanas heridas y encontrarás en tu interior
la fortaleza que te impulsará a conquistar tus ilusiones.
¡Grita niña!
Que tus gritos se escuchen hasta el cielo
sólo entonces,
muchas voces se unirán a la indignación
por tu rabia y aflicción ante los hechos
y sabrás que somos muchas
las que te abrazamos de cerca y desde lejos
exigiendo justicia ante el dolor del cuerpo,
del alma y demandamos
¡no asesinen nuestros sueños!
¡Grita niña!
tu grito es nuestra voz…
la vida nos va en ello.




Los Derechos No Se Negocian… ¡Se Exigen!


Por la digna rabia de manifestar lo que sentimos
lo que subleva e indigna hasta ahogarnos de dolor.
Por sentirnos fuertes, tomadas en cuenta, escuchadas
e identificadas, mujeres combativas ante la opresión.
Por defender lo que muchos temen o no conmueve al corazón.
Por preservar nuestros derechos universales, motivo de tanto dolor.
Nuestro derecho a ser libres, a ser respetadas, valoradas y escuchadas.
Derecho a expresarnos, a manifestarnos, a decidir y sentir compasión.
Derecho a expresar amor, rabia, impotencia e indignación.
Derecho a la vida, al agua, al estudio y salud.
Derecho a tener una vida digna, a defender nuestra agua, nuestra tierra
y nuestra nación.
Derecho a revelarnos ante la violencia, ignominia y vejación
a defender a nuestra gente con determinación, arrojo y valor.
Esta lucha es de todos los días, es a toda hora y en todo momento,
se siente, se palpa, se respira; motiva a seguir adelante sin dar ni un
paso atrás, con la firme convicción de que no hay mejor lucha que
la de unirnos todas con la esperanza de un despertar promisorio, de un
país con justicia social, con respeto por los derechos humanos y el
bien común.
Por un mundo donde todas gocemos de ser libres, escuchadas,
respetadas, amadas y valoradas.
Por ti, por mí, por todas…magníficas mujeres combativas.




Federico Martin Camarillo
México



Adversidad


La adversidad recorre el mundo,
humanos contra humanos,
humanidad que va sin rumbo,
destruyendo lo que tocan sus manos.

¿Has visto caer las hojas en otoño?
se tardan más en caer, que lo que tarda el hombre en hacer daño.
nada ha escapado a su paso
todo lo hace pedazos...

Triste realidad que se empaña aún más,
cuando en el mundo de los humanos
las pequeñas niñas se ven lastimadas
por quienes las tienen en sus manos.

Padres, sacerdotes, parientes cercanos,
extraños; con nadie están seguras... ¡con nadie!,
en todo lugar hay malvados corazones,
donde quiera hay personas infames.




Pregunta


¿Es natural que ignoremos las pequeñas voces?
esas dulces voces que avisar pretenden de crueles peligros.
de dolorosas realidades que a diario nublan el dulce cielo infantil,
que, de la tierna infancia, infernales desiertos de sufrimiento provocan...
Niñas amadas,
queridas,
modelos de futuro,
música del presente,
corazones palpitantes...

¡Verlas provoca alegría!,
se escucha música en sus risas,
se sienten en el corazón caricias,
aromas de flores y dulces sabores.

¡Hay muchas razones para protegerlas!
de falsas promesas, de crueles caricias,
de inmundas personas de hipócrita sonrisa.
que aprovechan lazos y almas rompen a pedazos.

Enseñarlas debemos a observar,
a contra esas gentes, valientes luchar,
cuando sea necesario; levantar su voz,
sólo ellas deciden decir sí o ¡no!

Nunca debemos como adultos pensar
que son pequeñas para entender,
en sus pequeñas cabezas se encuentra
un enorme mundo ¡lleno de sorpresas!...





Divorcio


Hoy conocí a una nueva amiga,
platicamos, me escucho, pude hablarle de mis papis,
la tristeza que he sentido, porque en casa papá ya no está.
y mi mami llora sin quererlo demostrar.

Y aunque mi nueva amiga
es muy grande ya de edad,
me hizo sentir más tranquila,
pude con ella jugar.

¿Porque papito se ha ido?
¿porque mamá llora siempre?
¿porque nadie me explica?
¿esto será por mi culpa?

Antes que papá se fuera;
le platiqué a mi amiga,
cada momento peleaban
y conmigo reñían.

Papá le gritaba a mi mami,
mamá gritaba también...
ninguno notaba mi llanto
ni el miedo que yo sentí.

Amiga platícame,
amiga no sé qué hacer,
no quiero que haya peleas,
¡amiga ayúdame!...






Niña Mía…


Ver el rostro sudoroso, cansado, pero feliz de tu madre,
¡provocó un vuelco de felicidad en mi corazón!,
tu primer llanto sonó en mi alma tan hermoso,
como el trinar del cenzontle, pájaro de las cuatrocientas voces...

Niña de mis ojos, luz de mis días, espejo de mi amor,
las garras de la más vil injusticia te han alejado de mí,
de nosotros, de los corazones que, conectados entre sí,
anhelamos solo amor para ti...

Sordos al amor, al dolor, al sufrimiento,
¡han logrado hasta hoy, mantenerte en las tinieblas!,
esas oscuras fuerzas del mayor de los oprobios
que te alejan y asesinan nuestras almas.

Luz de nuestros días, dulce melodía que alegraste nuestras vidas,
removemos cielo, mar y tierra; noches, días que no alcanzan,
pero que ni almas ni cuerpos se cansan.

El corazón solo persigue que estos brazos logren envolverte
contra mi pecho, no busco ni pretendo castigo alguno,
ni razón ni explicación pretendo, sólo tenerte a mi lado demando.

Amada pequeña, tu sola sonrisa me alienta,
fuente de inagotable ternura, tus manitas aún siento en mi rostro,
quiera el cielo tu presencia, sea nuevamente de nuestro corazón el sustento.

¡Ruego, clamo, exijo!,
que el corazón que no dudó en alejarte de nuestro lado,
retome la senda y generoso, devuelva la vida a quienes nos la ha arrebatado...




La Mentira


Quiero ver los ojos de mi padre,
escuchar de su ronca voz las palabras que aliviar puedan
el dolor profundo que causaron sus caricias,
¿cuán pequeña fue la herida? si aún huele a sangre...

La veía mi padre y ella temblaba;
al llamarla, un hilo de tibia y olorosa orina
escapaba de entre sus ropas
y el piso de tierra sediento la bebía...

Tiernas miradas se escaparon de sus ojos
al mirarme en su andar, lágrimas silenciosas
mojaron su rostro gritando en silencio
rumbo al sitio en que esperaba papá...

A la edad de nueve años
se detuvo la marcha del tiempo,
de su tierno tiempo que parece aún repetir
sus dulces risas y su llanto.

Las alteradas personas que a casa acudieron
aún parecen desplegarse en mis recuerdos,
el desgarrador llanto de mi amada madre
se repite en mis sueños como insistente eco.

Hermana mía,
extraño mucho tu presencia...
Las caricias que te dio papá ¿te alejaron de la vida?
Los juegos que aprendí de ti, aún son mi guía.




Por Nuestras Niñas



Por nuestras niñas,
nacidas del amor, fuentes de vida,
alegría, ¡bulliciosas tardes de juegos y fantasías!,
inspiración de Dios, sonrisas floridas...

Por ellas, que la luz sea parte de nuestras vidas,
que ilumine calles adormecidas,
rincones ocultos, ventanas abiertas,
puertas atrancadas, entornos y estancias.

Por las pequeñas gigantes,
¡seremos escudos, leones rampantes!,
de sus almas y sus vidas somos garantes,
que nada ni nadie se acerque amenazante.

¿Cuántas niñas que hoy son mujeres
vivieron infiernos inimaginables?,
¿cuantos gritos ahogados aún son desconocidos?
niñas en su tiempo, hoy quisieran no haber vivido...

Por nuestras niñas, que ni el maltrato,
ni la violencia existan en sus vidas,
que los monstruos sean tan solo
personajes malos de cuento.

Abuelas, madres, tías, hermanas,
mujeres ellas un día, persiguieron en fantasía
como pequeñas niñas,
sus muñecas proteger con alegría.





Un Enorme Grito Por Nuestras Niñas


Mi voz vehemente clama por ustedes,
pequeñas nuestras, por ustedes que son vida,
y que de vida están hechas,
clamor de justicia brota de ésta garganta
en franca lucha en contra de la injusticia que las ronda,
amadas pequeñas que alegran con sus risas,
el alma de quienes las escuchamos,
que son promesa viva de amor y vida,
por ustedes brotan, por doquier los reclamos,
la ansiosa búsqueda de seguridad permanente,
en torno de ustedes que han sido víctimas inocentes,
¡que incluso ahora mismo están padeciendo alguna injusticia!,
pedimos que su vida este rodeada de justicia.
Como quisiera que nunca más hubiese el llanto lastimero,
provocado por infamia de inhumana hechura,
¿cómo lograr despertar la dormida
atención de quien protegerlas debiera?
¡Si esta sociedad en verdad protege del oprobio
a quienes son fuente de amor y de alegría!
que se unan entonces todas las gargantas
y en franca lucha se levante con la fuerza de mil volcanes activos,
el amor y la razón en un enorme grito por nuestras niñas.






Marina Collado Prieto
España


El Llanto De Todas Las Niñas



Niña que sin compasión te roban y rompen tu infancia,
crueles manos se apoderan de tu niñez y destruyen tu vida.
Niña que al nacer mujer tu género condiciona tu destino.
Llegan a mí todos tus llantos, llantos de todas las niñas,
lágrimas amargas de dolor, de soledad y silencio.
Ensordecidos lamentos que se funden en el viento
y se hacen eco en el Universo.
Gritos de incomprensión que mi alma hielan
y como afiladas dagas se clavan en mi pecho.
Heridas sangrantes llevo en mi cuerpo
al pensar en ti, en el horror al que te someten.
Tus tiernos labios sin sonrisa se quedan,
la tristeza inunda tu mirada.
Tus días se visten de agonía
y de luto amanecen tus mañanas.
Sin juegos infantiles te dejan,
la mayoría de veces no conoces una escuela.
Te explotan y te hacen vivir en la calle
expuesta a ser presa de las hienas.
Fieras salvajes dispuestas a lanzarse sobre ti
violando tu bendita inocencia.
Marcan tu vida a golpes
y mancillan sin escrúpulos tu pequeño cuerpo.
Niña de todos los pueblos, niña de todas las religiones,
niña del mundo que no te respetan.
Niña sin edad que mutilan tus genitales
privándote de gozar del sexo en su momento.
Aniquilación de futuras mujeres a temprana edad,
en la edad de la inocencia.
Manos impías que vulneran tu infancia,
que te niegan el derecho a ser respetada,
el derecho a ser protegida, el derecho a ser mujer un día,
el derecho a ser persona, el derecho que siempre tienes a ser niña ahora.






Mibel García
México


Infanticidio Cerebral


Una niñez cortada de tajos,
Una inocencia maltratada por los que se dicen amarme,
Sufro un sobresalto tan grande y tumultuoso en mi espíritu,
Que me doblega hasta yacer en la tierra.
Infinidad de mutilaciones a mi ser,
A mi vida,
A mi amor,
A las cosas que deberían hacerme feliz.
Intoxicada con gritos que agreden mi mente,
Matando de golpe cualquier alegría que tenía.
La idiotez forjada con acero en mi cerebro,
Que me impide pensar a obtener algo más allá.
Sin esperanzas de un mundo mejor,
De un futuro de libertad y de sosiego,
La vida me a marcado por ser mujer,
Por una mentalidad de una sociedad machista.
Hoy imploro piedad de la vida,
De mis padres que han seguido con los ideales de un costumbrismo,
Que marca mi vida,
Y no me deja respirar…
En este silencio que mi alma implora la quietud y
Paz que llaman a mi puerta,
Decido seguirla sin oponerme.
El abatimiento que me recorre es más grande
Que la totalidad de las ganas por seguir adelante.
Tomo la decisión de descansar por completo,
De lo que las personas que me rodean habían decidido para mí,
Es ahora cuando encuentro la paz que mi alma buscaba…





María


Mi nombre es María,
Si María,
Como muchas que a lo mejor has escuchado,
Soy la más grande de 10 hijos que tuvo mi madre,
La primogénita.
He ayudado a mi madre a parir a mis hermanos,
Quienes me ven como si fuera su madre.
Limpio, cocino, lavo, acarreo leña,
Hago todos los deberes respectivos de una mujer normal,
Aun a pesar de tener 14 años son tantas las responsabilidades que tengo,
Que no puedo ir a la escuela,
Tengo obligaciones que cumplir.
Tampoco puedo pensar en casarme,
Mi deber es cuidar de mis padres hasta que mueran.
Mi tía quien cuida de mis abuelos dice que eso es lo correcto,
Pero…
No puedo mentirles,
Hay días que divago,
Pensando si existe otra cosa en este mundo,
Y me pierdo imaginándome otra vida.
La nostalgia me invade buscando miles de soluciones,
Y encontrar como liberar de esta cadena de eslabones,
Que familias han conservado por siglos.
Conocí a Francisca quien vive en otro rancho,
Y quien también cuida de sus hermanos y de sus padres,
Y aunque ella dice que no hay nada que hacer,
Que tengo que aceptar lo que siempre ah sido,
No puedo decir que sí.
Sé que soy solo una arenilla en un rio salvaje que recorre el mundo,
Una arenilla que está dispuesta a convertirse en piedra,
Para sostener una catarata de abusos a mi ser y de ellas,
Y ahí,
En mi soledad,
En esta montaña que me abriga,
Grito un ya no puedo más,
Y un ya basta me da las fuerzas para levantarme y seguir adelante.




Mundo Inválido



Mamita, mamita linda,
¿Dime por qué?...
Porque dejaste que ese hombre me lastimara,
Porque necesitaba unas gallinas,
Algo llamado dote.
Papá él me lastimo y tú no hiciste nada,
Vi como lo abrazaste,
Le golpeaste la espalda como un gran amigo.
Lo llevaste hasta mi cama dejándome encerrada con él,
Y a pesar de que lloraba,
Tú no hiciste nada.
Ahora no sé quién me lastimo más,
Si él con su enorme cuerpo sobre mí,
O ustedes que tramaron todo esto desde hace tiempo,
Y que no hicieron nada.
Como huir de esta sin razón,
Cuando todos los que me rodean piensan igual que Uds.
Y parece que el mundo está ciego por lo que ve,
Y tan sordo por lo que oye,
Porque al final…
Nadie hace nada por nosotras.





Muñeca Desvalida


Muñeca que juegas a la vida,
En un circo de cantos y gritos,
Que desborda tu sonrisa,
Mirada inquieta que desvanece el sol cuando brincas y sonríes.
De cabellos trenzados a moño de colores,
Abres tus alas de mariposa,
Con ganas de volar por el mundo.
Muñeca de manos pequeñas y cálidas
Que desbordan ternura y travesura,
Ojos pequeños de mirada y brillo impactante,
Que miran con inquietud y esperanza,
Transmitiendo emoción al corazón,
Cuando en tus carreras llenas cualquier lugar.
Hoy en un golpe al pecho te miro desbordada,
Y solo encuentro migajas de lo que eras…
Una muñeca de cabellos sueltos,
Tan frágil,
Tan delicada y suave como alas de mariposa,
Alas rotas…
El sadismo degenerado que un hombre sin escrúpulos y valores
Mutilo en un día de sol.
Muñeca sin aliento,
Con manos frías y sin color,
Sin movimiento y sin calor.
Ojos sin brillo y con mirada perdida,
Dejando los encantos durmiendo en la nada,
Sin esperanza de un futuro inmediato.
Exclamo un grito de dolor y coraje,
La impotencia penetra en mi ser desgarrando un grito
Desde lo más profundo de mi alma…
¡Basta ya!
¡Bata ya!
Ya no más de esta violencia inaudita,
Que desgarra la vida de criaturas inocentes,
Que mata ilusiones de una niñez a medio terminar,
Y me deja con muñecas desvalidas,
Frías y sin espíritu.





Ruth Hernández
México



Flor De Pantano


Quesque si he de ser flor sería una de pantano…
Ansina lo dijo la siñora,
Se reìa de mi porque llegué a su casa con los pies descalzos,
Pero tenía risa mi labio, mi espíritu volaba como alondra.
Si fue ella la que me mandó a traer para ayudarla en sus trabajos,
Más desde que llegué parece que me odia.
Por más que me apuro, nadie me libra de sus malos tratos.
Allá en mi pueblo la gente no es tan malora.
No había de comer, por eso vine, para ayudar a mis hermanos,
Filiberto, Ramona y Simón, que aún es de brazos…
Yo me llamo Flor, sí, pero no nací en el fango…
Toda mi vida junto al rìo, escuchando el canto de los pájaros.
Aprendì a sembrar, cosechar y desgranar mazorca…
Soy escuincla, pero muy limpia, y mi olor es el mismo del campo.
Jamás me había sentido mugrosa hasta ahora…
La suciedad la trajo consigo el Siñor cuando se metió en mi cuarto.
Así de animal es el hombre cuando se alborota.
No le importó que solo tuviera diez años…
Sus palabras, sus gestos, el dolor… ¡Ese recuerdo me ahoga!
No me quito el asco con nada, por más que me friego y me tallo.
Quisiera volver a mi río, salpicar a Filiberto y Ramona,
Ayudar a mamá a echar tortillas, y que Simón me colme de abrazos…
Ya no quiero vivir aquí, donde solo me llaman floja.
Ya no quiero dormir aquí, con ese monstruo yo no descanso.
Mi lugar es en el monte, ahí florezco, mi ser retoña…
“No siñora, no soy de aquí, yo soy del río, no soy una flor de pantano…
Devuélvame a mi casa y a mi pobreza, así su merced ya no se enoja,
¿Para qué me detiene aquí si ya se me empieza a notar el embarazo?
¿Qué dirán de usted sus amigas? Que usté no es buena persona
Quiero que mi nene nazca en el pueblo, que jamás sepa que el mundo es malo.
Pero si un día se entera, le enseñaré a florecer, aún entre lodo y sapos.”




Jamàs Armiño


En este mundo donde se han extinguido las hadas,
Donde sin haber caballeros se siguen solicitando damas,
Donde la vida misma peligra si no te defiendes y ganas,
Donde la mujer es violentada, sea niña o tenga canas.
Es ya merecido cambiar del cuento la trama…
Ahora a las ovejas, las armaremos con colmillos y garras,
Las niñas visten de azul, lo mismo pantalón que falda.
Caperucita se engulle al lobo y conserva su buena fama.
Las princesas guerrean, y besan primero, cuando les da la gana.
La información nos persigue y por fin nos atrapa,
Y así una niña, sabe todo de sexo antes de ver su menarca…
El mecanismo y el placer, ni siquiera la alquimia les es velada…
Llámalo malicia si quieres, es mejor eso, que ignorancia que mata.
Las chiquillas develan intenciones ante ciertas miradas,
Con el instinto despierto huyen a tiempo, antes de la emboscada…
Aquí puros pichones, ya no hay palomas blancas,
Pues si el blanco exige inocencia, se inicia una era colorada.
En las bodas los vestidos carmesíes, porque es de apasionadas,
Las madres crían hijas sin tabús, y resultan desvergonzadas…
Sin agachar la cabeza, que ser mujer no es sinónimo de deber nada.
Adiós a la expectativa machista, que denigra, reprime y castra.
¿Para qué ser armiños, que sean presa fácil en la primera temporada de caza?
No por defender la blancura criemos señoritas asustadizas de casa.
Más vale pelaje pardo, que te camuflajea mientras escapas.
Para derrapar sobre el lodo si es que te hiciera falta.
No señoras y niñas mías, jamás armiños, que fácil se entrampan,
Vámonos quitando de prejuicios, que nada bueno pagan…
Armiños que defienden el blanco, se tiñen de sangre cual burla malsana.
Tinturémonos de resiliencia y pícaros colores, hagamos nuestra vida grata.




El Patriarcado Feroz


Cuando nació coloradita,
No hubo dones ni herencia, pero si una alta expectativa…
Aleteaba la muy villana azorándola por encima de su cunita.
“Se casará de blanco” Dijo su madre,
mientras bordaba unas sábanas de encaje,
que colocó en una cestita,
De esas primorosas que quiebran de risa.
Y en cuanto tuvo edad suficiente la criaturita,
Se le informó de los peligros de dejarse dar una mordidilla.
Jamás permitir una caricia, no ser coqueta ni dar sonrisas…
Hay lobos rapaces que solo quieren quitarte lo virgencita.
La sociedad en sus juicios es siniestra, bueno, no tanto, solo estricta.
No les des motivos para tacharte de puta, querida niña mía…
Tu tesoro a proteger, tu meta y desafío por el sendero de la vida…
Será llevar estas sábanas blancas, inmaculadas a tu abuelita.
Para exhibirlas con orgullo en tu boda, siendo de tu pureza garantía.
Preferirás mancharlas con sangre de tu muerte que la de tu vagina,
Pues de hacer lo contrario, como mujer no tendrías ninguna valía.
Sal ya, avanza, no te distraigas, sobre ti descansa el honor de la familia.
Salió saltando y brincoteando la inocente chiquitina…
Antójesele montar a bicicleta para realizar la faena con más prisa…
Pero tras un par de horas de montaña, pedaleo y terracería,
Temió por la integridad de su entrepierna y bajase de la silla.
¡A que lata eso de tener que cuidar unas sábanas!, ¿no podían ser cortinas?
Para tapar las ventanas de la calle y nadie mire, así ¿como juzgarían?…
Ya quisiera correr a cuatro patas como ese lobezno que hasta allá se divisa…
Ollóla el lobo y se acercó, atraído por el olor a valentía.
“Con que quieres ser soberana de tu cuerpo como yo, no veo que te impida…
Vamos, juega conmigo, echemos competencias de aquí a la campiña.
Si tú ganas sobre mi lomo te llevo yo, vieras que rápido llegarías.
Más si yo gano, tú irás por debajo, con sumisión me pagarías.”
Aceptó la niña, y se echó a rodar cuesta abajo la colina…
Sus sábanas se llenaron de lodo y tierra, pero no lo notó con tanta risa…
Nadó ríos, se colgó de lianas, se empoderó de su cuerpo y cobró osadía…
Realmente en esa carrera muy poco era lo que corría…
Más al trepar un árbol, cayó encontrándose muy arriba…
Y con una rama su sangre brotó, justo del lugar que no debería.
El lobo llego corriendo, al escuchar como en llantos se partía…
No era llanto de dolor, era que su vida ya estaba perdida.
¿Cómo podría más valer ese trapo que tú? Masculló el lobo con intriga.
Lánzalo bien lejos, ya no hay razón para ir de tu abuelita.
Quédate conmigo, yo siendo salvaje no te mataría.
Más la civilización te condenaría y atacaría…
Y se quedó en el bosque la esencia de una niña fugitiva,
Una musa o una ninfa, muy colorada, que ya ni se ruboriza.
Que escapa de las leyes patriarcales que a tantas tiene sometidas.
Que corre y juega con los lobos; sus instintos que se supone negaría.
Que se ha aceptado como es, aullante y amante de la luna fría.
Y que, amando a sus ancestros, se negó a cumplirles la fantasía.
De ser despreciada por no sangrar, como ocurrió con su madre y su tía.
Que sin saberlo al machismo engrosan y le rinden pleitesía.
Educando en casa con tabús a sus niñas, criándolas con paradigmas.
Inculcándoles que es un género inferior, y si es libre se demerita.
Y así, al quererles adjudicar un valor, les ponen precio, como a mercancía.
Niñas bien, barbies para el patriarcado, sus muñequitas…





Rosario Salazar
Mexico



Condición De Niña


Todo comienza siendo niña
las condiciones de pobreza,
la fragilidad en la que te encuentras,
la inseguridad que te rodea,
tus padres que no piensan
o si albedrío tienen
el hambre los está matando
y los usos y costumbres que se siguen,
ruedan y ruedan…
Sabiendo que el mundo no es de piedra
y en dureza colman peticiones,
cuando gira y da vueltas,
son las causas que te aquejan
que te castiga sin haber cometido faltas,
no son metáforas proclamando
un símil no expresando,
son realidades que involucran,
estos motivos que están profanando
el lugar sagrado que deberías de tener
cómo infante, cómo ser humano,
cómo pequeña niña que respeto
mereces y eso está estipulado,
y no llevarte a lugares insanos
siendo la mujer que han emulado,
al vender tu cuerpo, tu vida,
tus sueños, tus alegrías
las ganas de vivir en libertad,
las ganas de vivir tu infancia,
para conocer las sendas
conforme vas caminando
y no acelerar tus pasos
cuando apenas comienzas a caminar.





Quiero Tu Compromiso



Te quiero comprometido
ser capaz de combatir
la violencia contra las niñas,
todo aquello que las haga menos
por haber nacido mujer
escucha su grito de libertad,
son niñas, no objetos
No lo olvides …
día a día se hace
mito en tu quehacer nacional,
eres jefe a nivel nacional,
seas de donde seas,
a la infancia debes cuidar,
que tú no eres juez
debes ser parte
y como jefe de estado
pido, exijo tu compromiso,
eres padre, eres madre,
un deber tienes
imponer tu verbo, tu sensibilidad
y lo hagas credo
te quiero empeñado sin aventurarte
sin hacer alardes de lo fortuito
te quiero seguro
que el dinero que gastes, no importe
si a ellas debes cuidar
respetando sus derechos,
su físico y su misma liviandad,
no soporto ver en prensa
que mueren por violencia sexual
que se casan con hombres
que le triplican la edad,
que las matan desgarrando
su sexo virginal
corrompido por agresores
que solo satisfacen su ego, urdiendo
su malsano versar
donde no existe sentimiento alguno
ni hay verdad en el lecho nupcial.





Tan Solo Libertad



Niñas sin libertad
para decidir por sus cuerpos
pues les roban la voluntad,
y el albedrío ni que, decir,
ya basta que son sus vidas
y por ellas tienen derecho a decidir,
no tienen la razón
quienes dan solución o juicio a sus destinos
no es propuesta el hacerlo
 no son seres divinos,
avergüenza su actitud, 
puesto que jamás
lo que determinan
las llevará a un buen fin,
su decisión devenga
a modificar a ese hado
que ellas deben de vivir
¡No tienen derecho!
De casarlas con quienes,
pueden ser sus padres
o venderlas a impostores
que a la trata llevaran
¡Déjenlas!
Pues ellas en su momento
deben elegir con quien desposarse
déjenlas hacer, ser, creer, crecer
vivir con el paso de sus años
no aceleren sus caminos
¡Basta ya!
Ni desposarlas
ni prostituirlas
ni vejarlas
ni vendarlas
ni cambiarlas
déjenlas ya vivir en paz,
a su gusto y con su atrevimiento
que ellas merecen
subsistir coexistir y respirar su vida
 en libertad
respetando sus derechos
su prosperidad, su niñez,
su inocencia, su salud, educación,
la cándida ternura
que les roban, que les quitan
los que a patriarcas se nominan.
Olvidándose que la paz
comienza con la sonrisa de una niña.




Un Grito De Libertad



Visibilicemos, sensibilicemos,
denunciemos sin miedos
las desigualdades y discriminaciones,
actuemos
seamos más humanos
y no permitamos más abusos
quitemos los miedos
que muchas veces ciegan y ensombrecen
la razón
y a la boca callan
enmudeciendo sentimientos,
miles de niñas sufren
les roban la vida, les roban los años
les quitan las ilusiones, si es que las tienen
deshagamos esos lugares
donde sus derechos violan con creces,
vejando su autonomía física, moral, espiritual
son almas que empiezan a ver,
a sentir, a oler, a distinguir los colores de la vida
no permitamos las sombras
que a sus pasos marginan,
no deben ser excluidas
tienen derecho al amor,
a vivir sus vidas,
a educarse y gozar de las mieles
que endulzan la sabiduría,
tener albedrío y enjuiciar a quienes las lastiman,
libertad de credo, libertad de no creer
de ser siempre niñas
y crecer de acuerdo a sus días,
no más matrimonios, no más guadañas
que rompan inocencias
no deben ser perdidas,
que una ha nacido mujer
y eso, eso no es delito
mujer nací
y no me guio por instintos
soy carne, soy alma, soy fibras
y no olvidemos
que mujer es quien da vida.





Atrévete… Tú Puedes


Que la fragilidad de tu cuerpo
no signifique endeblez de pensamiento,
ni flaqueza en la vehemencia,
por lograr tus sueños,
que la fragilidad de tu naturaleza,
no sea debilitamiento en el albedrío
que en ti está naciendo,
dale vigor a la tenacidad de tus instintos,
tienes derecho de decidir
el camino que quieres andar,
que tus padres sean eslabones, no jaulas,
que coarten a tus pasos andar,
que tus sueños sean escaleras de ascenso,
nunca de descenso,
sube la montaña, llega a la cima
entendiendo a la libertad,
tú puedes colmarte de sabiduría
decidir tu destino
y amar solo amarte a ti misma
para luego poder amar
a quienes rodeen tu vida y tu paz,
mira a Mala Yousafzai,
quitando las piedras
que obstaculizaban sus bríos,
esos deseos de avanzar,
en sus manos teje a la educación
¡Úrdela!
Es educándote como tu mundo
puede cambiar,
vistiéndote de luz y sabiduría.



Jesus Neria
México


Por Las Niñas


Un ramo de azucenas para mis niñas,
que envueltas en un manto de dulzura,
pueblan y alegran los rumbos de la tierra,
la arena, el bosque, el mar y la alta montaña.
Con sus juegos y cantos alegres
van tejiendo los dorados días de sus vidas,
en su diario soñar amalgaman
fantasías, cantos, oraciones, proyectos.
Pero en el entorno humano
también hay fieras
que destrozan las flores
y desbordan los límites;
aves del mal
que arrastran la inocencia
hacia el abismo, sin razón.
No queremos llanto de niña
ni grito de mujer,
debemos instruirlas
que aprendan las reglas,
que estudien, lean analicen,
poca televisión y revistas rosas,
que amen la tierra, el sol
al ser humano, la familia,
que conozcan los mecanismos
de su alma y su cuerpo,
que no ignoren los riesgos,
que aprendan a defenderse
a respetar y amar de verdad.
Queremos mujeres
sabias como Madam Curie,
sensibles cual la Madre Teresa,
profundas como nuestra Sor Juana,
firmes como Rosa Luxemburgo.
Se puede
es menester educarlas,
atenderlas, vigilarlas,
que valoremos firmemente
la parte sagrada de nuestra vida.






Miriam Lopez Aguirre
Lima, Perú



¡Sueños Inertes!


Eras niña atrapada
en tus silentes miedos
amordazada mirada
...en sollozos tú callabas

Laberintos divagados
perturbaron tu mente
ellos te hacían culpable
...veías sólo tu muerte

Mariposas negras volaban
sangraba tu alma en quejidos
sentimientos tan inertes
...jugaron a suicidar tus sueños

Clamores no atendidos
súplicas ahogadas en agonía
caótica mente tan demente
...culpable decías que tú eras

Egoístas, padres mezquinos
no escucharon tus tormentos
iban siempre en oídos sordos
...luchaban sus propias batallas

Nunca pudieron comprender
que en aquellas peleas diarias
sólo a ti te hacían víctima
...sus gritos apagaban tu ser

Yaces hoy, inerte y fría
convencida te marcharse
de quedar ya liberada
...absurda guerra terminada


...Te marchaste niña
desvalida pobre...pobre niña...





Niña - Madre



Inocencia de niña
de sonrisa encantada
perdida en cruel
...gélida mañana

Amaneceres donde
demonios amordazaron
y ultrajaron tu decencia
...violentaron tu mirada

Monstruos indolentes
cercenaron tu llanto
pérfidos insanos
...paridos de mala entraña

Te arrebataron la vida
tú vida mi dulce niña
a cambio entregaron
...latidos en tu vientre

Siente sus manitas
es un ángel inocente
que llega en rechazo
...no le niegues tu regazo

El viene para que seas
las caricias de una madre
necesita de tu esencia
...para nutrir su alma

El quiere ser un hijo bueno
de ésta niña madre
ejemplo de inocencia
...ultrajada en mano ajena

Hoy Unidas en "grito de mujer"
en hermandad elevamos voces
te cantamos todas las madres
...dulce, dulce valiente niña.





Gema Sánchez
México


Inocencia Arrebatada


Dijiste sería bueno, que cuidaría de mí
que me amabas demasiado y me querías feliz,
que sería muy buen padre, lo recuerdo muy bien, ¡Sí!
Así que todo acepté pensando en contribuir,
le confiaste mi inocencia y con él yo la perdí.
Eras joven lo comprendo y con mucho por vivir,
te sentiste sola y triste eso siempre lo entendí,
por eso cuando planteaste sin dudar yo te creí,
dijiste sería bueno, que cuidaría de mí.
Yo sé que no es que mintieras pues igual te engañó a ti,
todo sonaba tan bello, un hermoso porvenir,
ya no más llamarme “huérfana…” sé que igual pensaste en mí,
que me amabas demasiado y me querías feliz,
Mencionaste que tenían algún tiempo de salir,
que no hallarías jamás nadie mejor a elegir,
que ese era el tipo ideal, para tu amor invertir,
que sería muy buen padre, lo recuerdo muy bien, ¡Sí!
Pero jamás te pensaste lo que habría de ocurrir,
esa tarde que marchaste donde la abuela, en abril,
él dijo que si yo hablaba te haría mucho sufrir,
así que todo acepté pensando en contribuir.
Hoy ya siendo una mujer me siento lista a decir,
lo que aquel hombre me hizo, miserable ser tan vil,
no le importó para nada una vida destruir,
le confiaste mi inocencia y con él yo la perdí.




Mi Niña Mujer


Que pronto se te ha venido encima el puñado de responsabilidad,
han canjeado tus muñecas por trabajo y tus risas infantiles por sudor…
Al parecer, has venido ya con media vida recorrida antes de nacer.
No sabrás lo que es la escuela, porque el mundo se encargará de enseñarte
y tu uniforme serán unos cuantos harapos…
Maquillada de polvo y calzando cansancio, no comprendes bien que hiciste mal,
no hay respuesta al por qué tu infancia es diferente,
tu universo parece girar a la inversa y tus pequeñas manos sostienen ya al mundo.
Mi niña-mujer has saltado las barreras del tiempo,
no tuviste momento para un capricho porque tu entorno cumplió su capricho contigo,
hoy eres solo un número más en la estadística de la escala social decadente,
eres un rostro más que expresa la pobreza,
el paupérrimo estado en el que se te ubica no te da opción para otra cosa
.
Mi niña, pagas las culpas de una sociedad marginal,
pagas un delito que no cometiste, la irresponsabilidad de padres
que no midieron las consecuencias de tener un hijo más…





Niñez En Tiempos De Guerra
(Redondilla)


De tu mirada infantil
se escondieron las promesas
ya no más risas traviesas
ante el panorama hostil
el estruendo del fusil
será ya tu compañía
que da igual la noche o día
si es octubre o es abril
te arrebató en forma vil
la niñez una granada
y ya no te queda nada
de aquella vida pueril
hoy miras desde el pretil
sin poder bien comprender
solo tienes que correr
al son de algún proyectil…





¿Qué Pecado Cometiste?
(Glosa)


¿Qué pecado cometiste para haber sido agredida,
de la podrida consciencia y la escoria que abusó,
de tu inocencia mi niña y tu pureza manchó,
con la suciedad de su alma y su mente retorcida?
Y es que no existe pretexto al mancillar una vida,
ni suficiente flagelo por dejar restituida
la esperanza en tu mirada y tus sueños mi chiquilla,
¿Qué pecado cometiste para haber sido agredida?
¿Habría que devolverle al infame abusador
algo de ese sufrimiento que rompió tu corazón?
me atrevería a pedir el mismo plan que él usó,
de la podrida consciencia y la escoria que abusó.
Sé que no existe ya nada que devuelva la ilusión,
a tus juegos infantiles si el maldito los frustró,
basándose en tu confianza, y sin piedad se adueñó,
de tu inocencia mi niña y tu pureza manchó.
Duele tanto no tener una cuenta regresiva,
para sanar tus tormentos, para evitarte la herida,
no dejando al miserable enlodar lo que vivías,
con la suciedad de su alma y su mente retorcida?




Te Obligaron A Crecer


Te han secuestrado los años
pusieron precio a granel
y tu pureza de ángel
hoy ha quedado a merced
de las sucias intenciones
de un mezquino mercader,
te canjearon inocencia
por forzada madurez
¿A caso nadie sabía,
que la vida es por etapas?
Ya no juegas solo encajas
en un mundo de adultez
siendo tan solo una niña
te han obligado a crecer
en tus manos no hay muñecas
llevas a cambio un bebé
y trabajas horas extras
por poderlo mantener
la sociedad decidió
que debías atender
un matrimonio arreglado
solo por satisfacer
el morbo de una cultura
con la mente en estrechez
¿A dónde fue tu sonrisa?
¿A dónde tu candidez?
Mi niña no lo eres más
te obligaron a crecer...





Marcos Rubén Cano Sánchez
México


¡YA BASTA!


¡Ya no soporto tus maltratos, tus agresiones, tus insultos! 
¡De que cada vez que llegas molesto del trabajo solamente buscas con quien desquitar tu coraje y terminas pegándome! 
¿¡Acaso no te das cuenta de que lo que estás haciendo no es darme amor!?
¡Que en vez de hacerme sentirme orgullosa de ti sólo haces que en mi brote rencor!
¡Poro que lastima!
¡Porque no estoy dispuesta a seguir soportando esto!
¡Porque ya me cansé de estar sufriendo, ya me cansé de que busques excusas solamente para tratarme mal, porque ya me cansé de todas esas agresiones por eso me voy porque hoy he decidido decir -ya basta! 




Fui Obligada A Crecer


¡Recuerdo que tenía una muñeca con la cual solamente pude jugar unas cuantas veces!
¡También recuerdo que llegue a tener un par de peces!
Pero todo cambio cuando me obligaron casarme con aquel hombre aún a sabiendas que solamente tenía 10 años
Recuerdo como fui obligada a dejar aquella muñeca que tanto me gustaba 
Solamente porque aquel tipo necesitaba que trapeara
O como cuando él quería saciar sus necesidades y me tocaba muy feo y más yo siendo inocente, siendo una niña simplemente 
Fue triste todo lo que viví en lo que debió ser una bella infancia, pero ahora que estoy embarazada no permitiré que pase esto contigo hija mía, por ti daré hasta mi vida  
¡Tú conocerás de otra manera la vida no pasarás nada de lo que yo pasé te defenderé con uñas y dientes pues fui obligada a crecer!



El Fruto Del Mal Padre…


Si tan siquiera tus golpes no dolieran o tus palabras no lastimaran o simplemente olvidarse pudiera, mi vida no estuviera marcada 
A veces mirando en el pasado, recuerdo el daño que me hiciste cuando me golpeabas fuertemente sin motivos, realmente no sé por qué lo hiciste
¡Yo te decía papito! ¡No me pegues por favor! Sin embargo, tu seguías no tenías compasión, 
Y mi corazón cada vez más se iba quebrando, entre tus golpes e insultos, que hasta ahora voy recordando
¡Nunca imaginaste que el amor que te tuve por ser mi padre, en odio se iba a volver! Y ahora que has envejecido ya no te quiero ni ver
Pues entre todo ese rechazo que tu sembraste en mi niñez, eso es lo que ahora estas cosechando y por eso mismo, completamente solo estás quedando. 



Te Quiero Mucho

A pesar que me ofendes, a pesar de tus regaños, a pesar que me maltratadas, a pesar de tanto daño
 A pesar de todo eso yo no te guardo rencor, porque lo que he aprendido es amarte sin medida, porque por ti siento amor a pesar de tanta herida
No te puedo guardar rencor, y al contrario te agradezco mi vida solo quisiera sentir un día tu calor y que me dieras un beso en mi frente cuando estuviese dormida
¡Sé que algún día eso pasará, sólo es cuestión de esperar, y por eso soy valiente, y consuelo a mi alma da, Te quiero mucho!!!





Alejandra López Silva
México


Cruel Destino


Sintió miedo, mucho miedo cuando vio la sangre que ensuciaba su humilde pantaleta y escurría por sus delgadas piernas de niña. Sabía lo que eso significaba a su corta edad.
En dos meses cumpliría los doce años. Su primer periodo la sorprendió esa noche mientras dormía.
Su mamá, una mujer joven, de piel endurecida a causa del rudo trabajo en el campo, pero de noble corazón, ya le había explicado brevemente acerca de ese terrible suceso, de la higiene que debía mantener en su cuerpo, de la desgracia de convertirse en mujer a tan temprana edad.
-Cuando llegue tu primer sangrado te convertirás en una mujercita. Tu cuerpo estará listo para procrear y…
A pesar de que su mamá no quiso dar más explicaciones, ella entendía perfectamente lo que significaba esa dolorosa pausa. Lo vio con sus hermanas, Lucero e Isabel.
Cuando su padre, hombre rudo, alcohólico y de arraigadas costumbres, se enteró de que sus hijas ya tenían el periodo, salió muy temprano al pueblo vecino para apalabrar el matrimonio-venta de cada una de las niñas, porque eso eran, unas niñas. Lucero de trece años e Isabel de doce.
Cuando llegó la primera menstruación fue imposible ocultarlo.
De nada valieron las súplicas de las pequeñas. De nada sirvió arrodillarse ante el hombre que las procreó. Vanas resultaron las lágrimas y sollozos. Estaban comprometidas.
Su madre lloró en silencio, resignada a aceptar que sus hijas corrieran con la misma suerte que ella, casada a los trece años con un hombre que le doblaba la edad.
Dos guajolotes gordos, un barril de mezcal y una vaca fue su precio.
Ésa era la razón por la que sintió tanto miedo al despertar y sentir su ropa mojada por el caliente y rojo líquido. Comenzó a preguntarse cuánto valdría ella, ¿un burro, una mula, dos cartones de cerveza o una vaca con su becerro?
Todo dependía de que su padre encontrara un hombre, no importaba la edad, que le diera lo que pedía por vender a su hija.
-Ya está buena. Ya puede dar hijos-. Argumentaba el hombre.
Con mucho cuidado y sigilo se levantó del humilde catre que antes compartía con sus hermanas, ahora casadas y madres de dos niñas cada una.
Quitó las sábanas viejas procurando no despertar a sus padres que dormían en la cama contigua. Salió al frío de la madrugada para lavar su delito, su pecado, la maldición de ser mujer.
Talló con fuerza contra el lavadero las sábanas y su calzoncito de niña. Angustiada pedía a dios que se quitaran las manchas, que desapareciera su sentencia, que su padre no se diera cuenta. No le diría nada a su mamá para evitar mortificarla.
Recordó su sufrimiento cuando casaron a sus dos niñas con hombres mayores y violentos. El dolor de verlas partir cabizbajas y llorosas.
No le comentaría nada. Menos ahora que esperaba a su nuevo hermanito.
-Ojalá sea niño para que no pase por esto.
Pensaba su madre en voz baja cuando creía que nadie la escuchaba.
Tendió las sábanas y la pantaleta. Si su madre preguntaba le diría que le ganó de orinar. Lavó su entrepierna con agua helada, tan helada como su destino.
Regresó a su catre, colocó una cobija como sábana, se puso un calzón limpio y un trapo a manera de toalla.
Calculó la hora. Serían cerca de las tres de la madrugada. Su mamá se levantaba a las cinco para comenzar su dura jornada. Preparar el maíz, atole, las tortillas, lavar, limpiar la casa…
-¡Dios, mío! ¿Ése es mi futuro?
La preocupación de sus once años no le permitía dormir. Silenciosas lágrimas escurrieron por su moreno rostro. Si su padre la descubría le buscaría un esposo y ella debería abandonar la escuela.
Poco a poco la venció el sueño y se quedó profundamente dormida.


II

-Sonia, Sonia…
Era su madre quien la veía con sus hermosos ojos tristes y llorosos. Sostenía algo en sus manos.
¿Qué pasa, mamá?
-Tu padre, hija. Salió temprano al pueblo vecino.
Soltó el llanto mientras le mostraba las sábanas y el pequeño calzoncito.
El agua y el jabón no lograron borrar por completo su cruel destino.




Esas Manos


Eras una niña cuando esas manos terribles robaron tu felicidad.
Esas manos que debían protegerte, brindarte amorosas caricias, sin lascivia y brindarte cariño, no lujuria insana.
Esas manos repulsivas tocaron tu inocencia de niña, tu párvulo cuerpo despuntando tímidamente a ser mujer. Ya estabas marcada.
Tus pequeños senos soportaban con asco la zalamería de esas manos toscas, indignas de un ser que jamás debió ser padre.
Esas manos sucias transformaron tus sueños en pesadillas. Tu voz condenada al silencio, a guardar un secreto jamás revelado.
El juego era sólo de ustedes. Con nadie más deberías jugarlo.
Tu cándida mirada se tiñó de tristeza.
La sonrisa huyó de tu boca de chiquilla.
Abandonaste las muñecas. Tu corazón conoció el odio a temprana edad; cruel lección te dio la vida.
Comenzaste a despreciarlo, a huir de su presencia, a envolverte con la sábana para que no te lastimara.
Pero esas manos, esas manos dejaron surcos dolorosos. Dejaron en ellos la simiente de recuerdos terribles, con profundas raíces y no puedes arrancarlas.
Hoy, convertida en mujer, la remembranza de esas manos ensucia tu existencia.
Jamás olvidarás que robaron tu inocencia.




Muñequita



Muñequita convertida en frágil mujer. Forzada a cumplir el capricho que compra el sucio dinero.
Retoño arrebatado del seno familiar. Se congela tu vida en un cuarto vacío mientras esperas asustada cumplir la fantasía de un sucio demonio, la satisfacción de un fugado del averno.
Tus lágrimas de niña no importan; la mirada temerosa en tu rostro infantil es indiferente a sus deseos. Has sido vendida. Tu cuerpo tiene precio. Tu virginidad a cambio de verdes billetes, algunas monedas del Iscariote.
¿Qué eres para ellos, cándida niña? Un trozo de carne, un signo de pesos, mercancía para el mejor postor, la diversión de un depravado.
Atrás quedaron los juegos, los cuentos que mamá te leía. Tu muñeca favorita aguarda por ti, ansiosa por verte cruzar la puerta, hacer travesuras, escuchar tu risita cristalina.
El patio de la escuela extraña tus pies pequeñitos; los amigos no entienden tu ausencia, ¿a dónde fuiste? ¿En dónde estás, amiga querida?
Ellos no saben que cada noche pintan tus tiernos labios de rojo escarlata, maquillan tu carita cual si fueras adulta.
Que cada noche deseas la muerte, terminar la pesadilla a la que te arrastraron seres infames.
Muñequita de cristal, angelito mancillado. En tu nombre levantamos la voz. Con letras arrancadas del alma pedimos justicia para que regreses a tu hogar, para que termine tanta inmundicia.





Elsa Becerril Miranda
México



A Los 17


Sofía, Joselin, Vanesa, Karla, no sabían que vivir en Ecatepec las marcaría para siempre.
Sofía, Joselín, Vanesa, Karla, nacieron, crecieron y se encaminaban al futuro en las calles de Ecatepec. Fue un día de agosto, septiembre, octubre, noviembre, cuando salieron de su hogar, a la escuela, a la tienda, a la papelería. Y su nombre se volvía un recuerdo.
La mamá de Sofía, Joselin, Vanesa y Karla, caminó las calles a de Ecatepec buscando.
La mamá de Sofía, Joselin, Vanesa y Karla, visitó cada una de las comisarías, cada uno de los hospitales, cada una de las morgues.
Esa sensación de pensar que a los 17 cualquier niña se puede ir con el novio. Es una posibilidad. Una posibilidad mejor que pensar que pueda estar en un burdel o en una casa de New York, otorgando servicios a extranjeros.
No, mi hija no, vivo en Ecatepec y ese no debe de ser su destino.
Vivo en Ecatepec y eso no debe ser condición.
Pasan las horas, los días, los meses, los años y los 17 ahora son los 20 y sigo buscando….
Sofía, Joselin, Vanessa y Karla se suman a miles de otros nombres y otras madres que siguen buscando.
Vivir en Ecatepec a los 17 no debe ser destino.




Sarahi


La lona donde se pide alguna información está sobre lo que fue su cama.
Posters pegados en la pared, globos, peluches, todo lo que en un cuarto de adolecentes es normal, ahora se combina con volantes, propaganda buscándola.
Sarahí era una chica tímida a decir de sus padres, le gustaban el x box, la computadora y en general siempre estaba en su cuarto sola “con sus cosas”.
Unos días antes la vieron más callada que de costumbre “pero así son los jóvenes”
El día que desapareció, los vecinos vieron que un hombre llegó por ella. Sus padres trabajaban y ella iba al colegio, pero ese día no regresó.
La búsqueda comenzó recién su madre llegó del trabajo, NADA.
Buscar en sus redes sociales. Sarahí llevaba semanas hablando con un hombre que tenía fotos con niñas y armas.
Sus padres no descansaban. Sarahí regresa avisar a todos, a sus amigos, a su escuela, en las redes sociales.
Porque las autoridades siempre se quedan cortos. Su foto en todas las terminales de camiones, en todos los muros, en todos los perfiles.
Y por fin un día suena el teléfono. Sarahí había sido encontrada junto con otra niña en la terminal de autobuses.
Sarahí, estaba enojada con sus padres, por lo que creía, habían cancelado su futuro como artista, no sabía que acababa de tener la salvación; la salvación de ser esclava en tiempos modernos, la salvación de vivir en otro país sirviendo a extranjeros 40 cada día.


                                            
                                             

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total