Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer Vancouver Canada

       No hay comentarios    

Coordinado por Alejandra Proaño
















J.B. Saltorp



En mi familia                                                          
Traducción de Alejandra Proaño


En mi familia
tuvimos plena igualdad de género
las necesidades de los hombres fueron ignoradas
las necesidades de las mujeres fueron ignoradas

Los ancianos murieron temprano
así que no hubo voz
para contar
lo que es una mujer, un hombre

La herencia:
Endurecerse pronto
Curtirse pronto
Olvidar la maravilla

Veo el enojo de los jóvenes, el mundo
y pienso
no éramos la única familia










Alma Karla Sandoval



Autorretrato imposible


Flaca para que me quiera.
Flaca para que me luzca.
Flaca para que también me lleve el viento
y su amor si no engordo,
si soy liviana, talla cero,
a la medida de lo que no existe,
de lo que notan como adorno,
calavera bonita, perfumada,
de mujer con hambre que la esconde,
de mujer flaca, pero triste, a la que muestran.







EnriKetta Luissi


Mamífero Precioso Ruido
                                                                                   

bajo el sepulcro
faldas de mirada tierna que nadie mira
a boca llena el murmullo
madre madre

ruido logarítmico
donde las dunas no son dunas y
los por qué silencian el cielo desde Juárez a Bangkok

ruido
de puercos con brassiere y testículos de lobo
preciosos

ruido mamífero de luna y vómito
de ataúdes que encajan supersónicos en el desgaste del glande
preciosos           preciosos

ruido           harto ruido
de ultratumba a ultratumba el éxtasis del bruto sobre vulva infantil y dulce
ruido hartísimo ruido











Elia Casillas



Ni una más


Susana Chávez 
bautizada en la pileta de miserias del Río Bravo,
las bestias degollaron la alegría de sus venas 
y de los labios morenos sólo quedó la estela
por donde obraba la voz indomable
y el polvillo brioso de la palabra
cayó en el calma de su sombra. 
  
Esta mártir es del infinito que nos anima
y yo la traje a la tierra del cinismo 
era poeta,     
tejía en los subsuelos de los abecedarios,
y en el silencio de la luna se bañaba.

Milagrera rebelde te durmieron
fragmentada en tu rugido áureo,
ojos dulces
para perfumar el dolor de la poesía,
y el puño herido de tu patria.

Cuando el mal se fue invicto a las callejuelas  
un cuchillo apagó el sol
y la pasión de tus zapatillas,
y se alzó el infierno con su barbarie  
en tu barro señalado.

Llegaron los Reyes Magos con tu regalo
y descansabas mortalmente en un secreto,
oculta, con un pulso menos
y una vida menos en la sangre
caíste 
y no has vuelto al lugar del crimen.

Una Susana en la candela de la calle
 un espíritu para las flores del cuerpo,
un poema para el mezquindad 
que se alza con su puñal 
y su ojo frío.

Hace tiempo dejo mis lágrimas,
hablo, y le cuento que este país era de ella,
y esas fieras son un polvo mágico
en la lluvia, en la ilusión, en la primavera chiquita
de las escuelas.  

Tengo años llorando estas almas,
osamentas que no son mías
y me pertenecen,
huesos que me persiguen
y no veo el final, 
pirámide de esqueletos
gente desfallecida por el luto
se revela con pasos fúnebres,
con el valor en un hilo de esperanza
la cara rota por el pesar,
y el miedo,
emperrados en la misma suerte
de la tumba que los oprime. 

 Cruz rosa multiplicada,
tu corazón en el círculo de luz
encendido entre los escombros,
persiguiéndote con su cadáver
en tu fuga inmortal.




Navojoa, Sonora. Enero 6 del 2011




 

 

 

 







Mónica González Velázquez


 


La vida como un pedazo de cable unido a la tierra


 

 

I


No me dirá, una sola palabra
apenas sus labios enmudezcan.

El brazo rígido, la cara pálida
me pierdo en sus pupilas de fuego.

Creerá que fue un sueño
todos sus recuerdos han desaparecido
su cuerpo lánguido gravita en la almohada.

Miro sangre correr por su boca
me ha contado que es caliente y espesa.

Trino de cuervos, su voz apenas reconocible
coros desesperados que los dedos tensados dirigen
alto clamor, percusión de contraltos
progresión melódica, ráfaga hasta el destello
tenacidad grave del arco y la lira.

volar, volar, VOLAR...
sobre un páramo que nunca existió
aciagos campos de luz en el hemisferio, donde sus sueños habitan.

Viaje insólito de mareas arremolinadas
surca sus orillas con el cuerpo plateado
en una danza prominente.

Sus días son altos precipicios de paredes blancas
donde el tiempo transcurre en citas semestrales
y la vida como un pedazo de cable
unido a la tierra que no le pertenece.

En la fulminante experiencia
navega sobre nubes de terciopelo
turquesa es el color sobre los párpados
vuelve de sí sobre pasos vacilantes
y lluvia intermitente en las entrañas
(sombra quieta, en el rellano de la escalera)

¿Quién en su nombre, contará la historia fragmentada?

Antes y después del Gran mal
una vez más, la vida se escribe en la confusión de sus ojos.

Yo le ofrezco dulces de anís y amaranto
cuentos insólitos, cine de antaño
cante hondo, romero perfumado
y el brillo de todos mis astros.


II


Mi mano será su ancla
cuando las aguas desborden.

Mi voz será su guía
cuando emprenda el viaje de oscuridad y silencio.

Mi sombra será su sombra
cuando el sol no brille, ni cerca ni lejos.

Mis brazos serán los suyos
cuando las manos graviten.
Mis piernas serán las suyas
cuando huir quiera del espanto.

Mi nombre escuchará
cuando pierda el control
y el switch desate la electricidad en su espalda.

Y cuando la nube azul instale su reino
en días de aparente sosiego
mi cordura será la suya
cuando no entienda
que yo, soy su reflejo.











Alejandra Proaño




Yacen almas de clítoris mutilados



Yacen almas de clítoris mutilados, tumbas sin nombres, sin flores.
Vagan desnudas las fracciones que no alcanzando a ser persona,
devienen emociones, recuerdos innombrables.

No hay espacio para ellas en las religiones del desierto.
Las ciudades y los libros sagrados no alojan
el aborto prematuro del deseo.

Llegando al valle encuentras
primero el terror
luego el rezo, la poesía.

Tejen lo inefable entre mamas gigantes, tristísimas montañas.
Ya en la eternidad se afinan todas las tildes, los clítoris. 
De sus restos crece el germen, el poema.






Semblanzas


J.B.Saltorp (Dinamarca, 1962) Pastora, profesora y poeta. Ha viajado por la Unión Soviética y Europa del Este antes de la caída de la Cortina de Hierro; conoció el Medio Oriente antes del 9.11; y montó trineo tirado por perros en Groenlandia antes del deshielo del gran glaciar. Actualmente vive en Columbia Británica.


Alma Karla Sandoval (México, 1975) Poeta, narradora, docente y periodista. Obtuvo las becas del FOECA, FONCA y PECDA.  Se le han otorgado los siguientes reconocimientos: Premio Nacional de Periodismo AMMPE en 2011; Premio Nacional de Creación Literaria del ITESM 2012; Juegos Florales de Cuernavaca, Morelos, 2012; Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2013; Premio Mujer Tec 2015; Premio Nacional de Narrativa Dolores Castro 2015, por su primera novela, y Premio Nacional de Poesía “Noble y Leal Ciudad de Tepic” también en 2015.

EnriKetta  Luissi Ha escrito una novela  El Peso de los Ovarios y ocho libros de poesía  Ostrich Sky     Disclosed     In  Vitro     Poética Matemática     Binaria     ÍÍÉ     Re-Versed    y   Dark Matter.  Traductora.  Publicada en antologías y revistas internacionales.

Elia Casillas (Jalisco, México) Actualmente radica en Puerto Vallarta. Tiene cuatro libros publicados. Egresada de la Escuela de Escritores de Navojoa, Sonora, sus obras son: Ante el Cristo repujado que me ve, publicado por la misma escuela, Sola, sin tu sombra, Reyes y Ases del Béisbol y POR ESTA HEBRA, su ejemplar más reciente, dado a conocer por Sediento Ediciones. Sola, sin tu sombra y POR ESTA HEBRA, han participado con Sediento Ediciones en la FIL de Guadalajara, Jalisco. 

Mónica González Velázquez (Ciudad de México, 1973) Estudió Diseño Gráfico en La Escuela Nacional de Artes Plásticas (UNAM). Cursó el diplomado de Creación Literaria en la Escuela de la SOGEM. Ha publicado los poemarios: Tríptico de desamor, La luz y las sombras altas, Poesía Reunida, Las cosas últimas, Gran mal, Glory box con reedición en Guayaquil, Ecuador; Las eternas rutas, Le mystère de la vulgaire mondes y Breviario de la renunciación. Su poesía visual está compilada en La palabra transfigurada. 100 años de poesía visual mexicana. En 2010 fue becaria por la Agencia de Cooperación Internacional Española. Obtuvo mención honorífica en tres concursos de poesía en España. Es directora de miCielo ediciones.


Alejandra Proaño (Quito, 1976) Vivió en Quito, Bogotá, Ciudad de México. Reside hoy en Vancouver, donde coordina el Festival Grito de Mujer y Healing Anger, organización especializada en manejo del enojo y el desarrollo personal de las mujeres. Su trabajo ha sido publicado en Canadá, Estados Unidos, México, Chile, Argentina y España. Es Maestra en Letras y candidata a una Maestría en Psicología. Tiene además otra maestría que no le gusta nombrar. Lleva 20 años trabajando como psicoterapeuta y prepara su tesis sobre la escritura como medio terapéutico.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total