Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2016 Chiapas

Poemas Grito de Mujer 2016 de Chiapas en Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de las Casas coordinador por Chary Gumeta


















Elizabeth Pang

Originaria de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Lic. En Ciencias de la Comunicación egresada de la Universidad Valle de México, reportera en el área de cultura  en distintos medios estatales,  artista escénica y escritora de narrativa y poesía.



Habremos días

Habrá un día, habremos días,
en los que el tiempo se volverá café,
soluble en el pensamiento de Dios,
aunado al latido de la sangre que emana
del suspiro del ángel muerto.
Habrá un día, en el que el hombre
no le pertenezca al tiempo,
en el que la célula se manifieste
en el esbozo del respiro
-inhalado en esencia de brisa en el sepulcro-

Habrá un día, habremos días
plagados de chinches, de piojos,
de epidemias apocalípticas
como la indiferencia del hombre hacia el hombre,
por la necesidad de la mujer a sentirse hombre,
por la necesidad del hombre de tenerse mujer.
Habrá un día en el que el humano será human,
sin vocablo de género,
sin circunstancia determinada al acto,
un día en el que el ser se entienda ser,
en el que la etiqueta no determine,
cuando ella y él se sepan ello, sustancia.

Habrá un día, habremos días
inseminados por el eléctrico aguijón
de la ponzoña del pensamiento posmoderno,
habrá frutos de egoísmo naciendo,
constantes abarrotadas de exceso de pensamiento,
frutos del vicio y la monotonía del ayer.

Habrá un día, habremos días,
en los que juzgar sea tan solo cuestión de ver,
de ver el alma, el solsticio, la sinapsis,
de ver el pasado, el acto y la consecuencia.

Habrá un día. Seremos días
en los que la paz reine sobre los hombros de los mártires,
en los que el fuego atropelle la ventajosa corriente económica,
en los que el meteoro alcance el espejo del ególatra,
del soberbio, del sin sentido.
Habrá un día en el que el reloj se encuentre perdido.
habrá un día en el que el tiempo se duerma con el olvido,
en el que el silencio sea el mejor sonido,
en el que el sueño no se vea dormido,
ni la realidad aplastada por el sueño.
habrá un día, habremos días,
                                                habrá...
                                                             habremos...
                                                                                    días...






Elda Pèrez Guzmán


(Tuxtla Gutiérrez, Chiapas).Profesora Normalista (ICACH), Licenciada en Pedagogía (ENSCH), Licenciada en Letras latinoamericanas (UNACH) y posgrado en Maestría en Educación Superior (IPECH-S.E.). Experiencia docente en Educación Especial y UPN- unidad 071, donde es asesora académica, coordinadora de Difusión y Extensión y responsable de publicaciones. Poeta, narradora, ensayista, investigadora de Literatura infantil.



En el ocaso de la muerte


Declina el sol
en el ocaso sanguinario de la muerte
y la montaña mira detrás de la frontera
nubarrones de humo y de silencio
mientras crece la Hidra y su veneno.
A donde vaya Sara o Elena
la Hidra puede arrancar
su candorosa risa y convertirse
en doloroso sueño.
En tiempos sombríos
los dioses duermen
mientras el malhechor
se pone la capucha y afila su cuchillo
¿Qué cuerpo en plena primavera
dejará de ser lirio o azucena?
¿Bajo qué lápida quedará
sepultada su fragancia?
En vano crecen hierbas bondadosas
pero ninguna hierba
puede curar tantas heridas,
vivimos en el dolor del medio día
apaciguando el tiempo en las rodillas
esperando que vuelva María, Sara, Elena… ;
esperando que decline el día
vuelva su risa
su caminar tranquilo
pero los días pasan
y llega el terror con los rumores.


La tortura empieza haciendo espasmos en el alma
entre rasgaduras de vestidos
y la señal de que era ella
por las zapatillas rojas
y el mechón rubio de pelo.



Ataviada

No me arranques las alas
rompe las ataduras de mis brazos,
desamarra ya
cada uno de mis dedos,
que termine el conjuro
y la maldición de los Adanes.
Te devuelvo los huesos de tu costado.
Nací árbol fértil
para parir Evas y Adanes.
Soy raíz y sombra
En mi ombligo
tú ahora estás atado,
prendido de mi vientre,
eclipsado en mis pechos
que alumbran tu camino.

Ya no seré más tu paraíso
tu Eva esclavizada.
Soy la mujer que ofrece lunas.
Las manzanas quedaron en tu huerto
en la tentación de la carne y el deseo

Eros está muriendo
porque el placer ahora sólo eso
instinto y sexo.



Que no termine la esperanza
A Nadia Vera

Que no terminen de florecer las margaritas
en el asfalto y la montaña,
que sus raíces se extiendan
que no se convierta en polvo y olvido.

Que dancen las palabras sobre el llanto
en el umbral del grito rebelde y doloroso.
La tierra es un puño de polvo
sobre la madre patria;
ya no hay regazo, ni cobijo.

Desde hace tiempo
la orfandad se metió a mi casa
arrancó de mis manos el pedazo de sol
que alumbraba esperanzas.

La casa es triste y fría,
ya no ríen las niñas
ni bailan los muchachos,
nació el desamparo y el silencio
mientras crece la desconfianza,
la indolencia que corrompe todo sueño
donde habita el olvido.







Socorro Trejo Sirvent

 Nació en Tuxtla Gutiérrez, Chis. Realizó estudios de Periodismo y Comunicación Colectiva en la UNAM. Es autora de varios libros de poesía, entre ellos: Para decir mañana, Luna de agua, Oleajes, Música de siglos, Ventanas interiores y Ánfora del corazón. Su poesía ha sido traducida al inglés, francés, italiano y portugués.


POEMA SIETE

Caminaba
sintiendo la presencia de un fantasma.
Horas vacías corrían a mi lado
segmentando los días perdidos.

La mirada sumida en mil formas distantes.

Escuchaba una música perdida
en alguna dimensión de mi inconsciente
que luchaba por querer atrapar el eco de tu voz.

Yo no sé si soñaba
recostada en el vasto camino de tu cuerpo
                                                                        y de tu abrazo.








Yolanda Molina Quiñones

Poeta y Pintora.Primer Lugar Pintura,Expo Int.Tapachula, Chiapas,1965. Antologías colectivas : 12. Revista Canto sin Fronteras: 4. Poemarios individuales: "Desde entonces soy otra", Unicach, " La Palabra Incendiada", Ayunt.Mpal.Tuxtla Gutz.y "A qué seguir buscando Paraísos", Coneculta.


Regreso


Olvidé retirar el paño negro.
¡Ya no estabas!
Horizonte sombrío, desesperanza
nublaron el regreso.
Recinto inhabitable encuentro.
Puñal  de soledad traspasa al corazón.



Este Tiempo

Único es este tiempo.
Nos bebemos la noche a borbotones.
La luna descubre nuestra piel ungida de deseo.
En potro de fuego cabalgamos
sorprendida la aurora nos envuelve
las raíces reposan su abandono.
Gorjea el viento la canción esperada.






Patricia Sánchez

                                        
Nace el 27 de febrero de 1992 en el extinto D.F. ahora llamado CDMX pero desde los ocho años vive en el estado de Chiapas, cursa la carrera de licenciatura en Comunicación en la UNACH, actualmente es tesista. Ha trabajado como reportera, editora en los periódicos estatales Código Sur y Péndulo de Chiapas, y como locutora en Radiorama Chiapas. Actualmente se dedica a su tesis y a escribir sobre diversos temas.





“A mí nadie me va a buscar…”


Yo sé que a mí nadie me va a buscar. A mí nadie me va a buscar porque me gusta el alcohol y esa noche decidí salir a tomar unos tragos. A mí nadie me va a buscar porque me gusta el sexo casual y eso no es de una chica “decente”. A mí nadie me va a buscar porque me siento a gusto con mi cuerpo y me gusta ponerme vestidos cortos en días y noches calurosas.

Probablemente lance una mirada furtiva que parecía coqueta e hizo que me lo mereciera por ser una provocadora. Porque en alguna ocasión llame “perra” o “zorra” a otra chica y entonces me lo merecía. Porque tome un taxi a altas horas de la noche y no avise a nadie que iba a mi casa, por eso.

Porque no tengo padres adinerados ni un novio en la política que se preocupen y tengan los medios para buscarme. Porque decidí hacer un viaje sola y no quise llevar a nadie, por eso nadie me buscaría. Yo no soy una modelo, no salgo en revistas, ni en televisión, no soy una líder de opinión ni nadie que merezca la pena buscar.

Por mí ningún grupo de activistas haría marchas exigiendo mi aparición con vida, porque ningún civil se indignaría y sostendría una pancarta diciendo “Nos falta ella y mil más”, “Viva se la llevaron, viva la queremos” y demás.

Y saben, eso es lo más triste, saber  que si el día de mañana yo desaparezco y me encuentran, solo habría gente frente a un televisor o computador diciendo “Algo hizo”, “Se lo merecía”, “Por pendeja” y en el mejor de los casos “Pobrecita, ni modos”.

Que a lo más que puedo aspirar es que alguien vea la noticia, apriete el botón de “Compartir” y ponga en el titular “#NiUnaMás”.





Tania Ramos Pérez 

(San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 1984) Antropóloga Social por la ENAH D.F. Es poeta, ensayista, bailarina y coreógrafa de danza contemporánea. Sus poemas sueltos aparecen en el  diario El Péndulo de Chiapas y en la revista Habitus Magazine de Playa del Carmen. En 2015 la editorial independiente Public Pervert publicó su poemario “Espejos”.


En realidad nunca sabemos quién somos, ni si somos, por completo. Las palabras se agolpan como los ríos del Amazonas cuando intentamos describir el mundo, las palabras se agolpan como pirañas cuando intentamos deshacer el lenguaje y no nos queda nada de lo dicho ni de lo que queda por decir. Ella lo sabía, con la belleza de su cabello rubio clavándole bucles al viento para ordenar el horizonte, un horizonte que siempre escapa de nosotros y que a la mañana nos devuelve rotos para armarnos de nuevo por la tarde, apenas unas horas antes de que el sol se plante otra vez en su agonía, hueco como todos los soles de Occidente.
¿Qué habría sido de nosotros si el tiempo no fuera lo que es no siendo y tu nunca te hubieses llamado G.H.? Si Dios no te hubiese colocado entre ceja y ceja para callarte porque piensas demasiado que piensas y mientes cuando dices que mientes, con la frescura con que te placen las fotos de los intelectuales, los chismes de las celebridades, la boda, el aborto ¿para decir basta? La esquizofrenia del hijo es la pedagogía más pura amor mío, lo que callan tus biógrafos; tranquilízate niña, aún sostengo tu mano, te uso, me usas, caemos.
Diré quizás nada, quizás todo, los espejos, aquí vienen.






María Guadalupe Zepeda Chanona

Nació en Ocozocoautla de Espinosa, Chiapas el 20 de septiembre de 1955, autora del libro "Reflexiones" y "Para tì", miembro del Movimiento Ciudadano por la Cultura, A.C. y Asociación Cultural Dr. Rodulfo Figueroa.

Tu Ausencia



Ni las palomas a volar se atreven,

silencia el pájaro su bello canto,

la ventana en su cristal detiene

del sol la luz que a mi vida enciende.


En pleno vuelo el colibrí suspende

 beber el suave néctar de la rosa blanca,

  por tu ausencia hasta volar no quiere

 la mariposa llena de esperanza.


Susurra el viento triste melodía,

   la nube blanca se convierte en negra,

  hasta mi oído llega y compenetra,

 angustiosa queja que emite una guitarra.






Mariel Armendáriz


Nace en la ciudad de Comitán de Domínguez, Chiapas el 31 de mayo de 1993. Actualmente reside en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas donde estudia la licenciatura en Matemáticas.

Comenzó a escribir desde la edad de 7 años, ha participado en talleres de creación literaria así como en muestras de declamación.

Forma parte de la Asociación de Escritores y Poetas Chiapanecos A.C. en la cual actualmente ocupa el puesto de Secretaria General




Mujer


Soy una mujer
no más, no menos que tú,
que sigue sus instintos
que sigue su razón.

Que siente,
que opina,
que piensa cual ser humano que es.

Soy una mujer
con miles de defectos,
con cientos de virtudes,
un error o un acierto
no más que lo natural.

Mujer que ríe y llora,
que se regocija o gime en su dolor,
tan auténtica, tan capaz.

Soy una mujer
que tiene una mente,
que posee un corazón,
no más, no menos que tú.








Berona Teomitzi



(San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México 1986.) Estudió Lengua y Literatura Hispanoamericana en la UNACH. Ha participado en varios encuentros literarios Estatales, Nacionales e Internacionales. Publicó “Germinando versos” editado de manera virtual por “Editoriales Xech” con ayuda de la UNICACH para la Feria Nacionalde las culturas (organizado por la Universidad Autónoma de Chapingo.) Su segundo poemario “Cantos líquidos” fue publicado por la editorial independiente “Public Pervert”. Actualmente participa en la revista virtual “Vozquemadura” y edita el fanzine “La jardinera Guarrior.” Continúa sus estudios de maestría en el Colegio de la Frontera Sur.






Un sólo ojo es el miedo

A los de la Narvarte y a mi pobre País abiótico.
“Los derechos se toman, no se piden; se arrancan no se mendigan.”
José Martí


El cíclope del miedo ha llegado a mis ojos
El cíclope del miedo derruye árboles familiares
De niño el cíclope, inventó el gas
cuestionó a Buda, mató a Quetzalcoatl
De joven segregó un semen
que fecundo hombres mediocres
enajenados, hechos de miasma
de peste histórica
Levántate y cae, les dijo a los hombres

El cíclope del miedo degusta
de mujeres por las mañanas
exprime sus senos siguiendo su rabia
deyecta palabras en sus mentes
como una disparo que perfora
hasta las pieles más rígidas

El cíclope del miedo aniquila por placer
no le gustan las fotos
no da exclusivas
más siempre es protagonista

El cíclope, aprendió a mover las piezas
fuma en las pipas del pueblo
compra casas blancas y cristalinas
blancas como el polvo de sus baños
El cíclope del miedo se pone corbata
habla de política
promete contienes con esclavos incluidos
dispara holísticamente desde lo alto
dispara hegemónicamente desde su azotea
dispara “postmodernamente”
a todos los puntos cardinales

El cíclope del miedo se divorció de Cuba
y Corea del Norte
se fue de putas esa misma noche
Felatio tras felatio
terminó con los sueños del campesino
del carnicero
de mi padre

El cíclope del miedo se aburre
no hay heroína que lo consuele
no hay demología que acorrale
sus proyectos ominosos

¿Conquistará la luna?
¿Llegará a nuestras casas?
¿Existe un David que lo derrumbe?







Alejandra Muñoz

 (1992) es originaria de Chiapa de Corzo, Chiapas. Escribe narrativa, poesía y ensayo. Es Premio Estatal de la Juventud en Literatura 2007. Ha participado en distintos eventos académicos y literarios nacionales e internacionales. Es egresada de la licenciatura en Lengua y Literatura Hispanoamericanas, actualmente estudia Derechos Humanos.




Barbies, putas y mojigatas 

¿Alguna vez escucharon que Barbie se quejara de acoso? No, porque a Ken no le importaba que usara vestidos cortos ni escotes largos. A él sólo le interesaba llevarla a pasear en su convertible, regalarle flores o chocolates. Pero Barbie crece y el "qué bonita estás" se convierte en "mamasota, qué buenota". Entonces debe cuidarse de ponerse faldas cortas, de caminar por donde no debe, aprender defensa personal y dejar de sonreír a extraños, porque así es el mundo, si sonríes provocas, y te chingas, por puta. 
Todos vivimos atados a lo que nos rodea, nacemos para ocupar un espacio que se nos ha sido otorgado antes de ser concebidos, tenemos que responder a las expectativas que nos cercan, estamos circuncidados y la única vuelta atrás es la reflexión ¿Qué se espera de la mujer en una sociedad como la nuestra? ¿Qué espera la mujer de sí misma?
            En los últimos años el término “empoderamiento de la mujer” ha colmado los discursos políticos, se ha infiltrado en los proyectos de asistencia social y, sobre todo, ha sido excusa para los grandes elefantes blancos, de los que estamos tan acostumbrados que hasta chitear se nos hace absurdo. Bajo este lema se han apartado curules en los congresos y creado secretarías, dependencias menores y programas de asistencia social.
            En la Cámara de Diputados Federal se encuentran 189 mujeres, 37% del total de legisladores, hasta el momento el mayor número de féminas en el Congreso; en Chiapas, uno de los estados más al sur y en el que la violencia de Género está latente, hay 14 diputadas locales, poco más del 26%. Uno llega a pensar que el conflicto del empoderamiento de la mujer está cubierto, sin embargo, los feminicidios resuenan en las notas rojas, las mujeres indígenas siguen teniendo muy pocas oportunidades de desarrollo pues siguen sujetas a los usos y costumbres –machistas- de sus etnias y, para colomo, en la ciudad los estereotipos de género no han cambiado, continúan persiguiendo al sexo femenino, una o es Barbie, es puta o mojigata.  
            Si se han creado dependencias con el único fin de proteger a la mujer, se han legislado los derechos femeninos y hay mujeres en el poder, ¿por qué este género siguen siendo tan vulnerable? La respuesta es sencilla, somos vulnerables porque nos sentimos vulnerables, porque nos tratan como tal y nos agreden como tal. Se han creado estructuras políticas, pero no sociales, no se ha atacado directamente a las esferas de pensamiento, ni roto su hermetismo.
            Hace falta inyectar a la sociedad nuevos discursos donde, por ejemplo, se pueda diferenciar entre los roles (dominante y dominado), el género (femenino, masculino, trans) y la sexualidad (hetero, homo, bi). Se trata de olvidar la vieja canción que dice que en Chiapas “todas las mujeres son valientes y bonitas, y buenas pa’ los quereres” porque no todas las mujeres son valientes, bonitas y buenas pa’ los quereres, ni “modelo de esposa”, ni mucho menos -o más-. 
El empoderamiento no recae en las notas periodísticas (en su mayoría de “sociales”) sobre grandes mujeres “líderes”, ni en acabar con necesidades que por ley deben ser cubiertas, ni de hacer más sencilla la vida de las amas de casa. Se trata, en fin, de dejar de ser lo que somos para juzgar nuestra realidad y dar la posibilidad de un distinto ser, menos Barbie, menos puta, menos mojigata.






Elizabeth Aracely Pérez Bezares 

(3/11/1990) Han publicado textos suyos en  revistas de diferentes estados y en varias compilaciones: y en solitario, el libro cartonero: “A veces el Silencio” en “Cartonerita Niña Bonita”, en Zaragoza. Es miembro del colectivo: Al sur de la palabra A.C. y cursa el séptimo semestre de la Licenciatura en Historia.


Puertas

La muchacha dijo:
Aquí hay una puerta.
No estaba sola,
vestía una túnica
o un pantalón gastado
o un jersey un poco grande
o un kimono.
Los sueños rotos,
eso sí,
como cada sábado.

Estaban a punto de dormir
y repitió en voz alta:
Aquí hay una puerta
se durmió pensando en ello,
su subconsciente le repetía como un eco:
Aquí hay una puerta
Aquí hay  una puerta
Aquí hay  una puerta
en sueños
Se preguntaba dónde,
y sobre todo
si la puerta estaba abierta.






Diana Ivonne Martínez Tovilla
(San Cristóbal de Las Casas, Chiapas)


Licenciada en Historia. Archivista y bibliotecaria de profesión. Coordinadora del Encuentro Nacional de Literatura Al Sur de la Palabra. Ha publicado el libro de cuentos Íntimos espejos en las sombras y la plaquette de poesía  Dormir en el fondo de un Converse, así como en diversas revistas y antologías.



Piedras Capitales
A Soraya Manutchehri


Aquel de ustedes que esté libre de pecado,
que tire la primera piedra.
Juan 8:7


La levantó con furia y la arrojó…

Del cielo relámpagos y truenos, injurias todas.

El tiempo, pocillo de barro, añicos en el suelo.

Sedado corazón, amortajado en miedo.
Una escoba que no sirvió para volar.
Una franela que emponzoñó los muebles.
Una sartén que freía soledad.
La primera piedra fue lanzada…
Desencantada, ablandada,  trozo de ternera.
Una aguja que no zurció sueños.
Un tendedero de desilusiones.
Amargos limones en el frutero.
Soberbia:
Mañana, dibujo de crayones.
En su regazo, un gato que dormita.
Avaricia:
La olla está llena de garbanzos.
El velo, acalora.
Envidia:
Zumaque, un poco para esta vida.
Cordero… reboza el plato de cordero.
Ira:
Talión, ojo por ojo, y sólo me das uno.
Uvas que no son, una novela.
Lujuria:
Cordero… no me perdonaste “señor”.
Gula:
Bofetadas, el pan de cada día.
Pereza:
No me desampares… noche y día, es doble jornada.
Las piedras fueron arrojadas,
no estaban libres de pecado.
Las piedras fueron tiradas,
eran sus pecados.







Matza Maranto Zepeda (Maritsa C. Maranto Zepeda)

Nació en Ocozocoautla de Espinosa, Chiapas. Actualmente estudia el doctorado en Ciencias Sociales y Humanísticas en el Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA). Realiza la cápsula radiofónica Ex libris para el programa Andares, la cultura y sus rutas del Sistema de Radio, Televisión y Cinematografía de Chiapas. Es autora del poemario Atajos para llegar a nadie (SE del Estado de Chiapas, 2011), Peldaños (UNISON, 2012) y Trozos de azogue (Nueva York 2013). Fue becaria del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico 2011 y es Premio Estatal de la Juventud 2010 en la categoría de Poesía.


"El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía."
"Me niego a vivir en el mundo ordinario como una mujer ordinaria. A establecer relaciones ordinarias. Necesito el éxtasis. Soy una neurótica, en el sentido de que vivo en mi mundo. No me adaptaré de mi mundo. Me adapto a mí misma."
Anaís Nin


La infinita

I
Soy la casa que habitas
esta inmensa línea indivisible,
las palabras resuenan en el vacío
ahí
donde pudimos no encontrarnos.

II
Esta ansiedad que envuelve mi vientre:
festival sin orquesta.
Soy
tu solitaria
tu búsqueda
tu nictálope.

III
No es inútil la rebelión de tus labios
ni de mi senos que son como dos espadas que atraviesan el olvido;
no eres tú el que limpia las aceras donde esta confusión de lenguas te nombra;
es la melancolía del regreso,
esta lágrima que se diluye al final de la calle
un cuerpo habitando en mi cuerpo.
La ciudad no eras tú
la ciudad es esta eterna agonía en la que vivo.

V
Danza nocturna
convierte mi cuerpo en quimera.
Ciudad–vientre
de semáforos clandestinos.
He recorrido innumerables puentes
ahí donde soy en cada hombre
una imagen que se alarga entre los muros.



Chary Gumeta (María del Rosario Velázquez Gumeta)

Chiapas, México 1962.  Sus últimas publicaciones: “MAS ALLA DEL SUR” La Jardinera Guarrior Ediciones 2014; “…Y LOS MUERTOS MARCELA?” Editorial Public Pervert 2015; "POEMAS MUY VIOLETAS" Editorial Metafora, Guatemala, C. A.,2016 “JOAQUIN MIGUEL GUTIERREZ CANALES: SINTESIS BIOGRAFICA” ITAC-CONACULTA 2015. Su poesía ha sido seleccionada en antologías de México, Centro y Sur América; traducida al inglés y al zoque. Ha participado en festivales Internacionales de Poesía en varios estados de México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Perú, Argentina, Bolivia y España; ha realizado conversatorios culturales en la Feria Internacional del Libro en Ciudad Guatemala 2014-2015 (FILGUA), Feria Internacional del libro de Xela, Guatemala 2015(FLEX) y Feria Internacional del Libro Chiapas-Centroamérica 2012-2015 (FLICH), Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2015(FIL GUA).



Marcela,
cuando vengan por nosotras
sacudiremos el polvo de los recuerdos
sin cerrar los ojos
para que queden gravados en la retina

Recordaremos los días de fiesta
en que los demonios nos daban de beber
licores infernales

Y como hasta el suceso menos gracioso
nos hacía reír a carcajadas.

Cuando vengan por nosotras
detendremos el tiempo,
nos abrazaremos fuertemente
y por primera vez
nos diremos la verdad,
hablaremos de la lluvia sobre el pasto
y del silencio que éramos
cada vez que destruíamos las palabras.

Cuando vengan por nosotras
amada Marcela,
recordaremos nuestra complicidad
y de como el exilio no nos destruyó el corazón.

Ya reconciliadas

me daré cuenta
que hemos sido asesinadas.

 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total