Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2015 Monterrey, México

Poemas Grito de Mujer 2015 Monterrey, Mex.










MOTIVUS AMORE



Desde Arriba

Todo lo que te persigue, ya no te alcanzará, porque no habrá poder humano que pueda tocarte; No cuando tú misma te has cazado. Todo lo que te angustia, todos esos miedos, te elevarán a la cima más alta. A la cima de tu mente donde se concentra el corazón de una mujer enamorada.

El miedo más profundo ya no caerá nunca sobre ti, ni sobre tus hombros, ó sobre tu espalda; Porque nunca volverás a limpiar pisos, ni a lavar vajillas que no quieras lavar, ni a cocinar por contrato nada que tú no quieras. Y tus angustias cesarán, porque no habrá violencia dentro de tu corazón ni dentro de tus instintos.

Caminaras sobre el fuego, lento y despacio, y ningún hombre volverá a decirte que no vales la pena, porque para ti misma valdrás mucho más que un par de simples palabras.




Misógino dos


Cada mañana al despertar, me gusta apreciar tu rostro empapado de ternura. Tus dulces labios, tus bellas manos, observar tu pelo, tus piernas, toda tú. Pero después respiro y antes de dar el primer suspiro, me imagino tu rostro cubierto con el mío. Esta mirada tan tierna de querer conocer más, esta tristeza tan ajena que te tiene que admirar.

Atentada en las mañanas a las necesidades del otro, recibiendo a mitades lo que te corresponde de modo. Sabes que necesitas perfecto un escape de la rutina, pues todo lo que tú afrontas lo haces con valentía. Mujer bonita, mujer imparable, dame tus ganas de volver a sanarte. Te gusta más verte reír que verte llorar; pero acostumbraste a tus labios a no volver a besar. A mantener la distancia cuando se trate de amores, mi guerrera indomable, te violaron los temores.

Cada mañana y por debajo de la mesa, él metía en tu falda todas aquellas tristezas. Debajo de su mirada te mecía con la maleza y con fuertes miradas, desvirginaba tu linda inocencia. Te penetraba con besos y su fuerte voz, con forcejeos y dudas te rompía el corazón. Antes de salir huyendo se te nublaba la razón, y violentaba tus sueños y te metía al caparazón.

Cada mañana al despertar ahora tu rostro se encuentra dormido. Ha  permanecido intacto, sin llanto y con delirio. Encanto que pocos se atreverían a admirar, mi mujer perpleja no hay nada que lamentar, en esta guerra vacía solo tú te puedes salvar.  Mujer serena, mujer de tierra,  no levantes tus armas al mundo de la violencia.

Y con esa delicadeza con la que viertes todo ese mar, demuéstrale a tu cuerpo que tienes mucho que valorar.

Con tu mente tan firme y tus pecados ya malheridos, te levantas de una agonía que fue tortura y maleficio. Bendito tu cuerpo que pudo serle fiel a ese fuerza tan grande, que te abuso en aquel motel, que con perversas palabras, estrechó tu cuerpo en el piso y con vacíos en la mirada, te desgarro tus calzoncillos.

Que busco en tus oídos y te ataco con tacto, que es el mayor de los designios que sufrimos los que violamos.

Cada mañana, al despertar en este motel, veo tu rostro queriendo encontrarme. Mi mujer de plomo ¿cómo podrás perdonarme?






RAUL SEPULVEDA TELLO.


Todos creían que nunca iba a cambiar, que siempre sería la misma mujer que tenía que sonreír aunque no quisiera. “Ándale, ¿ya ves, Elisa? ¡Te ves más chula sonriendo!” decía aquél animal cuando salíamos. Pero por dentro me llevaba la tristeza. No recuerdo en qué momento del matrimonio empezó mi viacrucis. Al principio sus agresiones eran sutiles. Tenía que adivinar en qué bolsillo de su pantalón tenía la quincena; si fallaba, no me daba nada. Según él no necesitaba dinero porque ganaba mucho como doctora. Al poco tiempo vinieron los insultos. Para él era la pendeja, la inmadura, la aguafiestas… Tenía que gustarme a fuerza el futbol y acompañarlo al estadio, sin que le importara que los borrachos me gritaran cosas y recibiera una lluvia de cerveza y orines. Y que ni se me ocurriera salir a la calle con minifalda.

En mi familia las cosas no estaban mejor, con una madre asfixiante, una hermana abandonada con dos hijos y otra adicta al Tafil. Como buena mexicana, opté por la estabilidad del matrimonio, aunque mis conocidos me veían cada vez peor. Estaba siempre con la vista nublada y los hombros caídos, como un árbol seco.

Una tarde me desahogué con mi mejor amiga. Me dijo que nadie tenía derecho a quitarme mi luz interior. Comenzamos a recordar cuando jugábamos de niñas y todos decían que lo más bello de mí era la sonrisa. Terminé llorando junto a ella. Nos abrazamos y decidí enfrentar a ese cabrón.

Al día siguiente decidí ir al trabajo en minifalda. El infeliz comenzó con sus insultos de siempre y le puse un alto. Pedí a gritos que me regresara mi vida, que no tenía que cambiar mi dignidad por cuatro paredes y un techo, y que no iba a aceptar ni un insulto ni vejación más. Al decir las últimas palabras tenía mi cara casi pegada a la suya; por primera vez vi el miedo en sus ojos y me di mi lugar como mujer. Esa mañana sería la última en la que me vería vestida así, o de cualquier otra forma.





NINFA ECO



La virgen del roble


Dicen que la virgen se aparece cada invierno con el rostro agrietado por el frió, debajo del reboso la cruz incrustada sobre su pecho, no tiene corona, ya se la habían quitado antes de llegar aquí, al cemento... a la ciudad de los suelos ardientes donde las vírgenes son marías y no están en las iglesias se sientan con su palma hacia arriba, la mirada perdida y un estomago vació. ya no hay semilla de MAÍZ, se acabaron las tierras, las convirtieron en oro para las coronas en los templos Un padre ha dicho... venid y dadme tu fortuna! de rodillas por el suelo se escucha el canto virginal entregándose a una fe muerta.

Con una sonrisa ante la ironía
Vanidosa te saludo desde aquí,
Verdaderamente vivo en sombrías melodías,
¡Qué tiempos éstos en que hablar sobre árboles es casi un crimen!
¿Cómo puedo comer y beber si al hambriento le quito lo que como y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
ciudades en tiempos del desorden, verdaderamente vivo en tiempos híbridos
Entre los asesinos dormí,
hice el amor como un gato bajo la lluvia en esta ciudad de cuervos
perros en las esquinas nos vigilan cautelosos,
luego esta madre tierra se recuesta sobre el universo...
nos abre las piernas,
nos atrae al vació,
entonces...
dormimos entre la mugre como apestados,
bajo la impunidad de los que no saben que hacer con sus manos.
marionetas sin centavos,
con ilusiones y pocos millones,
aquí me tienes, volteando las tortillas calientes.




JAVO GUERRERO





 
"No quería que fuera así"



Cuánta razón tenías vida mía...

Caminaba bajo el crudo frío de Enero
después de olvidarme de ti al estar en el trabajo,
Siempre creí que era así, hasta que aprendí que
me olvidaba del trabajo para estar en ti.

Esa noche vi mis manos, solía tenerlas desnudas,
Pero esa ocasión fue distinto...
Las cubrían aquellos guantes, tu regalo no tan preciado por mí
¿Unos guantes?... De que me servirán unos guantes?

El tiempo transcurría, pasaba el tiempo
y junto a él pasaba yo desapercibido ante tu manto,
sin darme cuenta te fuiste desvaneciendo poco a poco
como la gente desaparece a los pocos metros en esta densa neblina del frío mes de Enero en la mañana...
También eso paso desapercibido... no quería que fuera así.

Te pertenecí ayer, te pertenezco hoy, te perteneceré mañana,
aunque ya no estés aquí, te juro que no quería que fuera así.
Tus brazos me arropaban y me acobijaba en tu existir

entre sueños te miraba y mil veces contigo me vi vivir.
No noté que en tus prioridades de amor querías protegerme
Del frío, del mal, del desamor querías alejarme.

Querías nunca verme sufrir ni siquiera por frío quejarme
Hoy vuelvo a ver esos guantes y me pongo a repetir
Cuánta razón tenías vida mía, no quería que fuera así.




"Mi mexicana"



Morenita de mis ojos
de dulces labios sabor café
tierna piel de caña de azúcar
cuerpo rico como la miel


Dibujante de mis sonrisas
y de las tuyas también
Dame uno de tus ricos besos
que de tus raíces quiero brindar y beber


Anda y bebe del tequila
ahoguemos las penas juntos
sonríe y volemos alto
antes de llegar a ser difuntos


Ay! mi mexicana querida
de refinadas prendas llamativas
reboso enorme como tu lucha
ritual pleno vivo que me inspiras.







VIAJERA SIN RUMBO



Sedientos


Nos bebíamos
cual sedientos peregrinos
que cruzan el desierto,
nuestras pieles se doraban
bajo el Sol y con la Luna
-con tanto calor-.
Nos mirábamos,
¡ah sí, cuánto nos mirábamos!
Las caricias sin manos
-tan sólo con los ojos,
con el pensamiento-
hacían de nuestros momentos
instantes callados
de letargo y de pasión
posible lo imposible
poseerte sin tocarte
beberte en un solo trago
y luego
luego saborearte.





Los insaciables



Cómo quisiera vivirte así
lentamente
caminarte paso a paso,
dibujar sobre tu piel desnuda
las más bellas
figuras de amor;
escribirte con la punta de los dedos
los más increíbles versos
que se fijan con suspiros
a tu cuerpo y a mi piel;
que el tú y yo desaparezca,
nosotros
eternos soñadores
uno dentro del otro
sin palabras;
bordar de lentejuelas la Luna
-para iluminarnos-
diseñarte a mi medida
como traje nuevo de seda
y terciopelo:
de sal,
sudor y ganas.
Nosotros, cariñosos tan intensos
a media noche como a medio día
escribimos una historia
en la espalda
vientre y piernas.





PERFORMANCE POR HORTENCIA DELGADO.



Textos en mis espejos



El amor durará
En lo que practico
El olvido
pariendo olvido...para engendrar ilusiones
Poco a poco se fuè quedando dormida alimentando la esperanza de la espera
El recuerdo de su voz en las pestañas el calor de sus manos en el eco del recuerdo





AXEL RAMIREZ.



Otra vez pensando


"¡Ay! ya vas a empezar con tus patriarcalidades"
escucho que piensa la chica de ojos color
ciruela pasa; mientras que los gestos de
la chica ojos color avellana están a punto
de darme una bofetada cargada de historia
colonialista de nuestros ancestros,
observo sin querer queriendo la mirada
que me dice todo y lo que me falta
saber para criticar, es un complot
de mi historia de vida y la religión
católica que me ahogó toda una vida,
entonces me di cuenta que decir:
"chinga tu madre", "hijo o hija de tu
puta madre", eran las peores ofensas
que me hacían cómplice de la torre
de Babel, gran verga erigida para
qué sé yo, igual es ficción ¿no?,
no sé, aún me falta estudiar mucho
y derrumbarme como falso hombre,
y construirme socialmente como
hombre pero de otra manera,
una base se quita y escucho caer
mis ladrillos al ser alcanzado por
los golpes de la verdadera realidad,
y me duelen las entrañas porque se
mueven las espinas por las que
estoy hecho, al menos me hubiera
gustado seguir descubriendo qué más
había de verdad en las venas de mi madre
y las raíces de mi tierra, antes de que
mi fraternidad me golpeara con mazos
de concreto obligándome querer ser
hombre, a que me gustara la carnita
muerta de animalitos que nacen como
niños en este sistema, para morir
por bombas de químicos, y niñas por
balas perdidas en una arenosa batalla
en Palestina contra un ejército
fantasma dirigido por un objetivo falso.





Poema del 19 de octubre


Si voy tengo que volver,
en lo profundo de las palabras,
de los abrazos, las miradas
y de los pensamientos,
tengo que volver, no perderme
ni perder lo que sea
en cambio puedo elegir
al haber comenzado a
querer cambiar, puedo
escoger si volver a ser
como era o no,
¿hombre, mujer, sin sexo,
sin género?
¿Hasta qué punto mi
comodidad me ha satisfecho
para que me duela tanto
el vivirla?
Si voy de viaje vuelvo a mí,
la vergüenza que me da
ver trabajar a mi mamá,
en la casa complaciéndome
y yo aquí sentado preguntándome
de mi existencia y de la vida.






ANAVIC



Chingona

Las verdaderas mujeres no nacen, se hacen. Se construyen a base de intentos, de aquellas mujeres que se equivocan y vuelven a intentarlo.
De las que conocen el dolor hasta el tuétano y aun así no se arrepienten. Que no esperan a que la vida se les hinqué, mejor la conquistan.
La verdadera mujer no espera las oportunidades, sale a la guerra y las encuentra. Son cazadoras por naturaleza. Nadie les ha de quitar lo que quieren pues conocen a la perfección el arte del cuidado.
Aquella mujer que aun estando derrotada muestra siempre una sonrisa y mejor aún, está dispuesta a apoyar a las buenas causas.
Son mujeres únicas, con garra y pasión que lo desbordan día a día. Las verdaderas mujeres no saben cómo flaquear, nadie les enseño a ser víctimas, solas aprendieron a ser victoriosas.




Rosas

Mujer que vale oro
Y que brillas como plata.
Primavera después de un crudo frío
Dulce néctar de girasol para colibrí.
Perfume de sereno
Espina cuando hieres
Profunda es la herida y nunca se olvida.





ALEJANDRA PUENTE



Nacimiento.


Recorro con mis ojos los pasillos de la inmensa librería, gran cantidad de autores se posan allí, pero qué ha sido de ellas, de las mujeres, pocas de sus luces puedo contemplar, Virginia Woolf mencionó que si una mujer quería escribir necesitaba tener dinero y un cuarto propio.

Lejos estamos de aquellos tiempos, la independencia económica es una necesidad, entonces ¿qué escasez habita en mí que me impide escribir?
Sin duda existen dificultades en un mundo en donde la escritura ha estado dominada por los hombres.

Nací con reminiscencias, insulsa crecí y me apegué a los cánones que la sociedad establece, pero llegó el día en el que me arriesgué a conocerme y cuestionar mi entorno cultural para saber en qué lugar se ubicaba mi cuerpo de mujer.

Emociones viscerales se apoderaban de mí, me desgarré las entrañas para abordar lo recóndito que habita en mi interior.

Contemplo la Luna por las noches, cuando sangro, descanso.




Nosotras.

Es ella, pero a la vez soy yo
la que escribe, la que canta.
Ninguna sabe amar a la otra
pues distanciadas hemos crecido.
Unámonos y seamos nosotras
las que crean, las que inspiran.
No, no estoy sola.
la flor se convierte en jardín.






RAMONA TORRES.



Te has enamorado?


Hasta ayer, yo nunca lo había sentido
Jirones eléctricos entre emociones
Rompiendo el enigma de mí enfoque perdido
Cromático, ácido e imaginario club de los imposibles
Como te explico que mi corazón no es de elástico,
Que al sentir tus labios hierve y muere un éxtasis perfecto
Me elevas, allá donde inicia
Mi futuro convertido en destino.
Alas dispersas que abrazan mi andar
En inversa, reversa, comienzan
Ópalos vestidos de caricias
“Los frutos de mi vivir”
Aquí estoy, hoy te quiero a ti
Como a una estrella en domingos lucidos
Volando entre verdes montañas
Escuchando la música de mi memoria.



Miranda ha muerto!


Miranda ha muerto!
Entre velas y suspiros ajenos
Yo la vi partir
Su luz ahora habita en el universo
Aun la siento sonreír
En mi fantasía impregnada de dolor
Miranda hoy ha muerto!
Viajando a lo inexistente de sus sueños
Hundida en el tormento
Y yo extrañando su calor
Abrigo de mis tristezas…Amante de mis abrazos
Alegría de mi corazón!
Maldita melancolía que hoy hiere a esta noche triste
Oh amada mía! Te fuiste!
Dejando tu sabor
Entre el cielo y el rumor de la vida
Escucho la melodía del infinito
Las abundantes sombras de tu espíritu
Sacrificio inútil de mi soledad!




LA DAMA DE NEGRO.


Tentáculos

Se me alargan hacia ti los miembros.
Incapaz de resistirse, te saluda mi tez
a cañonazos.
No me digas de leyes, sofoca el quinqué,
da vuelta al pestillo. El motivo es incrustarnos.
Me despeño en tu vientre, eres lago que arrastra
la estela mi aroma. Sobresaltas mi anatomía,
acoplando tu pecho.
Arrullas mi cabello encerrado con un solo juguete:
perversión. El octopus de dos pechos envuelve
mi blancura. Degusto inmoral fruta: tu granada
entreabierta.
Exaltando a la que antes fue hombreriega,
perforas hondo. Nada franquea tus bordes,
todo termina en ti. Desbaratas mi susurro.



Aperitivo

Meces
profanamente
los dedos.
Manjar tu cadera
Embocadura de
mis fauces
apetentes.




VIVO BONITO


Vivo Bonito


Me pregunto como la vida me presenta un sin fin de colores, circunstancias y sabores. De uno mismo depende como lo queramos vivir.
Hasta este día puedo decir que soy una persona muy fuerte
Soy más fría pero más cálida en mis sueños…
 Que a veces tengo miedo a lo usual que hacia pero me volví más atrevida a lo que para mí era desconocido….
En momentos puedo ser dulce pero en otros un tanto acida…
Aprendí a bailar distintos ritmos que moldeo a mi cintura, pero los alejo porque aun me cuesta tiempo y espacio…
Aprecie mi espacio y en muchos momentos aprendí a decir “No”  y en algunos otros en donde a lo mejor tenía que mencionarlo simplemente no lo hice…
Descubrí que soy dueña de mis pensamientos, de mi cuerpo, de mis ideas…. Que tengo mis sueños, fantasías, esperanzas y también miedos…
Más que nada despistada, enamorada pero a veces un poco cuestionable a mi sentir…
A veces con autoestima muy alta, otras por debajo de la tierra…
Con defectos que se podrían hacer mas grandes con el paso del tiempo…
Con cosas que aprendí y que hubiera deseado tener antes pero estoy tranquila porque es mi momento y llego en el mejor de los tiempos…
Con mas amigos que enemigos pero menos amigos que conocidos…
Con miedos que supere…
Con menos inhibiciones pero más tímida en ocasiones…
Descubrí  en mí una mujer que no se conforma con lo que tiene pero en el fondo sabe que tiene más de lo que quiere…
En momentos molesta, enojona, sangrona, a veces fría, a veces melancólica… Pero la mayoría del tiempo transparente, no puede ocultar lo que siente.
 Trato de que cada día sea irrepetible… busco en el cielo algo nuevo aunque algunas veces, créelo  temo estar sola…
Soy mucho más que la literatura; sin dudas reservo ese placer a la ignorancia, llegue a la conclusión de que se perdería la magia si descubro los secretos  de porque pasan las cosas…
Mi sueño escribir, ser libre, que llegue hacer un cambio, aunque si no lo logro tampoco me importa, porque sé que de un tiempo para acá quebré todas las reglas que yo misma me había impuesto…
No me preocupo por lo que seré, dejare que el tiempo y la vida me presenten esos sabores y colores que aun debo conocer…




Cuando no me quería


Cuando no me quería deje sueños sin cumplir, había un sin fin de fantasmas sociales que gritaban a mi mente que la forma en que quería ser no era la correcta, cuando no me quería, di todo por alguien antes de que por mí, cuando no me quería no sabía que tenía que quererme a mi primero antes que a alguien, no sabía de las mil un formas que puedo expresarme sin sentirme mal, no sabía que podía gritar, no sabía lo que era llorar... Los tiempos han pasado, no encontré la pócima mágica, sigo en ese crecimiento constante del alma, que te da el tiempo, la madurez, las experiencias, la vida… 

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total