Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2015 Guatemala (Ciudad)

       1 comentario    
Poemas Grito de Mujer 2015 Guatemala.














Ruth Vaides


Tacones


Ya no puedo usar zapatos
Con tacones altos;
Sentada en la plaza
Viendo el mar de piernas
Caminando, corriendo,
Bailando alrededor.
Miro mi bastón,
Escucho un poema,
Y trato de alejar el mal pensamiento.
Veo sus zapatos.
Mi parte femenina
Casi lloro;
Suspiro,
Oigo pasos,
Taconazos,
Se va alejando de mí
En un par de tacones de aguja.




La Pesca


El cantor atrapó con su red
Una estrella
Y la estrella encantó con su voz
Y la red desprendió
De su centro un nido de perlas
Y con voz, con estrella,
Con sonido y con ella,
El cantor atrapó
Con su red infinita
Al cantor. El amor.






Clarisa Aquario

Anhelos De Justicia


No podemos olvidar, aquellas memorias pasadas
Porqué viven en cada rincón de mi patria
Reviven al contemplar las extensas montañas de osamentas
Al respirar el aire con aroma a muerte
Al pisar el suelo húmedo y la fría tierra abonada con torrentes de
Sangre.
Todas aquellas huellas pensantes, imborrables por el tiempo
Perpetuas y eternas, reclaman la vida que un MALDITO TIRANO
Les arrebató un día.
Porqué a pesar que los años pasan
La verdad sigue latente, evidente
Las heridas siguen abiertas
No se pueden sepultar
Sin perder las esperanzas que la justicia, aunque tarde
Un día vendrá…



Soy Inmortal


Soy inmortal como lo ves
Soy inmortal y así es
Y aunque las balas cual rayos
Fugaces traspasan mi débil figura
Hay algo que vive
Sí, que sobrevive
Mis pensamientos
Mis sentimientos
Mis IDEALES
Es verdad que hay algo que el hierro no mata
Que vive que sobrevive en el tiempo…




Mujer


Reír aunque el alma se encuentre sangrando
Correr aunque tenga las piernas dobladas
VOLAR con las alas quebradas y ROZAR LAS NUBES
Romper la venda que cubre mis ojos
Solo así, veré la verdad, al fin
La ceguera que envolvía mi vida
Ha viajado para siempre.




Grito De Mujer


Y me levanté entre los escombros
y me levanté de las cenizas
con una luz diferente
penetrante, latente.
Tú al verme
se te empañaban los ojos.




Andry Oliveros


Lo Que En El Silencio Se Esconde


Grito / Silencio
Grito / Silencio
Grito / Silencio…

Los peñascos de mi corazón enlazan los recuerdos
De aquella noche
Que impregnada en dolor y bañada en lágrimas
Clamé al cielo,
Porque todo acabara.

Las evocaciones son tan palpables
Que aún siento el alma… Asfixiándose…
Ondeándose estaba la noche
Mientras aquel amor maléfico se posaba entre mis entrañas.

Mi voz se calló,
Mis ojos fijos y estáticos se quedaron viendo al que sería
Mi verdugo.

El sonreía…
Se reía y extasiado violó uno a uno los pétalos
De mi inocencia teñidos con sangre.
Valiéndose del amor cándido y puro
Muchas noches fui víctima de sus artimañas.

¡Verdugo Maldito!
Ataste mi libertad
Me volviste presa de tus deseos carnales
Amapola de tus adicciones.

Sembraste en mi virginidad
El terror de la fantasía,
Latigaste paulatinamente los sueños de mi juventud,
Corriste en el bosque de anhelos míos
Claudicando mis añoranzas y suspiros vacíos
Dejando perdida la promesa de un amor insensato
De un deseo malicioso,
De un placer individual que me dejó huellas de carmesí
En la piel enrojecida por miedos.

Jugaste con tus ojos,
Hechizaste mi razonamiento,
No era yo.
Violaste y ultrajaste mis mieles con tu vulgaridad.
No era yo.
Inocencia hurtada a mano,
Maltrataste mi integridad
Y hoy después de muchos años lejos de ti,
El olvido por fin me dio libertad.




Fémina


Matriz candente,
Que derrama vida entre ovulaciones
Brotando el néctar de la savia
Dominante,
Intuyendo,
Sospechando,
Vislumbrando sus mieles.

Melaza que seduce,
Persuadiendo el paladar
De su amante.

Lengua,
Alucinógeno que te aprisiona,
Tacto,
Fricción perversa,
Narcótico que te acordona.
Vista,
Acicalando sus investiduras,
Profanando su cuerpo,
Hembra,
Doncella.

Te oye gemir tu amante,
Musa,
Diosa,
Alucinógenos que absorbe poco a poco entre cada vaivén.

Consorte,
Eres el somnífero que él no puede repudiar.
Sedantes caricias lo embelesan.

Vientre que se expone,
Calor impetuoso que se manifiesta,
Amantes fueron esa noche,
Aunados fueron los cuerpos.
Estrellas fugaces se fusionaron en el oasis de sus entrañas,
Erupciones arcaicas hicieron vivienda en el falo que esa
noche a su cuerpo eclipsaba.




Sin Nombre


Sociedad maldita, putrefacta…
Gobiernos que se jactan de brindarnos seguridad,
Cuando al único que cuidan es al opresor, al ladrón,
Al violador y a los de su urna fatal.

Vehemente sistema vendido,
Comprado ha sido el silencio
De aquellos que juraron a su patria lealtad
Y que hoy con “mano dura” se masturban
Con los símbolos patrios
Deshonrando y profanando las esquinas
Y los hostales mas bagres ya descuidados.

Fastuosos lamentos se distinguen
Entre las lluvias de octubre…
Corre sangre en las calles por la inseguridad
Gastan millones en su ciudad personal
Pero hasta cuándo esto les importará?

Seres antropomorfos extienden sus manos pidiendo misericordia
En las calles de nuestra triste patria vendida
Y los gandallas despilfarran nuestro patrimonio,
Qué más da?
A ellos solo les importa su comodidad,
Sus lujos y sus orgías patriotas,
Sus campañas anticipadas,
Impuestos al ciudadano que sirve para vanidades.

Gente muriendo, niños desfallecen
Y a nuestro gobierno le da igual!
Hasta cuándo esto va a cambiar?
Quizás nuestras letras provoquen el cambio
Tal vez es momento de gritar.






Rosanna Dubón



Secreto A Voces…
Un extracto de la voz de una niña violada por un miembro de la familia


Estoy muerta en vida, camino como zombi
Aun no comprendo lo que pasa, no entiendo,
La cabeza me da vueltas, los pensamientos también,
No sé si estoy viviendo algo real o es una pesadilla.

Todo me da vueltas, no encuentro equilibrio,
Necesito salir corriendo a donde sea posible
No importa donde solo quiero salir corriendo
Alejarme, refugiarme, esconderme hasta de mí.

Solo quiero encontrar un lugar seguro,
Donde pueda estar sola, llorar y gritar,
No quiero ver a nadie, que nadie me vea,
Que nadie pueda leer mis pensamientos.

Solo quiero encontrar agua, no importa donde,
Quiero que el agua limpie mi cuerpo, limpie mi alma,
Que el agua pueda llevarse mi dolor, mi vergüenza,
Si tan solo el agua pudiera llevarse mi dolor y mi rabia.

Es tan grande mi vergüenza, es tan grande mi impotencia,
Si por lo menos pudiera contarlo sin sufrir las consecuencias,
Si pudiera gritarlo sin el temor de dañar a mi familia y dividirla,
Quizás nadie me crea, o me culpen de todo lo que ha pasado.

Si hasta yo misma me culpo por haber confiado tanto,
Si muchas veces me pregunte qué fue lo que hice para provocarlo,
Si yo misma me culpo por no haber sido más fuerte y defenderme,
Si tan solo hubiera tenido un leve pensamiento que me advirtiera.

Pero nunca imagine, que quien dice amarte pueda así lastimarte,
Olvidar su compromiso con Dios, con la Patria y la familia,
Y dejarse llevar por sus demonios y sus instintos,
Y olvidar que su promesa fue cuidarme y protegerme.

Olvidar que por nuestras venas corre la misma sangre,
Olvidar que somos de la misma familia, y debió cuidarme,
Olvidar que la justicia tarde o temprano llega y cobra la deuda,
Olvidar que soy una niña que tiene una vida por delante.

Me dijo sería un juego que les encanta a los adultos,
Me dijo sería un secreto muy bien guardado entre los dos,
Me dijo que debía colaborar, y quedarme muy callada,
Pues nadie entendería que de esa forma él me amaba.

Nada es como antes, estoy ensimismada, me siento culpable,
A pesar de que no me ha gustado para nada, me siento manchada,
Es como si mi niñez me ha dejado abandonada y olvidada,
La alegría ha partido, el llanto me ha poseído y no entiendo nada.

He perdido el interés por la escuela y mis tareas,
Ya no encuentro lucidez en los juegos de antes,
Se acabaron los abrazos, los besos en familia,
No deseo el cariño más de nadie con caricias.

Mi mundo se ha hecho trizas, se ha quebrado ante mis ojos,
El dolor y la tristeza me han dejado sin antojos…no más risas,
No más juegos que me roben la sonrisa y me pongan de hinojos,
Que nadie se me acerque, que nadie me toque y me robe la sonrisa.




Guatemala Insalvable


Pobrecita tierra mía
Insalvable es tu realidad
Tan lastimada, tan herida
Tan llena de maldad.

Sé el dolor profundo
Que te causa el presupuesto
No crees tener mucha vida
Para pagar tanto impuesto.

Tu tierra bendita por Dios
Que nos cobija con amor
Ya no es dueña de sí misma
Es vendida al mejor postor.

Y tus hijos venden patrias
Entonando el himno están
Pues jugosos dividendos
A sus bolsillos llegarán.

Mientras la tierra llora sangre
De tanta manipulación
Tus volcanes vierten fuego
De úlceras de dolor.

El hambre de un pueblo
Esclavizado en desempleo
Mientras unos pocos
Ganan jugosos sueldos.

Paraíso del crimen
Con playas de miseria
Justicia solapada
De la que todos hacen feria.

Hasta cuando Guatemala
Soportaras esta lenta agonía
Si el cianuro de los poderes
Te envenenan cada día.

Mientras los hijos en quien confiaste,
Exprimen hasta la última gota
De las arcas del Estado
Que poco a poco se agotan.

Tu balance está en rojo
El crimen de la deuda externa
Nos tiene de hinojos
La pagamos sin deberla
Pobres hijos, pobres nietos
Qué futuro les espera?
Ya no habrá una Guatemala
De la eterna primavera.




No Puedo Arrepentirme


Vocecillas inquietas gritan a mi oído
Te lo dijimos, te lo advertimos
No arriesgues tu vida
Nadie va agradecerlo.

No puedo arrepentirme
Valió la pena el riesgo
Valió cada vida rescatada
Del infierno del maltrato
Del averno del abuso.

Y cada vez que recuerdo
Esas caritas tristes
Llenas de miedo indescifrable
Y de preguntas sin respuesta.

Me digo valió la pena
Arriesgar mi propia vida
Darles un poquito de esperanza
Y amor por su propia vida.

Valió la pena arriesgarme
Por mostrarles otro mundo
Donde no todo es dolor
Maltrato y abuso
No puedo arrepentirme
De haberles demostrado
Que la justicia siempre llega
Tarde o temprano.
No puedo arrepentirme
De haberlos rescatado
Del dolor y la miseria
Que había en su vida.

Y si quienes quieren amedrentarme
Lograran alejarme del sistema
Ya vendrán otros con más agallas
A seguir todas mis huellas.





Diana Morales



Vuelo Cero (drmc)

Atravesaste el ojo del sol
Para descubrir en sus entrañas
La pesada bota de la opresión
Del callado sueño del desdichado
Y la agria sinrazón del dictador.

Subiste lo más alto del cielo
Para caer sin tocar la tierra
Y dejaste que pusieran truenos
Dentro de tu vagina blanda
Pues la verdad no se puede parir
Si hay cerdos husmeando tu útero.

Yo desconozco tu nombre,
El latido que traigo ahora
Ya no lo escuchas pues
Tus alas han muerto.

Nos has dejado un vuelo en cero
Un despegue sin reloj y
Un tiempo ya casi perdido, agotado…



Dime mariposa
¿A dónde dirigir mi voz si tu
Pecho ya no es brújula
Y yo misma no he aprendido a desprenderme
Del suelo?




Aleteo (drmc)


Cuando escuches el sonido
Que golpea la cerca, el marco, la puerta
Acaso será tu presencia, mi presencia,
Acaso será un desconocido, un XXX
De algún cementerio, un rescoldo de humanidad
Que muere entre los dientes de un asesino.

Cuando oigas el grito
Serán mil voces, será legión,
Será el fantasma de una lejana libertad
Que cada segundo que cierras un ojo
Se te queda pegado en las pestañas
Y causa la lágrima que apagó un aleteo
Al otro lado del faro.

Cuando escuches el sonido
Serán las mariposas, serán las larvas,
Serán los gusanos de la traición.
Cuando escuches el sonido
No abras. No atiendas. Huye, huye lejos.
Vuela lejos. Aletea y lucha.




Canto De Cerdos (drmc)

Yo soy el grande, yo soy el chasquido
Que brota de los dedos de la muerte.
Yo soy el único, yo soy el pálido reflejo
De la palabra no dicha, de la oración
Sin terminar.
Yo soy rey entre el lodo, soy la ley
Del hocico más grande y el pellejo más duro.
Yo soy el magnánimo, yo soy el del
Pesado fusil, el que besa la sangre
Y canta con plomo. Pum! Pum! Pum!
Yo soy el rey de los cerdos
Y este es mi himno, este es mi canto,
Este es melódico camino que me han hecho
Todos esos dientes, todas esas gargantas cortadas,
Todos esas falanges destruidas, todas esas súplicas
Que salen de las calaveras inocentes.
Yo soy el magnífico cerdo entre los cerdos
El poseedor de la vara con la que te puedo medir,
El de la pezuña recia que palpa tu corazón y lo agita,
Lo dinamita para que se ahogue y se cierre.
Yo soy el rey de los cerdos
Y este es mi himno, este es mi canto,
Este es el rezo con el que todos los otros cerdos
Me alimentan, estas son las perlas que te preparo
Y que acumulo para aniquilar la voz frágil que
Viene desde la luz.
Yo soy el rey de los cerdos
Y me verás colgando de los pellejos
Un día de estos en algún mercado cualquiera,
Exhibiéndome ante la gente sencilla que vendrá por mí.






Adriana Juárez


Las Mariposas No Viven Aquí


Ahora ya sé porque las mariposas no viven aquí
Porque nos quemaron la oportunidad de libertad
Y violentaron nuestras bellezas al andar
Nos cortaron las alas y no podemos volar.

Nos asquearon con el vómito del encierro
Por una condición, ser mujer, eso nos sentenció.
Mientras nos limpiamos el lodo espeso de palabras juiciosas
Y cuando lo somos nos oprimen y nos parten a la mitad
Pese a todo somos hijas, madres, primas, hermanas ejemplares
El juez, una hermana, otra mujer.

Pero entonces nos piden que seamos fuertes,
Y nos piden que vivamos en lo alto
Y al ascender nos lapidan y nos hacen bajar.

Pero pese a todo eso somos todo
Sobre todo, luz, vida, fuerza y libertad
Somos eso, somos todo, somos mucho más.

Y es por eso que las mariposas no viven aquí
Porque vuelan contra corriente de viento de desigualdad
Porque dejaron la tierra soleada para ir más allá
Porque se convirtieron en luz y brillan, brillan mucho más.






Joss Pinto


I

Me molestan las señoras con pantalón
Que escriben por casualidad,
Y que nunca sus manos se han cortado con papel.
Mujeres de overol
Que van por las calles queriendo poetizar
Hasta el ruido de sus tacones,
Por coincidencia,
Por su diploma de poeta.
Yo disfruto usar faldas,
Para que al caer,
La sangre de mis rodillas
Me recuerde por lo que vivo.
Vivo por los versos,
Por la agonía que lleva mi sangre.
Vivo por el tiempo que desperdicio
Quemando tildes y comas por la pasión
Necesidad- de expresar.
Vivo por la exigencia de
Responder a mis demonios.
Vivo porque de poesía
Es la única manera que sé vivir.
Uso falda para estar expuesta,
Para encontrar mi cuerpo
Un poco más desnudo
Y a juego con mi alma.
Usa falda para rayar mis piernas de rimas,
Convertirme en lienzo de poesía,
En sufrimiento de mujer,
En mi amargura –y elogio- de ser distinta.
Uso falda porque es más incómodo que el pantalón,
Porque no me avergüenzo de ser mujer,
Porque sigo siendo la niña del castillo de sueños,
Porque no es “ser moderna”
Sino ser yo misma.
Uso falda porque en cierto sentido…



II


Dejarme caer
En un silencio alquilado
Donde la renta
No se paga con versos
Ni lágrimas.
Quedarme sola
En una habitación exhumada,
Hermética,
Con sueños de polvo sobre las paredes
Ahuyentando mis plegarias vacías
Para encontrarme finalmente.
Dejar de pertenecer
A un cuerpo en exilio,
Con los recuerdos atados al cuello,
Ser un ser sin nombre,
Sin tiempo,
Sin espacio.
Ser, solo ser
Un cuarto en renta
Para albergar sueños solteros,
Un motel para esperanzas cualquiera.
Ser, solo ser
Un lienzo para un destino clandestino
Que no cabe en un vaso
Y que va por las calles
Buscando firmar
El contrato
De mi muerte
Para liberarme
De mi propia jaula.



III


Hoy será una noche de luto en mil colores.
Una fiesta al silencio final
Que ansío venga a recibirme con flores
Vestidas de un amarillo cruel
Y una invitación a la vida.
Ya no quepo en esta promesa,
En este paraíso de caos inventado.
Quiero hundirme en los agujeros de tu pintura,
Impactar de un clavado sólido la tierra
Y morir,
Morir,
Morir en mí misma y en nadie más.
No quiero mi nombre escrito en ninguna piedra.
Quiero que me dejes libre
Como el cariño de dos amantes que al fin mueren.

Quiero pegarme a algunos zapatos
Para viajar por el mundo sin equipaje,
Dejando un poco de mí en cada calle
Hasta que no quede nada más
Que un recuerdo.
Quiero asistir a mi funeral vestida de rosas.
Seré la última en llorar
Y la primera en beberme la vida
A tragos de cianuro,
A versos suicidas,
A cadenas que se rompen de un solo beso,
A vida
A vida
A vida
Y esto será por fin mi libertad.





Andry Oliveros y Alejandro Golcher



El Grito De La Mariposa Y El Trasfondo De Lo Absurdo


Muerte: Yo,
Portador de las infamias
y desolaciones de la humanidad,
Creador del frío etéreo del alma,
He venido desde muy lejos
para desintegrar tus alas en el espacio de los susurros.

Mariposa: Inexacta es la estima corpulenta de mis entrañas,
Tú eres el lamento que en mi cúpula se entierra
Tras mis latentes temores,
Mis alas...
Las he perdido y siento que ya no puedo volar más.
Encuéntrame aquí tirada
en el ocioso camino de sueños quebrantados.

Muerte: No sólo tus alas has perdido
Me encargaré de llevarme todo aquello
Que te hace única,
Tus colores,
Tus ansias de respirar poesía,
Y vivir de la música de la naturaleza.
Seré el ocaso de tus días de primavera,
Me llevaré todo tus sueños de anhelos
Y los convertiré en pesadillas
de irreverencias tardías,
Sollozante en la esquina del desierto de almas,
Pronto estarás...

Mariposa: ... Silencio...
Oscuro...
Ostentosa agonía que mis alas han palpado...
Siento que no puedo alzar el vuelo
Maldita sea...
Muerte...
Por qué me acorralas en la vitrina
De una torre melancólica de ideas absurdas
Que se propagan entre los colores infundados por mi pasión?
Por qué te llevas de mi interior la luz?

Muerte: Tu luz de ingenio, pasión y creatividad,
Molesta a mis ansias de desolación y miedo,
Tus alas llegan con vitalidad y fuerza
A donde la desesperación y soledad deambulan vehementes y libres,
Tus sueños de vivir y ser
No son más que burbujas en el mar de lágrimas de la justicia,
Cegada por impuros seres banales,
Buitres que se alimentan de ti,
Inyectándote mediocridad,
No eres más que una mariposa de cristal
Dispuesta a volar con alas quebradas x la sociedad.

Mariposa: Muerte...
Ansiosa estabas por mi partida al seol...
Deseabas con anhelo mi presencia
Pero sabes,
La luz me llenó de colores y curó mis alas
Las letras se tatuaron en mi frágil corazón.
Fui capaz de luchar contra torrentes de aire implacable,
Fui deseada por cazadores,
Ultrajada,
Violada,
Mis adversarios se mofaron por haber participado de mis mieles,
Me escupieron,
Me aplastaron,
Pero hoy he resurgido del abismo inerte,
Hoy el arcoíris me dio coraje.
Mis alas han vuelto a extenderse,
Son de cristal, tienes razón…
Frágiles pero sutiles.
Apacibles pero obstinadas,
Hoy emprenderé de nuevo el vuelo
Porque soy digna de la libertad,
Porque la tierra es mi tope,
Pero el cielo es inmenso cual océano se extiende en el firmamento.
Ya basta muerte,
Vete de aquí que aun no es tiempo,
Mis alas aun pueden forjar un nuevo comienzo.
Ya no te tengo miedo.

Muerte: ...Oh! Mariposa de cristal
De dónde has sacado tan perfectos colores como la sonrisa de la inocencia?
En verdad has demostrado valentía y fuerza al retarme,
El vaivén de la brisa que acaricia tu cabello
Es como el hálito del amanecer más radiante
En el corazón del desesperado,
Has escapado de mis garras de desolación
Con la pasión de tu arte
Y el destello de tu voluntad,
Vete hija de Gaía, Vuela libre hada de las letras,
Algún día volverás a este lugar,
Estarás apacible y serena como la luna a media noche,
Estaré esperándote...

Mariposa: Llena me encuentro de osadía,
Soy fuerte como las águilas,
Pequeña quizás en tamaño pero llena de vitalidad,
La fuerza de mis palpitaciones
es más grande que el arquero que pretende flechar mi existencia
He sido elegida para llevar en mi vuelo arte,
Destilar poesía y letras perdidas,
Crear formas de colores inspirados en las mañanas.

Fui creada para darle un litigio a la adversidad
Y luchar contra el sistema que dice que no puedo,
Que no cree en mí,
Mi legado será eterno.
Porque hoy mis alas se han extendido y extinguirme no pudieron.

Algún día volveré a ti,
Cegada de alegrías,
Pringada de luces,
Sin miedo...






Alex Gallo



Futuro Presente De La Mujer


¿Quién osa a matar la aurora?
Aquella Gaía diosa, madre y señora
De todo lo conocido.
Dadora de luz y vida;
La única guía de la noche.
El suelo que nos alimenta,
Y los árboles que cobijo nos dan;
Todo lo pusimos bajo el seno
De madre naturaleza,
Mujer a quién la existencia debemos.
Orión, maestro cazador
Necesitó que con dedicación
Una mujer lo criara.
Una persona que antes de cazar,
Le enseñase a amar.
¡¿Cómo fuimos capaces
De enterrar tan bello lirio,
Me asusta el pensar,
En un mundo
Con maldad sin igual,
Donde el gritar ya no será
De la mujer una capacidad.
Un mundo desolado,
Y falto de amor.
Clamando por justicia
Y equidad, ¿O acaso
Hombre y mujer no nacimos igual?
No sea, que mi visión
Sea ya una retorcida realidad.
Donde aquella que nos ama
Nosotros la odiemos,
Y así digamos que la “amamos”.





Rómulo Mar


Reguero De Gritos


Mi grito me sabe a hierba,
A colmena en los tímpanos
Y a callos de amor de mariposa.
Tengo un grito de gritos
Trabado en la garganta de la paz
Y en la lengua de la concordia.
Tengo un grito en la espalda
De los zompopos laboriosos
Que transportan hojas de la esperanza.
Un grito de abrazo cálido
Cocinado entre edredones de seda
En noches de invierno crudo.
Los brazos ofrezco untados
De gruesas caricias tibias
En este sonido con altavoz.
Y quiero levantar este timbre poderoso
Que desata virtudes en el desierto
Y al malo vuelve bueno.
Mi grito tiene olor a piña,
A auroras salpicadas de gallos
Y relojitos en los árboles.
Pero vengo sediento de gritos nuevos
Que nos laven el desorden
Y nos quiten la dureza de las piedras.
Vengo a dejarles mis párpados
Preñados de sueños de justicia
Que espero se amontonen en los vientos,
Revienten en torrenciales lluvias
Y golpeen con la fuerza de los mares.



Toque De Amor


Saca tu varita y sorpréndeme,
Mi maga preciosa.
Con mariposas decora el jardín,
Pinta el amor en las rosas.

Enciende la belleza de la luna,
Préstale tu encanto.
Quiero sentir tu ternura
En el viento, el sol y la lluvia.

Despierta la alegría de las flores,
Activa el gorjeo de los pájaros.
Fabrica helados de mil sabores.

Pon los payasos en la comida,
Dale el azúcar a los dulces.
Que la virtud tenga vida,
Que sean alegres las canciones.

¡Madre, que yo sea feliz!
Que mi corazón brinque de contento,
Que me haga cosquillas una lombriz.

Dile a los árboles que jueguen conmigo;
Siembra sonrisas en mi cara.
Tráeme las estrellas en racimos.

¡Mamá, convierte en juguetes
Los documentos… de papá!







Aldair Mejía


Miedo


Deslumbrante flor de madrugada
Sollozo prematuro de la muerte,
Solapada agonía
Abrigo de una sigiloso sinfonía.
Miedo, tronido de cañón
Cabalgante jinete de ultratumba,
Mirada lúgubre de tenacidad.
Miedo sutil desprecio irracional,
Melodía troglodita aparcando la razón.
Alimaña embustera
Sádico monologo de tortura
Sañuda tenaz
Balbuceo mordaz insensatez.
Miedo, resonante melodía
Audaz cause medieval
Trágica monotonía de ciudad
Miedo… la muerte de un ideal.





Un Encuentro Con La Parca


Sutil y dadivosa, burlona y reluciente
Sentada vestida de desdicha,
Vestida de deslumbrante gala negra
Criptica pudiente,
Ancestral… ETERNA.
Un encuentro con la parca,
Desventura hiriente rebosante de penumbra,
Un saludo un hola un adiós,
Un aquí, un allá…
Un esto, un aquello
Y como no una risa burlona.
Una disputa al fondo de la eternidad,
Sin escafandra, sin respiro,
Tortuoso brillo de oscuridad,
Charla, me ve y camina a mi cruce,
Un encuentro pausado en el tiempo y el espacio.
Una mirada de retorcida mentalidad,
Una lucha entre ella y yo
Donde solo uno ganará,
Victorioso he salido,
Mi fémina amiga
Cuentas pronto hemos de echar.









Fernando Gonzáles



Tu Reacción Veloz


Tu armonía sincrónica
Ese efímero momento
De eternidad palpitante
La fuerza y la delicadeza
Se fundieron en el segundo preciso
De un suspirar forzado,
En la nebulosa calle asfaltada
El ímpetu inicial fue una demostración
De la fortaleza perenne de tu ser
Pues con el ahínco de Atlas
Cargaste el mundo, tu mundo total.
Y es que no importan los colores o detalles
Sino la mítica grandeza de tu acto
Aquel que sin duda ni congoja
Ejecutaste sin perder el tiempo
Y aquel mundo de carne y hueso
Que en un momento pasó del suelo a tu rebozo
Con tan escasos años, protegido estuvo
Pues entre tus brazos ya descansaba
Ser de luz fulgurante, espejismo astral
Sí, aquel mundo sobre tu cuerpo de Atlas,
Era el resultado de tu vientre fecundo,
La luz emanada de tu ser y protegido por tu fuerza.
Alegóricos rizos ondeaban en tu cabeza
Bañando al pequeños ser de sueños
Te perdiste entre la penumbra y el ruido
Con la misión protectora de tu destino.





Espejo Astral


Pigmea estrella que acaricia
La inmensidad del alba,
Que destella cual vorágine luminosa
En la profunda oscuridad de la noche.
La noche autoritaria sentencia el fin de la jornada,
El gran foco astral, durmiendo está.
Ahora me seduce la matriarca estrellada,
Emperatriz de la gran bóveda celestial,
Que a punto está de partir con su hija añorada,
El alba lozana que arrebatada atraviesa la madrugada.





Sentimiento Humano


Densa bruma que opaca la razón
Rapsodias de sangre, muerte y dolor
Flamea tu bandera de tinieblas y desasosiego
Cubres tu rencor con máscara escarlata
Herencia infame de la irracionalidad
Arrasas campos de sueños y esperanzas
Marchitas las sonrisas y los anhelos
Marcas en segundos, vidas enteras
Fuego, filo y contundencia
Los tres elementos de tu esencia
Pasión, ilusión y paciencia
El mejor antídoto para tu presencia
Llegará el día en que callen los ecos asesinos
De la pólvora y sus mensajeros kamikazes
Florecerá en las mentes, fuerte y vitalicia
La fraternidad, esencia del homo sapiens




Soliloquio del Loco



Conversación I


Sonidos, rapsodias, capítulos, anécdotas
Números, cifras, códigos y verborrea
Seres que alguna vez fueron humanos
Y hoy…
Hoy tan solo son paquetes prefabricados
Que crea en lo medible, dicen los materialistas
Pero yo solo creo en vos,
Verso y rima, engendrada poesía



Conversación II


De repente vomito un pedazo de realidad
Esos que me indigestan en mi dieta de ilusiones
Mientras se esfuma el tiempo y brilla la existencia
Buscando ser más humano en cada parpadeo
Solamente me digo al oído
Con un leve susurro doliente pero esperanzado
Que en la mente habiten las letras,
Porque la tinta se fermenta en el corazón



Conversación III


Veo flamear el horizonte prometido
En un contexto que llaman racionalidad postmoderna
Y solo me digo, solo me repito:
Ojalá y lleguen los destellos de claridad,
Que unifiquen y ayuden a encontrar el horizonte,
Y no esas llamaradas fugaces, ególatras y pétreas
De un pasado que por muy excelso, jamás volverá.
Que las mentes dejen de ser magnánimas en la mediocridad
Que no se ofusquen por cacicazgos perversos
Que se fusionen las ideas y se menosprecien lo egos
Para que sea evidente que...
O nos unimos o nos jodemos.




Epílogo


Que la inmensidad finita del horizonte
Sea expulsada desde lo interno, desde lo infinito
Que nos despertemos con la luna y arrullemos al sol
Para, de vez en cuando, ser locos sin querer ser cuerdos
Anhelo la explosión estridente del silencio
Los vaivenes de subida y de bajada de la vida
Esos momentos entre
El nacimiento y la última bocanada de aire
Vení te invito, sí… a ti, a vos, a usted,
A esos ojos que ahora me escuchan
Y esos oídos que ahora me ignoran,
Porque déjame decirte
Que el loco, no es el que pronuncia estas palabras
Ni el que las imagina o las persigue, sino el que las siente.
Acompáñame para que este soliloquio
No quede tan solo
No parezca tan loco.






Marlon Francisco


I

El silencio sabe camuflarse
De mil cosas
Razones válidas
De excusas plausibles
Falta de tiempo
Cansancio ansiedad
Sabe colarse
Por cada rendija que se deje abierta
Horada la piedra de la vida
Y un día
Cuando menos lo esperamos
La ha partido en dos
Y partimos también nosotros
Hacia senderos desconocidos
Llenos de más silencios
Pues su fruto y ocupación
Es auto replicarse
Las palabras
Mis palabras
También saben mutar
Transformarse en abrevaderos
En lluvia fresca para el calor vespertino
Saben ser caricias y miel nutritiva
Aun siendo un soplo ínfimo
Pueden contrarrestar siglos de silencio
De inhabilidad para decir y sentir
Mis palabras son decires que se vuelven haceres
Que anidan en tus manos como promesas
Como rituales de días futuros
Anuncian primaveras aun por venir
Que te ayudan a saborear
Frutos de los cariños
Que apenas hoy me florecen
Recibe mis palabras
En medio de estos silencios abismales
De estas distancias
De las disparidades que a veces zanjan nuestros caminos
Recibe esos puentes que tiendo hacia tu vida
Desde la crisálida remota donde me he refugiado
Donde he ocultado mi desnuda soledad
Del fuego cotidiano
Recibe mi canto
Porque es tuyo
Ha brotado libremente en mi alma
Ha llegado presuroso hasta mis labios
Y vuela
Para no morir asolado por tristezas ni temores
Busca volar y hallar refugio en tus oídos
Y un hogar en tu corazón
Recibe mis manos que te buscan
Mis labios que te nombran
Mi mente fija en ti
Recibe este rio que busca romper la represa
Para alcanzarte como al océano
Y dame de beber




II


Recuerdas aquella isla
Donde las campanas flotaban entre arboles
Y el perfume cantaba arrullos
Que se tatuaban en tus ojos
Millones de pájaros se amontonaban en las esquinas
Y salían disparados hacia la severidad de la noche
En las nubes se intuía
El cotilleo minúsculo y amoroso de los paseantes
La tarde moría entre el humo de un café
Y anunciaba tropelías deliciosas para después
Yo lo recuerdo
Porque nunca me he ido
Estoy como la Rosa de Sarón
A la espera de nuevas lluvias
De encontrar manos nuevas
Con la espesura de un bosque nevado
Con palabras nuevas minúsculas... amorosas.

Share:

1 comentario:

  1. Hermosa recopilación :3 gracias por compartir el talento de mi país :3

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total