Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2015 New Jersey

       No hay comentarios    

Poemas Grito de Mujer 2015 New Jersey, USA. Coordinadora Berkis Contreras.











Berkis Contreras

Reflejos

De ser posible, frente al espejo,
descubriré otra mujer
de sonrisa sorprendida
de luminoso perfil
surgido del rastro de la estatua.
En sus huellas que levantan e vuelo,
quedaron los vestigios de la otra.



Edgar Acevedo


Brindemos por ellas

Alcen sus copas compañeros,
vamos a brindar.
Brindemos por ellas,
que son la fuente inspiradora
de este corazón que hoy habla en mi lugar.

Ellas, culpables del desvelo nuestro,
creación de Dios para dar sentido a la existencia misma,
luz en nuestro mundo de tinieblas,
paz en nuestra guerra con el mundo,
perlas que nos adornan el camino.

Por ellas,
Los poetas, las canciones, el jardín y el jardinero.
Brindemos por la dicha de saber que existe;
brindo por la mujer...



Jose Inoa

Quisiera

Quisiera hender tu corazón en dos
y pasar por tus sentimientos...
sin lastimarte el alma,
sin herir tus ilusiones...

Quisiera poder descubrir las maravillas
que en él se ocultan
embriagarme con tus tiernos besos
y bañarme en tu vientre hasta secarme la vida...

Quisiera mirarme en tus ojos
y escuchar el misterio
del susurro más ardiente
que broten de tus labios...

Quisiera poder romper en dos este sueño
que se apodera de mi ser y me violenta el deseo...
tocar tus pupilas...
tocarte el alma...
tocarte las estrellas que brillan sobre tu pecho...
Sólo de pensarlo y soñarlo, me debilita,
encierra mi lujuria y me encarcela el
alma para siempre...





Ruth Abreu

Mujer

¡Mujer! Mujer, es Eva seductora,
Eva pureza de creación,
Mujer, es intrépida reina,
Mujer es guerrera,
Mujer es diosa, es pasión, es amor.

Una mujer pisa con seguridad su camino,
se abre paso ante la vida para lograr conseguir sus sueños.

Lleva en su cartera sus ilusiones y fantasías,
lleva con ella el amor que la mueve a seguir,
guarda en sus bolsillos los colores de su vida.

Vestida con una gran sonrisa que le abre las puertas al éxito.
Ella no posee nada y lo posee todo, su seguridad es su carta de
presentación,
su personalidad es su marca personal.
Pisando fuerte y firme hacia la libertad de sus deseos y la certeza
de que ella es única entre sus iguales.
¡Mujer!




¡Sueños de mujer!



Ella vive en un mundo de sueños bizarros.
Ella teje su vida entre quimeras y Utopía.
No se detiene ante un NO.

Ella sigue su camino siempre con la vista puesta hacia el horizonte
de sus posibilidades.

Ella es dueña de su vida,
y se adueña de la vida de los que la rodean,
la hace su zona de confort.

Un hombre para ella,
no es competencia,
ni seguro de vida, ni tarjeta de crédito, es un complemento,
es un compañero, un guerrero para la guerrera.

A ella el amor la mueve y la mantiene altiva.
Ella es, un mundo por ella misma, ella es la actitud hecha perfume,
hecha curvas, hecha un rostro.
Ella es exitosa si su familia es feliz, las cosas pequeñas
las satisfacen,
los grandes éxitos la motivan a ir por más.

Su cuerpo es un templo que todos veneran, pero que a pocos ella
ofrenda.

Ella es majestuosa, armoniza con su naturaleza de mujer, su
astucia, su pasión, su inteligencia no la usa para conseguir bajo
instintos.

Ella es diosa y reina, de su espacio,
ella es luz y es sombras,
pero, nunca se olvida de sus sueños de mujer.




Gissette Hernández

DESDE MI MUERTE


Mi salida de este mundo fue tan violenta
como mi llegada.......
Mi padre esperaba un hombre y llegue yo!

Una 'cosa' inútil que además de estorbar,
había que alimentar.

Mi nacimiento fue un hecho triste,
que incluso mi madre lamento!

Herede sus miserias por genética!
Cada golpe me fue disminuyendo
hasta que me hice invisible.

La muerte fue solo un trámite,
me había ido hacia tiempo!
O talvez jamás estuve aquí,
pues mi voz nunca fue escuchada!

Mis gritos tomados por irritabilidad.
Mis derechos jamás fueron validados.

Como ente era totalmente nula!!
Mi vida fue un duro caminar
al filo del irrespeto y el desamor.

Intercambie muy cuerpo como ofrenda.
! Nunca las monedas fueron el motivo;
tan solo una forma de tener afectos.

Mientras se daba el intercambio,
sexo, violencia, lascivia, me sentida 'amada"
y a mí nunca nadie me abrazo!

Derribada a puños cuando intente levantarme!
Sometida al miedo, cuando levante mi voz.
Los primeros golpes? Lacerantes!
después eran caricias que agradecía.
...Un golpe me hacía sentir notada, presente, viva!

!El amor? Siempre estuvo ahí, presente!
En cada lagrima, imponente en su desprecio por mí.
Ame?  Sí, sí, creo que sí! Al menos
lo que siempre me vendieron por amor,
que no era una forma más sutil de
añadir eslabones a mis cadenas.
Balanceando el poder sobre pilares de atropello
 y sumisión. 

Cuando la hoja del puñal entro
en mi carne  no había  nada que lamentar,
solo corto el oxígeno que  tomaba prestado
y devolvía en suspiro,
hacía tiempo que me había ido.

Siempre me gustó el olor a gardenia!
pero mis manos están rojas!
Serán rosas? También mis favoritas.
Pero no! no hay olor que evoque belleza,
bondad, respeto, igualdad.
Son cirios! es sangre....... No respiro! Ya no estoy.....




ELLA Y EL, UNA DANZA SIN FIN


EL!
Se escucha el silencio!
Ya nada respira.....El lecho
esta frío, el dolor triunfo!

Se alza imponente sobre los destrozos,
chorrea la sangre de sus torpes manos.
Saborea victorias con sabor a sal!!

Pagará su precio! Ignora cuál es!
Escogió no pensar, conviene a su ruta;
después de todo la repetirá!!

Observa su obra bañada en rojo púrpura
Carne destrozada que una vez juro amar.
Ojos sin vida, los miran compasivos, desde los
abismos que el mismo cavo!

ELLA!
SE YERGUE ALTIVA SOBRE LAS CENIZAS!
Valida la vida sobre las ignominias, y los denuestos
recibidos

Soy la verdad que derroto al miedo! En las
largas noches de los tiempos.

He sido la luz que te mostró tu ser!
Y te negaste a verme!!

Escogiste vestirme de castidad! ocultar mis formas,
negarme los goces que yo misma provocaba en ti! 

Era mucho más cómodo montarme al pelo!
Plantar tu baluarte, hacer uso de mí....
Escogiste ser macho en lugar de ser hombre!

Pretendiste comprarme, usaste monedas!
Yo te di el bagazo por el que pagabas....
No intuiste siquiera la esencia del vaso!

Quisiste ser magno y someter mis cumbres!
Terminaste siendo esclavo de un burdel de
muñecas rotas, que jamás entendiste!

Labios húmedos que se abrían sedientos!
Y tú, pretendiendo no tener sed.
Esa cerrazón los dejó áridos. No hubo más
lluvias para renacer!

QUE MAL NEGOCIO HAZ HECHO!!

Pudiste ser dueño del vasto universo.
Tenerlo rendido a tus diminutos pies!

Oropel baratos nublaron tu mente! Estrella
fugaz! Qué triste consuelo. Incluso su brillo
te quemo los dedos!

Hoy somos extraños que duermen juntos!
Se tocan los cuerpos, sueñan separados.
Terminaron quebradas, tintas en sangre;
dos almas creadas para volar juntas…

QUE MAL NEGOCIO HICISTE!




Mary Woss

Qué hace falta?


No hace falta el enemigo para derrotarte: tú eres.
No hace falta que la lápida reciba la carcomida indiferencia: tú eres

No hace falta que mil diablos dancen con Dante: tú danzas con ellos.
No hace falta la máscara de la tragada sonrisa: tú no tienes.

No hace falta la fuerza de Romeo y Julieta: tú no la conoces.

No hace falta que subas a la montaña...grites mil verdades: tú no tienes eco.
Tus campanas replican en campanario olvidado.

Eres el estiércol que los muertos olvidaron.
La raíz calcinada de la ciudad abandonada.

No hace falta que te derrumbes: tú nunca te has levantado.
No hace falta que.... !maldición... de ti no hace falta nada!




Hastío


Al diablo con los muertos que pisan mi lápida.
Al diablo con la miseria que corroe la profundidad de mi abismo.

Al diablo con la insistencia del existencialismo. Con el pregonar del futuro sin futuro,
cada palabra es un ayer en presente, que aplasta la idea futurista.

Al diablo y mil veces al diablo con la vida insulsa de los que tejen arriba con el fino hilo de los de abajo.
Al diablo con cada una de las esperanzas muertas de los muertos que caminan sobre mi lápida.

Y, sigo mandando al diablo a los que tejen ilusiones,
a los que te absorben el último suspiro y te miran sonriente.

Al diablo y mil veces al diablo a las hiedras que entretejen sus garras en la palidez de la piel.
Al diablo con los muertos que pisan mi lápida una y otra vez.

¡Al diablo, simplemente, una y mil veces, al diablo!

     

Gladys Montolio


CUERPO


Experiencia de tu cuerpo
Pensamientos dormidos
Historias que viven
Pintan risas eternas

Montañas de cuerpos
Arco iris sobre mí                                                                                                     
Bailan la danza
El hechizo de los dioses

Sensualidad de cuerpos
Desiertos embriagados,
Perenne pasión

Camina la mirada
Embrujan los sentidos
De puro amor
Sobre tu cuerpo.




ERES II 
     
           
Eres tú quien corroes mis ideas
Las disgregan tus sospechas
Dejándome seca… vacía…
Eres tristeza que fecunda amarguras
Colgándola del hilo mi memoria
A pesar de enjugarla con la
Tinta del bolígrafo aquel
Que puso tu nombre en mi pecho
Aquella noche
De pensamientos prohibidos
Eres el conjuro de mis penas rebeladas,
La espina que se yergue en defensa de la rosa
Eres el golpe fallido que me destruye
Pero… resurgiré como el ave
De entre las llamas
Dispuesta  a volar muy alto…
Aunque para  lograrlo             
Tenga que llevarte entre mis alas.




Elsa Batista Pimentel


Una mujer

Una mujer etérea va desterrando sueños
Buscando una sonrisa entre los cirios muertos
Para vestir tristezas y silenciar recuerdos

Una mujer hilvana en un collar sus penas
Lo cuelga de su alma como lagrima eterna
Que en la noche se asoma humedeciendo estrellas

Una mujer envuelve en la nube su pelo
Para lavar nostalgia con el llanto del cielo
Ahogando en manantiales sus imposibles sueños



Sin poesía


Con que hilos hilvanaré el desamparo de la noche
no habrá lugar para el acre
creciendo en los dientes de la tarde
ni un espacio donde sembrar la luz que alimenta
la sordina del relámpago.
La poesía abandona mi silencio
y no podre estrangular los inviernos.
El baúl de la escarcha
es morada de los soles
sin casa, los ojos de los transeúntes
son caminantes huérfanos
de mi piel sin sombras
sin poesía soy solo hiedra
atada a la  canción de los mortales




 Odaly Santana 

Ser o no ser

No seré la mujer de párpados cerrados,
La que de todo su amor sin esperar nada,
La que comparte las mentiras,
La que esconde la mirada al caminar,
La mujer de voz temblorosa y alma desesperad

 Puedo ser esa otra que te haga estremecer de dolor,
La que tema dejar de sentir y vivir,
La que disfruta el paisaje de las montañas,
La que vuele muy lejos con el instinto y la razón.

 No seré laguna, seré mar abierto.
Seré el alma que te ve pasar desde la luna,
Seré una azucena o una margarita,
Seré la sangre que corre por las venas,
Seré todas las formas y los colores,
Seré acción, seré castigo divino,
Seré aquella que le de vida a las auroras.

Me embriagaré con el agua pura de las cascadas,
Desbordaré un torbellino de pasiones
Aprenderé a controlar el sudor de mi espalda,
Encontraré la belleza en los objetos más diminutos,
Te buscaré en el horizonte
Después de mi larga jornada,
Y por siempre seré la guerra de la vida.



Heroína


Prometo ser libre como la espuma
De las roca del mar.
Pretendo ser el pensamiento
Que recorre hasta los más infinitos lugares.
Juro ser la noche que jamás existió.
Seré leona que desgarra los cuerpos
hasta dejarlos sin huesos.
Prometo ser la voz que ruge al son del pueblo.
Pretendo ser la heroína
De ese pobre corazón.
Propongo mis tristes versos como sacrilegio
para encontrar emociones escondidas.
Prometo la sonrisa de mi conciencia.
Pretendo ser la grieta
Más profunda de la tierra.
Ofrezco el dulce canto del sol al amanecer.
Deseo ser la sangre que bulle por la unánime flora y fauna.
Yo seré el ser que vive
En los corazones que luchan por la vida.
Gozaré cada paso y le demostraré
Al mundo que cada lágrima derramada
Me hará fuerte.




Lourdes Batista

CUATRO PALABRAS


Qué término tan feo, qué palabra oscura. Ninguna mujer merece
ser violada, maltratada, dañada. Asesinada por su homónimo
de dos patas. Dolor, odio, muerte, rabia, como un volcán
invaden mi alma. Estas cuatro palabras que simultáneamente se
transforman y dan vida a esta vida que se apaga…
Abusada es una palabra fuerte, que lleva consigo el peso de la
historia del hombre. Propongo una revolución, una revolución
dentro de las palabras. Y matar, asesinar aquellas que dañan.
Ninguna mujer debe ser abusada, violada, maltratada,
asesinada…



CIELO SALADO


Miro a todos lados buscando una salida y no la encuentro,
afuera todo está negro, frío, horroroso. Dentro de mí el cuadro
es peor, me encuentro perdida en un laberinto de sentimientos, y
preguntas y respuestas que no llenan el vacío. Estoy perdida…
No encuentro la salida, estoy perdida, con horror veo que me
perdí en el camino, no me veo, soy un fantasma que no puede
ver su silueta reflejada en el espejo. Y del cielo siguen cayendo
lágrimas atezadas que lo cubren todo y no dejan nada a su paso.
Quisiera que me ahogaran y así ya dejar de sentir aquello que ni
una botella de vino tinto puede apagar. Estoy perdida…
Estoy desesperadamente ansiosa, cambiándolo todo. Mi madre
me pregunta infantilmente ¿cuál te dieron? Esas palabras, ese
tono, hacen que el cielo siga desparramándose. Cambio número
tras número con la esperanza de que ellos me lleven al infinito.
Estoy perdida…
Estoy encarcelada en su ausencia, quiero huir, correr, perderme.
Me quedo estática sin poder mover ni siquiera mi aliento.
Soy una estatua de sal, que mira al techo… ( ) Estoy perdida



Yvelisse Fanith

Pintor


Tú que sabes de trazos y de colores
…dibújame un poema

Un poema
que concrete mis días y mis noches
que matice lo ocre de mi invierno

Un poema donde pintes
la Esparta que gime desgarrada
y los siglos de historia derribados

Píntame los olores de la guerra
las largas noches de un soldado
la daga…
esa hoja fría trabada en su costado

Conjúgame el color del hambre de los niños
el eco de su llanto
Captura en acuarela
el miedo en las pestañas
de niños ultrajados
píntame en blanco y negro su dolor

Dibuja la mujer y el grito no escuchado en su batalla
Pintor…
pincélame ése grito!




Flor de pistilo muerto

Mil y una niñas nacen a la desesperanza
en predios paralelos a la injusticia

A cortos pasos
una mujer espera el infortunio
su sangre sin ninguna piedad será bebida
por los ávidos ojos del verdugo

Una y mil hembras en silencio
caminan lentamente hacia la pira
sin la más leve forma de escudarse

Sólo la voz que ordena es escuchada
No hay clemencia
ni asombro
ni razones
carne de sacrificio es la hembra
que no pudo escaparse a nacer con
la flor de vergüenza

Camina cabizbaja en su inconciencia
esperando el milagro
prodigio que no llega a evitar su dolor
mudo dolor que entre las piernas lleva

Y yo…
desde este observatorio señor
situado opuesto a la penumbra
donde naciones desatan y atan guerras
donde se forjan heridas dolorosas
…no creo que tengan tiempo
para hurgar de repente en nimiedades

Aquí desde este lado cara al sol
desato mi palabra
de guerra… mi instrumento
no sin antes pedirte señor…perdóname las dudas
en verdad no quiero cuestionarte
pero dime…

Si abristeis el mar Rojo ante Moisés
y sin más ordenaste: let my people go!
si a Lázaro pudiste levantar…
y tú mismo señor resucitaste al tercer día
dime…
por qué no evitas
la dolorosa herida de una niña o mujer al ser castrada?




Osiris

En tu piel quedó la espera


Mujer.
No serás más
náufraga que se ahoga en los brazos del absurdo.

Cuando en las noches de insomnios, decidas explorar tu cuerpo
saber por qué mereces ser amada como a nadie todavía
y combatir ese infame absurdo de la espera
y te escapes con las luces del  poniente
fugitiva en lugar de prisionera
y regreses nueva
y te enteres que cerraron todas las lavanderías
que las modelos  no están más en las revistas
con sus rostros hermosamente tontos
y hay en su lugar unicornios resucitados.              

Cuando ya no creas lo que definen los diccionarios
ni en las imágenes de propaganda
del calendario en la pared de tu cocina
ni en el azar de desojar las margaritas
te meterás al  bolsillo toda la doctrina de Freud
te mirarás al espejo, eco del tiempo
y desnuda tocarás tus pechos como a los 15 todavía
y reirás de los pliegues de tu boca y de tu frente
y no acallarás más, la larga espera de tu cuerpo.

Cuando redimas el verbo en tu carne
gritarás cientos de cosas hasta entonces innombradas
porque sabes muy bien, que no es tu imagen la del Discovery Channel
y serás tan feliz, que trocarás los faros por estrellas
dejando recorrer sobre tu cuerpo la violenta lluvia de marzo
ebria gota lunar, transparente.



Lunas muertas
(Ni una más)  

                                                                  
 A las mujeres de ciudad Juárez  y Guatemala.
Entonces la muerte se animó despacito
más traidora que nunca y le cortó las venas…

Mario Benedetti



Del cráter de sus huellas
el silencio y la ignominia               
besan sus labios congelados.

Hay una pena incesante
desde lejanos siglos.

En las noches no hay perros románticos
ladrándole a la luna.
ni divas resucitando a la Félix
sino volcanes que eructan cadáveres
de vírgenes violadas.

Cadáveres
con sus bocas abiertas
exhalando metáforas de infancia desnuda
en el sepulcro abierto del desierto.

Mentiras agazapadas
pactan calcinando la inocencia
la elocuencia de las piedras
los gritos en la niebla
más oscuros que lunas muertas.

Como un hilo delgado
van descendiendo en galerías de sangre
huérfanas heridas
rodando en acertijo
jugando en la frontera
de cristal y de sueños.



Pura desnudez

Desnuda sobre tu arruga gris, tu frío me resbala como los labios de un amante complacido.

Te doy mi desnudez
en el instante de tu obscena mirada
en tu delirio jadeante, en plenas calles
remolino agónico que ata y estremece
es juego tu fuego adyacente a mi cintura

Te doy mi desnudez
que es larga y duele
habitando tu contradictorio ombligo
gangrenado, furtivo y blasfemo

Te doy mi desnudez
en tu incestuoso paisaje
en los colores y estrellas que te nombran
en la brizna del llanto que escondes como un delito

Te doy mi desnudez como una sombra retorcida
esparcida en toda tu extensión
y tengo frío.




Gisela vive

¡No fue UN hombre quien la mato!

Jamás he vuelto a ver
Un cielo tan gris,
Tan solo, tan frío, tan tenebre
Como el de aquel anochecer.

Me detuve a escuchar
La caída de las gotas de agua
Que perezosas se resbalaban
Por las orillas de mi ventana.

Cuando de repente escuche
 Un grito
Seguido de un silencio tan hueco
Como el vacío que a mi alma esperaba.

Llegue a la puerta
De su habitación
Y la encontré empotrada
En un pequeño closet

Con los ojos desorbitados
Abiertos como dos lámparas
Tristes, que se esmeraban,
En no apagarse.

Y sus labios  separados
Verticalmente por          
El cruel filo de una hoja blanca,
Yacían resignados  a no sonreír.

Su vultuoso vientre
Latía desesperadamente
Y las hebras brillantes
De su hermoso pelo
A él parecían  esposarlo.

Rodeada estaba ella
 De camisas blancas

Camisas de puño
Y cuello duro
De mancornas y corbatas finas.
Ahora, salpicadas y arrugadas de dolor.

 Me estremecí al verla,
Sentí que la sangre
 Que borraba
Ya la faz del piso
Desprendía un olor a vida triste.

 Ella aún con los  ojos abiertos,
Pero ahora con un vientre
En  completa calma

 Parecía  estar ahogando
Un grito que a la piel
De su garganta amorataba.

Lo volví a mira a el…

¡Maldito la mataste!
¡Las mataste!

¡Pero no, no fue un hombre
Quien las mato!

Fue la idea absurda
De los celos
Que ignorante
Se pasea disfrazada de amor.

Las mato también
El complejo de un ser
Que no sabe lo que es
Hacer temblar a una mujer
Pero de gozo y de placer.

La mato el silencio
Y el miedo, cómplices
Del maltrato.

Empecé a gritar…
Y estoy gritando.
Ayúdenme por favor
A sacar a esta mujer
Del closet del dolor.

Para con ello evitar
Que esa otra
Que viene en camino
No muera en su nido
Y pueda confiada nacer.



Ana Isabel Saillant Valerio

 GRAN PEQUEÑA

Pequeña gran mujer
me brindaste el privilegio de ser
un día cambiaste tus sueños
de levantar los telones del arte
y te convertiste en dadora de vida.
Sueñas con la fantasía
pero luego te regresas a lo que escogiste ser.
Aun pequeña,
usa tu traje de fuerza
y tu espada en la mano
tras esa imagen…, esconde la sencillez
única en ti…
Canta con voz sonora
la canción de lo que un día quisiste ser.       
     



Lo supremo


Lo supremo siempre
Ha sido mi cómplice
Y nunca me ha importado
Que me juzguen de bruja,

Solo mi voz me reclama
Salir de este encierro absurdo,
De la voz posesiva
Y el viento encadenado,

Hasta las tristes paredes
Quieren ser derribadas,
 Y llenar un vacío
Entre el placer y la angustia,

Hoy ya nadie reclama
Por entero mi piel
Y si la cedo es porque
Al mundo quiero darla.

Y quiero poder gritar
Aquello que no me ha sido permitido
Soy yo el grito y lo gritado,
La tenue recreación divina
Para los tiempos
De confusión y hastió,

Soy la tierra excavada en el vacío,
No soy el viento
Que algún cofre cerrado
Haya atrapado y vencido,
Ni el receptáculo cruel
De alguna cobardía antigua,

Mi lengua tiene alas y vuela
Y desata los nudos obtusos,
No me importa si me llaman
Pandora o Eva,
Mi libertad desata lo imposible.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total