Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2013 República Dominicana


Poemas mujeres poetas participantes en Grito de Mujer: Mujeres en Grande, Santo Domingo, Rep. Dominicana 2013

Coordinador por Mujeres Poetas Internacional MPI
















1-Darihanna Mesa


Un grito de mujer


Mi grito espera a alguien a la puerta
Tocan
Abro
Entras
Miras al reloj
Soy la mujer a la que manchas con el golpe de un grito
Grito de dos caras que se ven a lo lejos del camino
Velas encendidas por el silencio de mis pasos
Encerrados en mi ser interior
Sólo me acompañan pesadillas
Y la rosa a la que le cuento mis lágrimas
Que caen de mis ojos rodeados de sombras
Mi grito espera a alguien a la puerta
Tocan
Abro
Entras
Miras al reloj
Enciendo velas
Hablas
Terminas
Se apagan las velas
Y desaparezco.



2-Yenilen Mola


(Productora del show la noche de poesía erótica)

Cleopatra jura y se desangra


La mujer es un manjar digno de los dioses,
cuando no lo guisa el diablo.

William Shakespeare


Me juré que nunca más haría esto
de estar evocando fantasías,
buscar paradigmas, husmear entre textos.
Escribir unos versos sobre un papel mojado
del sudor de mis manos anhelantes.
Me propuse no verte del modo
en que te miro hace algún tiempo
y mirarte si,
de un modo que aún las aves se miran, ignorándose,
como si a pesar de una multitud
cada ave fuera el mundo.
Prometí que ni dormida tendría sueños
y renunciar, buscar en la renuncia una virtud,
pero el tiempo deja de ser más allá de tus labios,
de este ardor que no quema sino mi sensatez,
de esta manía de ser poeta y Cleopatra
que se jura cánones y se desangra de impotencia,
y eso ya es bastante para una mujer.


GRITO DE MUJER
 
 
Después que pase la tormenta,
si aún la vida tiene brazos,
iré armando las piezas
que dejó intactas la melancolía,
esos silencios que sobrevivieron
al nudo en la garganta y al puño cerrado.
Después de las tormentas,
el corazón enflaquece y queda endeble
de ahuyentar las moscas en el vaso del brindis,
de revisar legajos para encontrar respuestas,
de lavar las huellas digitales
en el pliegue de la sábana.
Pero, es que las tormentas
son males, a veces necesarios
para liberar el grito,
se agradecen a Dios o algún demonio
que no vio la cruz.
Después que pase la tormenta,
seré yo quien arme mis pedazos.



3-Maria Palitachi

Es niña


Desperté con un grito a la vida
es niña
anunció la matrona

Me transformaron en artesana
perdiendo entre los escombros
las imágenes de un pasado

Bajo la seducción de la luna
la reclaman de nuevo
es mujer
diáfana y cristalina
llena de zumbidos e inquietudes
que estallan en fragmentos
de un pasado

Antes de la niñez
era una simple trovadora
desafiando el infinito y
poblando esqueletos de otras vida

Renazco con las palabras
es otra niña
donde la muerte se evapora
y reaparece con el llanto y grito
de lo que fue
era niña.


Entre-Nous

No te extraño soledad
la ausencia me lee
me contempla a mi misma
me viste
me desnuda
se arropa y me cubre

La soledad ostenta

en vano
verse en la aureola
de mis ojos
en el resplandor
que ya no llega

En vano espera
en lo oculto
lo que nunca podrá ver

La soledad
en soledad espera

Su angustia
su dolor único

No lo comparte
ni me comparte

Se aborrece
se detesta y
me condena

Se mutila
en su propia compañía
haciéndome su cómplice.




4-Nelsy Aldebot


Sueño Alucinante

Descubrimos
los bejucos
que entretejen nuestros seres
gritamos
las múltiples formas
que nos atan
nos cortan
nos violan
nos mutilan
gritamos
nuestros nombres
sin “de”
sin dueños
declaramos autonomía
determinamos ser
alegres mariposas
Dispuestas a volar.

Así somos
música
tambor
melodía
libres
sensuales
sexuales
completas
abiertas
danzantes.



5-Ada Bezos Castilla

"HIPATIA" (un poema endecasílabo, asonante)

Pasionaria y valiente Alejandrina,
maestra ambulante de baldosas,
ungida en el fuego de guarismos,
ante el caos impávida; lógica y signos
fueron las armas contra aviesas horas.

Celo insaciable,   institutriz serena.
De noble pedigrí te vino el sello,
tu padre con su carne te dio vida
con su mente te adiestró en misterios,
haciendo de la razón, tu certitud
tu cúspide , tu legado a los tiempos.

Midiendo las distancias que se inmergen
entre astros lejanos de los cielos 
dedujiste  la verdad entre axiomas,
instruyendo a paganos y a los ciervos
‒Implicaste igualdad como tu dogma‒,
Tolerancia, tu confeso precepto.

Mujer liberada..., sin prejuicios,
Platón y Aristóteles, tus ecos.
Caminabas con manto de filósofa
explicando  principios a los pueblos,
con la sabiduría de centurias
y la ferocidad de los milenios.

Pero,
Una turba malévola selló el rumbo
en callejuelas angostas; convenios, 
conspiración  brutal de las facciones
culminando en un pasmoso evento.
Te arrastraron por las calles… entre hordas
asiéndose  de tu porte sereno
de tu gracia, y de tu ardiente halo,
‒¡y  tu carne rasgaron como cuervos!‒
con los filos de arcaicas caracolas
haciendo estrías  sangrantes, con despecho.
Para así mancillar tu bella imagen
e irrumpir tu sapiencia y tu intelecto.

Y aún,
No pudieron erradicar tu espíritu
cuando el cuerpo en pira ardiente, rindieron.

¡Oh!
Sacrificio de tantas… en los siglos…
¡En llamas, mutiladas; en silencio!
Golpeadas, torturadas, en delirios,
sufriendo los abusos y tormentos
por  la excelencia  de un sexo sagrado
por desear otro rumbo al universo.

Mujeres inocentes  – ¡pobres ánimas!
En ti encontrarán ánimo, aliento…
Sabiendo que entre libros y anaqueles
entre letras y rúbricas, yace un reto.
En recovecos llenos de mujeres
donde los sueños de hermandad  nacieron…
Allí estas tú, ‒Hipatia‒, tu infalible estampa,  
que aunque levemente,  ‒HOY‒  rocemos
 nos lleva  a gritar a un  nuevo mundo…
¡Por nuestra  honra y dignidad, sin frenos!



6-Mirtha Gonzales


Un amuleto para Circe

Desprotegida
indefensa pese a todas sus artes de hechizar
ha llegado Circe ante mi puerta
con su túnica raída por las furias eternas
ha mendigado asilo
con la más humilde de las voces.
Lamenta su inútil poder en esta edad
sólo sé convertir hombres en animales, me confiesa
y hay una brizna de estupor en sus pupilas
más allá de esta puerta he visto bestias
fruto del peor de los delirios
no me abandones a la noche
a veces la noche es una trampa que devora
dice y da vueltas el llanto en su garganta.
Pide, suplica un amuleto
mira la frágil madera de mi puerta
inundada por todos los asombros
murmuro palabras que pueden parecer rezos a profanos.
Ella entiende:
lleva en su pecho
─latiendo con el irregular sonido de la angustia─
el único amuleto que nos salva. 



Un amigo poeta me ha traído su libro de poemas
                                                                           A Coyra

Mi amigo me habla de un hombre que vive frente al mar
mientras discurre la vida que no lleva
las angustias
su penúltima esperanza
el pan duro del hambre en la mañana
la arruga y la joroba del mendigo
el .verso apócrifo y la gloria negada
en nombre de sacrosantos cambios sociales.

Una mujer sentada frente al mar mira las olas
respira la sal de la tarde
recuerda  a sus amantes
uno a uno
y vuelve a sentir en su piel la incertidumbre
la inquietud de los hijos
y la espera.

Si la mujer se sienta frente al mar te ve en la línea breve del crepúsculo
la  risa irreverente
 tus peleas con el amor de turno
el cariño rudo bajo ese ceño adusto que no miente
el hilo invisible que nos une
los detalles minúsculos que aterran.

Si  esta mujer se sienta frente al mar
ven a buscarla.




7-Angela Hernández

SAFO, CAMILLE Y SALOMÉ



¿Quiénes son éstas que sostienen la rosa
antes que toque tierra?
Con el pulso brillante, realizan una misión de inteligencia

El silencio que traen consigo, como belleza despierta

A solas, con el pensamiento del pastor
guardado en su seno como moneda única
Safo remata su pensamiento en blanca escultura

Oh amor sin previsiones

La forma de sus dedos, Camille desteje
en cien formas, atrapada en el bronce su idea
En líneas perfectas su lucidez disuelta

Oh ardor del odio

Salomé ha vuelto a orar
pues las calles pudren las palabras libres
Su cráneo despeinado concita a las palomas nocturnas
Hoja que no es de tiempo, cifra la marea de su espíritu

Oh días extraños enredados en la constante pérdida

Sueño de la memoria reticente.



EPITAFIO DE LUCRECIA SINSKY


Fui bella                                 nunca lo supe
Fui profunda              me ocupé de nimiedades
Fui espiritual               me entregué a una religión
Fui desgraciada                      sonreía todo el tiempo
Fui curiosa                  no crucé ninguna frontera
Poseí lumbres             me resigné a que las apagaran
Fui apasionada                       postergué amigos y amantes
Fui lúcida                               soslayé mis ideas y mis gustos
Fui cauta                                morí joven




8-Rosa Garde Nicolas
(lectura)

Poema de Isabel Anaya Moreno



POEMA PARA MIS HERMANAS MUSULMANAS.


A la memoria de la poetisa afgana
Nadia Anjuman, asesinada por
 negarse a dejar de escribir,
 durante el dominio talibán.

Al principio fue el verbo,
el logos, las palabras.
Y el logos se hizo letra          
y nos bendijo con sus misterios.
 
Hermanas musulmanas,
gritad para que todos oigan:
¡Yo soy, nosotras somos!  
¡Que la fuerza y la gracia de las palabras,
pronunciadas o escritas,
sea con vosotras!
Regalo divino es el lenguaje.

Y el logos se hizo letra
para encerrar en un papel
la emoción, la verdad, la belleza…,
y  así poder compartirlas,
que sean de todos,
defenderlas, hacerlas eternas,
garantizar sus bondades en la tierra.

En nombre de Alá,
el Clemente, el Misericordioso,
hermanas musulmanas,
quitaros el burka
y todo aquello que os oprime.
¡Qué vuelen al viento,
como alegres golondrinas,
vuestros hermosos cabellos negros!


Mujeres musulmanas,
escribid con letras grandes,
en paredes de pueblos y ciudades:
mi cuerpo es mío y es inviolable,
bendito santuario de mi alma,
y quiero mis genitales enteros.
Exijo el don divino,
de sentirme “una” con otro ser humano
y con el universo;
que es sentir el presente pleno
de un orgasmo compartido.

Hermanas musulmanas,
de feminidad reprimida, amputada,
¡para que no corten vuestras alas,
aprended a leer.!
¡Coged papel y lápiz!,
 son armas poderosas y pacificadoras.
Cada cuaderno trabajado,
será como ladrillo
que ayude a construir un mundo mejor,
para vosotras y vuestras hijas;
para toda la humanidad.

Mujeres musulmanas,
no estáis solas;
sentid la solidaridad
de millones de personas,
de todos los credos y razas,
dispuestas a luchar a vuestro lado
por vuestra liberación.

Elevo una plagaría a ese Dios
al que le es igual que le llamen Alá,
Yavé, o Siva,
para que os haga justicia.



9-Patricia Gabas

(lectura)

HE  VIVIDO  TU  PLAYA

(de  “Artificios de Otoño”. 1995)
Poema de Encarna León


Traigo las manos llenas
de azuladas neblinas con sabor a salitre.
Niebla densa del sueño, inalcanzable sueño,
el que aprisiono siempre entre todas mis cosas.
Y el azul de mis pasos sellaba con un nombre
la arena cristalina al son de mi costumbre.

Traigo los pies desnudos
como palomas frágiles cruzando los esteros
más dulces del camino. Un camino sembrado
de huellas que señalan tus rincones de lluvia.
La lluvia que comparto con la brisa que llega
e ilumina temprana mi cuenco derramado.

Traigo la voz sujeta
al día en sus comienzos grises,
y no quiero gastarla, porque la guardo ansiosa
para esparcir tu nombre por esta playa abierta
de frescas caracolas.

Ven, te necesito al lado,
pisaremos las aguas en su dulce cuidado
de finas transparencias,
descenderemos juntos hasta el final preciso.
Allá, bajo los arrecifes,
un castillo de sal nos abrirá sus puertas,
saciaremos en él un mundo de sirenas
de adolescentes juegos,
de joviales corales incendiados de amor,
y cabellos de algas danzarán por las olas.

Déjame que te sueñe por este mar tranquilo.
Si ya no lo deseas, pronúnciate bajito,
como un pulso de sal aprisionado y lento.
Y buscaré otros surcos de amadas latitudes,
y tal vez Alfonsina escuchará mi canto
y juntas buscaremos caracolas marinas.




10-Berenice Pacheco Salazar
POEMA 1
(a)

Te beso sin que lo sepas.
Examino tu rostro, tus contornos, tu silueta toda.
Voy quitando uno a uno todos los estorbos:
          la ropa,
                el pasado, 
                       los miedos,
                               el que dirán,
y empiezo a esculpirte... moldeando tus carnes, 
                                       alistándolas para encajar en mis profundidades.
Te voy probando, lamiendo, comiendo a mordiscos.
Succiono tu néctar, me lleno de el. 
Y mi cuerpo se vuelve mar:
violento, impetuoso.

Amanece húmeda la mañana
y la habitación demasiado grande para mi.

(b)

Quiero a alguien que me vea, que me mire, que me ad-mire,
y se le ilumine el rostro, 
y se avalanche sobre mi como un tormenta,
me abrace,
     me abrace por todo el cuerpo,
                                        como dibujándome una nueva silueta,
me abrace como si mi piel fuera su oxígeno,
como si la existencia no fuera posible lejos de mi,
y que me bese el ombligo,
y un poquitín más abajo,
y que su carne se me haga deliciosa, apetecible,
para luego entrar todo dentro de mi como un mar furioso,
             arqueólogo de mis más hondas existencias,
hasta dejarme satisfecha, cansada, renovada,
llena de su agua y ternura.
Quiero a alguien,
y que ese alguien seas tu.


(c)

Y comencé a ver más el cielo,
la ciudad se llenó de nuevos colores, aromas y sabores.
De repente todo me parecía mágicamente hermoso,
y me daban ganas de saludar y sonreírle a todo el mundo en la calle.

El sol, la lluvia, el viento, 
              todos me invitaban a bailar.
Tristeza y soledad se volvieron palabras inútiles, muertas.

Te pensaba todo el día,
               y ese susurro se transmutaba en cosquilleos por toda mi piel,
y tu recuerdo me quitaba el sueño,
y tu olor me dejaba todo el día soñando.

Y aquella noche, me vi en tus ojos,
                en tu mirada profunda, luminosa, transparente, 
y fue un espejo
y supe que estaba enamorada,
                 encontradamente enamorada,
y que era de ti. 


POEMA 2

(a)

Cuando miro este mundo
tan inhóspito, tan cruel, tan violento,
me digo “la poesía está lejos”.

Cuando veo la policía tan seria y asesina,
los cementerios tan injustamente llenos,
las escuelas tan sucias y tristes,
me digo “la poesía está lejos”.

Cuando veo rostros de hambre y asperidad,
manos heridas de golpear y trabajar,
me digo “la poesía está lejos”.

Pero entonces miro de nuevo,
miro despacio,
y descubro seres rebeldes
                                  indignadas
                                  transgresores
                                  atrevidas
y me digo sonriente,             esperanzada,
                                  “somos poesía”.





11-Jennet Tineo

Una mujer desnuda

“Una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.”
Mario Benedetti


¿De qué nos sirve una mujer desnuda?
sino para la paz
en la armonía que evoca la redondez.

¿De qué y para qué nos sirve una mujer desnuda
en el manto cálido de lo oscuro?
sino para el calor en las manos
mientras palpan su candidez.

Desnuda mujer
eres infinito lienzo
grito de la carne
tartamudez de la serpiente
angosta brecha donde nace el mundo. 


Tengo
(Poema ganador de mención de honor en el V Certamen de Talleres Literarios)

Tengo las caderas menguantes de la luna
y un verso silente marcando el porvenir.
Tengo las prisas de las olas
corriendo entre las piernas
Y un sonámbulo sol sobre las sienes.
Tengo y no tengo el aire en los pulmones
tengo y no tengo la palabra.
Tengo la humedad prestada de tu cuerpo
escape sin freno a la ambigua realidad
donde coexisto a mi anti-presencia
el vino goteando en mis labios
formando estalactitas de carne sobre la carne
ardiendo como trenza de fuego en los huesos.
Tengo dividido el cuerpo en placeres cardinales
y el ser latiendo un corazón
 por las sombras de un ser sutil.
Tengo y no tengo el aire en los pulmones
tengo y no tengo la palabra.
Tengo tus manos como dagas
clavadas en lo elástico de la epidermis
que me viste.

La noche es la flor del universo
naciendo en cada gramo que lo oscuro cubre.
Me he tragado el miedo del abismo
en una carcajada honda y angosta
línea del infinito.


Palmos de angustias empuñadas
en el adverso son regadas como semillas
son lunares en los mapas
hitos
mensajes clandestinos
pasajeros
testigos.

Satisfecha en el instante
sólo en el instante
porque tengo y no tengo el aire en los pulmones
tengo y no tengo la palabra.
Tengo y no
                   la vida.




12-Dulce Ureña


PRESTAME TU OIDO

(A favor de todas las mujeres
que necesitan que la escuchen).

Préstame tu oído.
Es posible
que cuando oigas lo que pienso 
desertes de pensarme
y a eso temo
ó a que podamos rendirnos 
antes de llegar al campo de delicias.
Por eso
quiero hablarte de poses
del sueño retrasado sin relojes
de cisternas lloviéndose a sí mismas
de casos y de cosas que me atisban
Porque en ti me armo cabalgando
en ti me asiento cuando expiro
en ti me canto y me huelo
con el gran temor de ahora pensar
que sólo estoy dormida.


------------------------------------------------------------------------------

AMENAZAS 

Calzados van mis dedos
Coraza dibujando
Calmas vistiendo el esquema de tus hilos.
Neblinas revestidas por tu magia
tocan el manto 
Flores batidas
Brisas corriendo
Mi olfato siente 
de un color que arma en primavera
Me apuestas 
y me traes
y yo me acuesto
Cambios sonoros se aceleran
Miro la nube que acierta 
en el cielo perdido 
de tus oídos nuevos.
Tranquilizo la fiesta 
que acostumbra a mirarse 
entre tus pies
cuando me hablas
Soporto el ismo 
que retuerce tus piernas
cada vez que te acercas
cada vez que prometes 
voltear la última carta
En tanto 
el pensamiento mantiene 
el lado abierto
que sostiene dormir 
en la braza apagada
acortando el camino 
ya tranzado.

------------------------------------------------------------------------------------

TIEMPOS

Derretida en silencio
alcanzo valles en tus manos          
en miradas que apresan
Entonces piensas
y desgarras la prisa
cortejando
Asesinas historias
Te encarcelas
Agarras tus esposas
y declaras la culpa
en el coche del viento
cuando justo alegabas
que me amabas.



13-Camelia Michel


Mujer Pájaro

Simiente fecundada por la duda
-Semental de la mañana-
Violenta he nacido, mujer pájaro
Desde el suelo de mí misma
Torva silueta en el espejo
Alas, senos y plumaje y un alarido por canto

¿De qué universo vengo?
¿De cuáles mundos autistas?
¿De la palabra confusa,
Del desgarro del silencio,
De una casa en el olvido?
De qué muerte he nacido rugiendo
En la recia vastedad del abandono?
Y mis padres muchedumbre ¿Cómo hicieron el milagro?
Arañando tantos vientres
Nido roto, hoy emerjo de la cueva

Y este magma pegajoso ¿Es acaso oscuridad
O mancha,
Un ropaje vitelino
Una roja embriaguez entre la tierra,
De negros inframundos calcinados?

Y mi piel, entre plumón y llanura,
Rasgando la caliza telaraña
¿Acaso cayó del cielo,
Angel imprudente y tembloroso?
¿O ya alzaba su espacio desde la garra imperfecta
Que me ata a la guarida?
Entre manantiales y muertos, desfiladeros y orilla
Esta puerta entre dos mundos
Podría llamarse destierro

Todavía no barrunto cuánto tiempo cuánto tiempo
Estaré cruzando puentes
Entre mi cuerpo y mi cuerpo
Mujer pájaro graznando


Libertad

Aquí, ante el promontorio de mis huesos, en este instante de rocas declaro que golpeo a la piedra que me aplasta y que soy canto sobre canto rodando contra el filo escarpado del silencio. Voz de géiser arañando desde el centro tanto magma.

Este planeta de humo no soporta el peso del mutismo y su fierro mentiroso. Declaro que golpeo esta piedra que me aplasta contra el vientre monstruoso de la tierra y que levanto mi voz en las arenas, porque hoy construyo el sueño rojo del desierto y sus campanas.

Me hice libre mineral y fuego entre cayados que se rompen contra el túnel que me horada desde adentro. Declaro que soy libre entre dunas azotadas por el viento y que de frente al sol hoy vivo y muero.




14-Graciela de la Cruz

Tambor  y  dedos


El tambor a Mariam le toca la piel.
Dedos, tambor,
tambor y dedos.

Un solo  latir le basta a su pecho.
África en sus manos, 
ancestral herencia.

Ritmo entrelazados  en  brazos del viento
Mueve las  caderas,
eleva su pecho.

La piel y el tambor en alianza tocan
Es la misma sangre que  baila
y se enciende.

Un tibio roce asoma, penetra los surcos,
Aflora, se instala.

Concurrida soledad.
Bajo el cielo oscuro, un triste  tambor.
Refugio de estrellas, emerge una voz.



Tu Voz, Aniana Vargas


En homenaje póstumo a la líder
ecologista Aniana Vargas, “Madre
Protectora de las Aguas”
Fallecida el 11 de diciembre de 2002,
Bonao, R.D.

Tu voz, Aniana Vargas
es el eco de la tierra susurrando,
pidiendo a gritos que vivamos en paz.
Es un amanecer acogedor.
Es el  murmullo  de las aguas de Río Blanco
que nos abraza
y nos invita a cuidar el derredor.
Tu voz, hermana mía,
se alza firme entre montañas
y proyecta tu imagen,  en las lomas de Blanco,
en el fluir del agua y en el olor del café,
recién pasado por el colador.
Estás aquí,
en medio de nosotros, y nosotras,
en la esperanza que transita,
soñando ser cosecha en libertad
de seres que se  mojan en  rocío,
de las espigas doradas,
del viento,
de los ríos
de los niños y las niñas
de aquí y de allá.
A pesar de los  rostros
que se mueven tan indiferentes,
tu voz, canto del planeta,
como la tierra misma
 iluminando,
trascenderá.



15-Jeannette Miller


Mi lengua


Esta lengua de siglos
cambiante como el agua
¿qué es?
¿Una historia,
una flor,
una máscara?
Esta lengua de cieno que antes me amarraba
con la palabra cruz,
con la palabra oro,
con la palabra muerte,
¿qué es?
¿Mi historia,
mi lucha,
mi silencio?
Esta lengua que borró mis primeros fonemas
dejándome desnuda,
aterrada,
que me tiró en el pozo de la primera muerte
sin sonidos para espantar el miedo,
sin palabras para entender las cosas,
para guardarlas…
Esta lengua vieja que mastiqué despacio
y me tomó la vida,
y otra vida,
y otra vida,
hasta que fue ablandando
de piedra a ritmo,
de tierra en agua,
de hierro a fruta,
de blanco en mambo.
Esta lengua de cielo y de murmullos
que volví a fabricar comiéndome las eses,
soñando las imágenes que amo,
masticando insignias y blasones a ritmo de tambora,
con los negros suplantando los indios
sementando las blancas
y nosotros
marrones,
haciendo la bachata desde siglos,
bailando con merengue, rumba y plena,
saboreando el sancocho,
remeneando las nalgas,
a golpe de palma y sol,
de sangre.
Esta lengua impuesta que ahora me define.
Esta lengua libre como un pendón de fuego.
Esta lengua que se desprende de mi boca,
golpe,
agua que late,
bote que rema,
patria penetrada que penetra…
Esta lengua de isla
de palma y hambre
del odio y del amor,
de la esperanza…
Esta lengua esencial
erguida en su esqueleto,
carnada de amapolas,
nueva como yo
en medio de mi patria bullanguera
vestida de esmeraldas.
Esta lengua de trópico, de tierra y continente…
Esta lengua en jirones que nombra lo que hace,
que reinventa la vida
que reescribe la historia marcando lo que quiere,
gritando como llama.
Esta lengua bandera que une y que separa
¿qué es?
Una historia.
Una flor.
Un arma. 


16-Rossio Salvador


Mi otra yo

No pensé en los demás,
sólo maduré en mis vicios
y de pie en el espejo miro esa mujer infinita
que no se deja maquillar por exterminios,
esa que remueve memorias en la sopera,
la que no empaña sus gritos.
Esa heroína de la aurora
que se pavonea en la realeza,
hoy solo puede llorar,
pero es una DIVA.
Me escape del invierno
y descubrí otros continentes,
soy dos almas en el mito de las rosas.
Me digo:
¡Guarda tus penas, es hora de vencer!
con tus esbeltos tacones,
logrando la existencia
¡Vuelve alma de mujer!
Entre tú y yo,
la real eres tú.
Soy la seriedad radiante
que protesta celebrando al humo, con mieles.,
Tú eres esa mujer en perlas que aviva la tierra.
La que teje luces en la nuca del tango.
eres esa mujer que da floreos con la palabra.
¡No vayas de prisa!...
¡Cuenta tu identidad, mujer!
que para ser cautiva,
mejor hostil.
Ve de frente,
con la melodía que acorrala tu cuerpo.,
Y corta las uñas al miedo,
se libre ,
que las dos nos perderemos,
como aves del mensajero.



17-Denisse Español

Nadie

No soy nadie, lo sé
no necesito escucharlo.
Se ha esculpido la nada
vagado por caminos pedregoso
hoy sus pies se desangran.
 
Los vestidos decorados: transparentes
los colores en los labios: monocromos
hartos de su mansa agonía
desfilan sollozantes al precipicio.
 
Un lamento veloz, inadvertido
recibe el ritmo extraviado de los cuerpos
las pieles siempre extensas
que no absorben ya caricias.
 
Amor,
esto es un negocio,
somos una casa vacía
apoderados de labios sellados
sin intenciones de decirnos.
 
Sigamos pues nuestra farsa
afirmemos que todo es mentira.
Tú me lo cuentas,
Yo te lo juro al oído
abortando alientos fingidos.
 
Abracemos el vacío pactado
el lecho en cuarto frio
que se enciende con la chispa de una mano y dos palabras,
no más,
no es necesario, no lo merezco;
porque no soy nadie, lo sé
no tienes que decirlo.



Encantador de Gritos 



Te daré todo, Hermoso Mago
mis carnes crudas, mi vientre árido
las lágrimas que engendren mis ojos
los retoños que agrieten mis piernas
¡pero jamás mi voz! 

Este grito,
libre clamor que suda,
penetra con sus garras
enquistando las entrañas.
Martillo que retumba
cuchillo a la cordura
verdugo de espejismos.

No pidas más encantador de gritos,
abandona conjuros cansados
tu cuerpo algún día quebrará mi cuerpo
más la indómita voz,
cantar de razones,
burlará incontrolable tus manos.

Sumérgete en la derrota
acepta humilde mi fuerza convertida en rugido
voz-guerrilla que consume tu selva 
grito-migraña en tu cabeza 
irreverente y eterno reflejo de mí
un yo de letras.



18-Xiomara García


SOY

Soy guardiana de los sueños,
de la silueta de la noche.
Amante en la alcoba  
bajo  los brazos tiernos de un espíritu
cálido, enamorado,
que acaricia la sombra de un atardecer.
Éxtasis al sentir los estruendos de una catarata,
al tocar mis labios internos.

Soy Bruja.
Sabia.
Hilando desde la tierra a la madre, la abuela.
Escuchando las caricias en el viento
y en el calor del fuego, soy.

Curandera del aroma de las yerbas,
del toque de mis manos
y  el alma desolada.

Soy madre,
cobijo,
regazo,
alimento,
albedo de mis senos.
Soy
Salvaje,
ciguapa  al viento,
en el monte de luz de mi alma.

Soy mujer,
un espíritu,
un verso,
la luna,
la mirada,
el silencio.

Una flor en destello. El aliento Salvaje.
Una estrella colmada de universos
bajo la niña de los ojos de Dios, en el silencio.




19-Jael Uribe


El color de mi grito
 

Mi grito es un dúo de tambores espantando fantasmas.
Nervadura de sangre en raíces de tierra con voz de pájaro,
donde nacen mujeres-árboles, con alas.
Mi grito, pregón de sombrilla bajo la lluvia,
diluvio de llanto rugiendo en manada.
Se columpia de mis bíceps comiéndose los bordes
de una bala pendida de mi ombligo como araña.

En una fiesta con trocitos de mundo
donde el puño baila descalzo la tonada,                             
Mi grito es estrella en la pista de las sombras
cuando las luces se tornan armas.

Hay un Marzo en la barriga del sueño
aferrándose con saña a la ignorancia.
La cabeza de un clavo apostando al martillo,
una grapa prendida en las palabras.

Hay un NOMBRE de mujer desperdigado en la historia,
que ha vendido los dientes para morder la rabia.

Mi grito, tiene alas incisivas y pregón de colmillos,
hambre pregonera de barriga abultada.
Una letra mordisqueando al gatillo
acertando un disparo de garganta.
¡El habitante de muchas ,
el cautivo de tantas!
Un ojo que gruñe con vista de cuervo.
Aullido en acecho.
Amenaza.
Es decena armando a miles,
voz de pluma levantando el agua.
Saliva de cemento en boca de mudas,          
una tumba anónima que habla.

Para ver el color de mí grito,
basta fijar los ojos al alba.
Está sobre el nombre de las piedras,
en moléculas del eco hilvanado en la constancia.
Es espina dorsal de los átomos
abrazado en la cintura a las galaxias.
Es una hoja caída abonando la tierra con su sabia.

Mi grito, es una voz mujer
rompiendo el silencio.




20-Ofelia Berrido



Palillos de tambor
(De Pájaros del Olvido)

Música, danza, grito de guerra,
de llanto y de pena,
la noche cava huellas.

¡Barro inerte! Soplo extinguido.
Viudas bañadas de llanto,
vestidas de tinieblas.
Cuerpos cubiertos de sándalo y hierbas.

Espectros del odio;
huevos sin fluido germinal,
sin alma,
sin amor,
primitivas almas sin Dios.

Armas…
metal que confina,
que drena y absorbe
el último halito de vida
de aquel que allí aprisionado respira.

Se ha acabado…
¡Ya no hay hombres!
Siete días del fuego del infierno
han consumido la Tierra.

Fue el diluvio, castigo de los dioses
Echó fuego donde quiera.
Ahora si Utnapishtim, el lejano;
Sin Noé, y sin fieras ya no queda nadie en la tierra.

Las tinieblas están sobre la faz del abismo
y otra vez se espera…
¡Qué el Espíritu de Dios
Flore sobre las aguas y se mueva!...



Anciana de los días


Venerable anciana, eones de sabiduría,
ojos de estrellas y piel de luna...
 Ausencia de penuria.

Diosa y flor del día
oculta en lo oculto,
agua sagrada... turbulencia, remolino...
¡Vida!

Reina de los cuatro vientos,
del soplo y la palabra profunda;
ser de nuestro ser, templo de fecundidad...
¡Claridad que labra la vida!


___________________________________________
Semblanzas


Darihana Mesa Florentino

(01/01/2001, San Cristóbal, R.D.) Cuentista y poeta desde los 6 años de edad. Pertenece a los Talleres Literarios Mi Barrio en Letras y a la promoción “101 niños poetas de San Cristóbal” de la Fundación Literaria Aníbal Montaño, (FLAM). Ha participado en múltiples eventos literarios. Es autora de los libros: “La niña de agua”, cuentos, 2008; Mis versos se borran”, poemas, 2009;  Darihanna Mesa Florentino: Escritora”,  poemas, 2010; “Un sueño para contar”, cuentos, 2011;  y “No puedo tocar el piano”, poemas 2012.

Yenilen Mola

Poeta y escritora cubano-norteamericana, desde que en el 2010 ingresó en los círculos literarios hispanos del sur de los Estados Unidos, donde empezó siendo invitada a algunas tertulias y terminó como productora, libretista y presentadora de "La Noche de la Poesía Erótica", el show literario de gran formato ganador de Miami Life Awards 2012, que se ha convertido en el evento de referencia en la materia en Miami. La poeta es también productora de otro show: "El Desalmuerzo Literario", que tiene lugar todos los domingos en Miami desde julio del 2010. Puede conocer sobre el show en http://lanochedelapoesiaerotica.com

María Farazdel (María Palitachi)

Dominicana que habita en NY desde los 17años. Ejerció el magisterio como profesora y Subdirectora. Autora de varios libros: " My Little Paradise", " Entré Voces y Espacios" y " Laberinto de la Espera". Figura en antologías en los Estados Unidos, España y República Dominicana.

Nelsy Aldebot Reyes

Mujer, poeta y diosa - nace en La Romana, Republica Dominicana. Es psicóloga, educadora, terapeuta holística y Maestra de Reiki. A través de sus libros: “Belleza y Fortaleza”,  “Éxtasis Mágico” y diversos ensayos, artículos y poesías transmite su determinación por trascender y crear nuevas formas de existencia. Es profesora de la UASD, maestra consultora del Proyecto Nacional de Escritura en New Hampshire y miembra del Colectivo de Escritoras Entre Lunas.

Ada Bezos Castilla

(Cuba, 1948). Llega a los EE.UU. como refugiada en 1966. Graduada de la Universidad de Maryland en Literatura y Economía. Después de una carrera en el área internacional, y con el tema de Cuba como prioridad, publica “Cuba en Verso: La Isla entre Rejas, Ganadora del concurso poético de Mujeres Poetas Internacional, 2010. Ganadora concurso poético de Latin Heritage Foundation en USA, 2011. Finalista en el 1er Concurso Internacional de Poesía Hispano-Francesa Antonio Machado, 2009. Ha sido publicada en numerosas antologías poéticas.

Mirtha González Gutiérrez

Nacida en Cuba un 7 de mayo, abogada de profesión y escritora por vocación, se ha dedicado la mayor parte de su vida al trabajo editorial y a su creación literaria que abarca el cuento, la novela y la poesía para niños y adultos. Amante del trabajo de promoción de la literatura y la lectura, reside actualmente en Santo Domingo. Tiene publicados 15 libros como autora y obras suyas aparecen en diversas antologías cubanas y extranjeras.

Ángela Hernández

Ángela Hernández Núñez (Buena Vista Jarabacoa, República Dominicana, 6 de mayo de 1954). Campesina cosmopolita. Graduada con honores de Ingeniería Química. Narradora y poeta. Apasionada del cine y la fotografía. Textos de su autoría se han traducido al inglés, francés, italiano, islandés, bengalí y noruego; incluyéndose en importantes antologías. Es Premio Cole de novela corta, a la novela Mudanza de los Sentidos, 2001; Premio anual de Cuento, 1997, otorgado por la Secretaría de Estado de Educación y Cultura al libro Piedra de Sacrificio;  Premio Anual de Poesía 2005, otorgado por la Secretaría de Cultura al libro Alicornio y Premio Anual de Cuento, Ministerio de Cultura 2012, al libro La secta del crisantemo.  Dirigió la revista literaria Xinesquema. Es Miembro Correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua.

Rosa Garde Nicolas

Profesora de idiomas, Master en Formación de Formadores Europeos. Universidad de Barcelona, Directora de Best Formación-Barcelona, Coordinadora de Proyectos Europeos. Barcelona, Málaga, Zaragoza. Responsable de la sección de la Mujer en Amnistía Internacional. Málaga, Coordinadora de RED MARIPOSA. Colectivo de escritores y escritoras, artistas gráficos, pintores y pintoras, cineastas, músicos. Ponente en diferentes foros internacionales sobre igualdad de oportunidades.

Berenice Pacheco

Poeta, soñadora, isleña. Amante de la risa, el amanecer y los chocolates. Integrante del colectivo de escritoras Entre Lunas. Estudiante de danza en Tabla Dance Studio. Maestra de Psicología en INTEC. Especialista en Educación de la Organización de Estados Iberoamericanos.

Jennet  Tineo

Nace el 5 de diciembre en la ciudad de Santo Domingo, es Arquitecta graduada con honores en la Universidad Autónoma de Sto Dgo, (UASD 2008), realizó la maestría de Administración en la construcción (INTEC 2012).  Es poeta y ensayista, ha participado del taller de narradores de Santo Domingo, ganó la segunda mención de honor en el renglón poesía en la quinta edición del certamen nacional de talleres literarios, organizado por el ministerio de cultura, participó en la antología Volumen I de “Poetas de la Era”, la antología “Yo soy mujer” y el libro de Sonetos siglo XXI.

Dulce Ureña

Poeta y Naturóloga. Conocida Escritora, Productora y Presentadora de Televisión. Investigadora y Consultora de Salud Natural certificada. Especialista en Nutrición Natural Aplicada. Directora de la Escuela de Cocina Saludable y gourmet vegetariano. Presidente del Consejo Superior de Medicina Natural, de la República Dominicana.

Camelia Michel

Es una periodista dominicana de amplia trayectoria. Escribe consecutivamente en los vespertinos Última Hora, El Nacional y La Noticia. Colabora con otros periódicos y revistas. Incursiona en el periodismo cultural y posteriormente en el de investigación, área que le valió el reconocimiento de instituciones tanto nacionales como internacionales. En 1990 obtiene el Premio UNICEF para Comunicadores, en la categoría de Prensa Escrita, con una investigación acerca de la violencia contra la mujer. También incursiona en el periodismo de opinión y en el ensayo. Escribe poesías y narrativa.
enice pachecoa de la Lengua.


María Graciela de la Cruz

Ha publicado dos poemarios: “Sacia la sed sin llevarte la fuente” en 2001 y “Ascendiendo a la libertad” en 2008. Socióloga, egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD (1987).  Con maestría en Género y Desarrollo, Diplomado en Gerencia con Enfoque de Género en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo, INTEC (1996, 2000) y  Diplomado sobre  Incidencia política para la transparencia en,  FLACSO (Rep. Dom.), en el 2010. Coautora del libro “Mujeres dominicanas toman la palabra” junto a Cristina García, María José Martínez Martínez  y Ángel Montés del Castillo,  trabajo conjunto de CE-MUJER, la Universidad de Murcia, España, y Asociación COPECU (Cooperación con Ecuador, España).  Trata sobre memorias históricas de mujeres organizadas en República Dominicana, año 2006. Con una larga trayectoria de trabajo, en defensa de los derechos de la mujer, es directora del Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer, CE-MUJER.

Jeannette Miller

Poeta, narradora, ensayista e historiadora de arte, nació en Santo Domingo, el 2 de agosto de 1944. Se inició como escritora con el grupo llamado Generación del 60. Ha publicado tres libros de poemas; una novela, y múltiples ensayos y trabajos de investigación, entre los que destacan; Participación de la Mujer en el Proceso Cultural Dominicano (1975). Entre la sobrevivencia y el miedo: mujer, literatura, globalización y disidencia. Ha escrito la crítica de artes plásticas para los periódicos El Caribe y Hoy, Santo Domingo, R. D. Ha participado como expositora en numerosos congresos nacionales e internacionales sobre arte, literatura y cultura e identidad. Premio Nacional Feria del Libro 2007, y el Premio Nacional de Cuento José Ramón López, 2010. En el 2011 se le otorgó el Premio Nacional de Literatura que conceden la Fundación Corripio y el Ministerio de Cultura.

Rossio Salvador. 

Nació en Higuey. Escritora, Gestora Cultural. Premiada varias veces con el Premio Regional de la Juventud por su labor cultural a favor de los jóvenes en su ciudad.En enero del 2008 con 18 años grabó sus poemas en un CD musicalizado: Es decir del Silencio. Sus trabajos han aparecido en el periódico El Cometa y la revista periodística el Cañero en la Antología “Por donde sale el sol”. Hacienda de Olvidos fue su segundo parto literario. Es miembro de la Sociedad de Escritores y Artistas Altagracianos, De Mujeres Poetas Internacional, voluntaria del Ministerio de Cultura, fue Co- Fundadora De la Red Cultural de escritores en la ciudad de La Romana y fundadora y presidente del taller literario "Kalle de letras" donde enseña a grandes y chicos el arte de la literatura. Ha obtenido un segundo premio en el concurso Literaria de Navidad Del Obispado Nuestra Señora De La Altagracia 2008, postulada al Premio Nacional De la Juventud Renglón Desarrollo Cultural y ganadora de este a nivel provincial y regional (2011) y nuevamente postulada al mismo en el (2012).

Denisse Español.

Nacida el 3 de agosto de 1975 en República Dominicana. Su relación con la escritura se inició a temprana edad con poesías espontaneas y cuentos cortos. En la actualidad escribe su columna ANIMAL COTIDIANO para el periódico digital Acento y el periódico local Bávaro News. Orgullosa integrante del movimiento Mujeres Poetas Internacional (MPI).

Jael Uribe

Es una escritora de nacionalidad dominicana. Ha colaborado con varias revistas tanto impresas como digitales, eventos culturales y programas de radio y televisión en diferentes países Latinoamericanos. Ha formado parte y colaborado con diversos movimientos y grupos, siendo de mayor relevancia su labor como líder del Movimiento Mujeres Poetas Internacional (MPI) el cual fundó en el año 2009 con la misión aprovechar el poder de los medios electrónicos para promover la labor de la mujer contemporánea en la poesía y la creación del Festival Internacional de Poesía “Grito de mujer” realizado durante todo el mes de marzo (del 1ro. Al 31) en diferentes países del mundo con el apoyo de grupos, instituciones y miembros del movimiento y seguidores solidarios que se suman a la causa para rendir un homenaje a la mujer y llevar un mensaje social en contra de la violencia. Jael, es egresada en Artes Publicitarias, es diseñadora, artista plástico, posee un diplomado en Relaciones Públicas y Comunicación Corporativa, entre otros estudios referentes a la literatura, el arte y la tecnología. Poemas y escritos suyos forman parte de varias antologías y publicaciones a nivel nacional e internacional. Puede conocer una pequeña muestra de poemas y escritos de Jael Uribe en su blog: http://jaeluribe.blogspot.com o siguiéndola en Facebook y Twitter,


 Ofelia Berrido
 
Nació en Santiago, República Dominicana. Es autora de la novela "El Sol Secreto", el poemario “Pájaros del olvido”. Es miembro correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua, miembro del Grupo Mester de Narradores de la Academia Dominicana de la Lengua, miembro del Movimiento Interiorista, miembro del Ateneo Insular y además miembro de “Society for Human Resources Management (SHRM) de los Estados Unidos. Graduada de Doctora en Medicina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo realizó sus estudios de especialidad en Ginecología y Obstetricia en la Escuela de Residencias Médicas de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia–UASD, para luego realizar la especialidad en Oncología Ginecológica, así como cursos en la Universidad de Rió Piedras, Puerto Rico y en el Hospital John Hopkins, Baltimore, USA.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total