Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2013 en Guatemala Quetzaltenango


Grito de Mujer 2013 en Guatemala Quetzaltenango

Coordinadores Poetry Slam Xela

Poemas de parte del equipo del Slam quienes crearon un maravilloso evento en favor de la causa.






Cleody López Mazariegos


DESVALIDA MUJER

La soledad invade su ser
Desvalida mujer
Recorriendo las calles
De Xela al atardecer;
Lastimada, herida,
Desvanecida
Desamparada pobre mujer,
Nada puede hacer,
La delincuencia contra ella
Llego a arremeter;
En la justicia dejó de creer
Las heridas del alma
En sus ojos se puede ver
Pobre, desvalida mujer.
¿Dónde existe la justicia?
¿Dónde hay protección?
La luna gardeña de plata
Llora, es la única testigo
Del crimen, de la injusticia,
De la impericia de los juristas
Que algunas veces es empañada
Con influencias económicas
Que envuelven la verdad
Entre las promesas del rico
Frente a los sollozos
E importunidades del pobre.



Cleody, en éste poema, aborda un tema más palpable en la sociedad latinoamericana, reflejado, bajo su campo de acción y especialización, en la violencia que sufre el género femenino por el sólo hecho de ser mujer, la violencia física de la cual han sido víctimas mortales muchas mujeres en Tijuana México, o el caso más reciente en Guatemala: el de Cristina Siekavizza. Hace alusión a la impunidad que puede generarse por presiones económicas y compadrazgo, atando los campos de acciones de la justicia por esclarecer cualquier vejamen producido contra las mujeres en cualquier rincón del mundo. Puede interpretarse también en la realidad de la misma Malala, quién ha sido víctima de un sistema patriarcal que deslinda a la mujer del campo educativo en su natal Pakistán.

Por otra parte, Paola Rosal, coorganizadora de Poetry Slam Xela y Grito de Mujer 2013, estudiante de Derecho y ganadora de los Juegos Florales de Teculután, Zacapa, Guatemala; comparte con nosotros el siguiente poema, titulado:



Paola Rosal



AMOR DE TIENDA

Lo siento, el mercado anterior se cerró,
la inestabilidad que tu indiferencia provocó
hizo que la economía amorosa decayera.
La multa, por cada lágrima derramada
y por cada día perdido a la sombra
de tu maldita - e infinita -  espera,
te la perdono, sin recargo de mora.

Estos intereses me los cobro
con tiempo de calidad – y cantidad –
de algún mejor asociado.
Se aceptan tarjetas de crédito
y cheques pre fechados
extendidos, únicamente, del banco de sonrisas.

Los negocios no quiebran porque sí,
el nuestro se cerró por falta de liquidez verbal
aunque yo siga, aquí, diciendo a gritos
lo que no te importa escuchar.
Te dejo lo que pude rescatar:
un buen recuerdo y unos cuantos lamentos,
tómalos e inviértelos en la financiera que quieras
mientras yo seguiré recaudando fondos
para la apertura de un nuevo comercio.



Éste poema de Paola evidencia la riqueza y agudeza mental de la autora en tomar figuras literarias de procesos bursátiles y mercantiles para explicar cómo una relación de pareja puede ser dirigida al declive mismo.
Si bien, es un oema de desamor, evidencia lo que muchas parejas desvirtúan al momento de terminar un proceso de enamoramiento: ambas partes se llevan consigo una cantidad de recuerdos, vivencias o lamentos, que deberán sopesar posteriormente.

Y por último, más no menos importante; María Elena Marroquín, coorganizadora del Poetry Slam Xela y de Grito de Mujer y, además, directora de la Escuela de Escritura Creativa y de los Talleres de Performance que Poetry Slam Xela viene dando desde noviembre de 2012, nos presenta uno de sus poemas:


María Elena Marroquín
 
 
GUISOS AMOROSOS:

Si  piensas que me veras picar finamente un tomate o
una cebolla sin llorar,
te equivocas…!!
Porque cuando estemos juntos..
A pesar de las viscisitudes
cocinera, seguramente, no tendrás..!!
seré tu compañera..
Con quien discutirás sobre el alma
la pena
la calma,
que  lea  contigo y te lea,
y que busque lo mejor a través de ti.
Que  ame contigo apasionadamente entre las sabanas,
y pendiente de todas y cada una de las cosas que hagas.
De seguro, zurciré tus calcetines..
los zurciré  a la antigüita
como el amor  que  nos profesemos
llenos de hilos cuasi invisibles,
entrecruzados
que nos hagan estar juntos..
Tejeré para ti un par de cosas..
Pero,  más que eso,
siempre urdiremos la trama de nuestros planes  para salir adelante.
Escucharé atentamente, lo que digas,
sin importar si estoy o no de acuerdo contigo..
o me guste exactamente lo que pienses..
Dispuesta a que busquemos entendernos
sosteniendo eso si, cada uno su punto de vista.  
Y si estás de acuerdo,
y después de todo lo antes expuesto..
seas tú entonces quien
en primera instancia
estaría entre otras cosas a estar dispuesto
a arriesgarse
a compartir conmigo, un tazón de cereal con leche…
Entonces,
eres tú a quien busco
para que en definitiva
nos cocinemos, los mejores guisos amorosos…!!


Éste poema de María Elena habla de otra de las realidades de la mujer latinoamericana. Siempre se les ha tildado que deben ser las cocineras, las hacendosas de la casa, quiénes deben mantener el órden dentro de la misma, desligando al hombre de los oficios de la casa, confiriéndole el papel de proveedor del hogar.
Es una forma de humor negro, pues, muchos hombres lo toman como una evidente falta de respeto, incluso, de feminismo puro; sin embargo, los tiempos han cambiado, la migración hacia otras latitudes del hombre latinoamericano hacia Estados Unidos o Europa los ha obligado a comenzar a ser independientes en todo el sentido de la palabra.
Es más, los logros de los movimientos sociales y feministas han hecho que la dinámica del mismo hogar vaya cambiando, desde la migración de lo rural hacia la ciudad, y de ésta a otros países o continentes, razones por las cuales, las madres también tienen el papel protagónico de proveedoras de insumos para el hogar.




Participación Slam de mujeres de la comunidad únicamente, también apoyaron el evento mujeres de la tercera edad. Estos son los poemas de estas mujeres de la ciudad.



1er. Lugar: Ana María González


Virgen del Rosario


Virgen del Rosario
En el parque corría la gente,
esperando con afán a verte,
los cohetes, las bombas, las bandas se oían,
mientras a mis ojos lágrimas corrían,
y, es que a mi mente venían recuerdos
de un ángel tuyo, de mi hijo ausente,
lloré tanto, tanto, estaba sin nada en las manos,
la silla de ruedas de recuerdos estaba vacía, y,
es que mi chinito de ojos tan tristes,
iba entre tus brazos con olor a nardos.
Comprendí, que es tuyo,
que me lo prestaste por 14 años,
Gracias por el llanto que en mi alma pusiste,
y se que tus brazos, son lindos y tiernos,
¡No hay otros mejores¿
Que de ellos vierten
aroma de flores,
Madre que divina ibas de amarillo oro,
toda una señora,
a la que el mundo añora,
ya que, a todos cuidas.


El poema de doña Ana María González conmovió a las y los presentes por el contenido nostálgico de sus letras, escrito después de la muerte de uno de sus hijos, y la razón principal del por qué comenzó a escribir, para mitigar ése dolor que, años más tarde, aún demarcan su devenir por éste mundo. Contiene un elemento sumamente religioso, como seña de su devoción y de comprender que ésta faceta de su vida ha sido el sustento para poder soportar el dolor que implica un hijo muerto.



2do. Lugar:

Maria Elenea Ponciano


¡De Tí, lo  Llevo Todo!

No…no llores más, hermosa  mía,
No…no más perlas de cristal por tus mejillas,
No más tristeza que  opaque tu mirada
Ni más suspiros que se ahoguen en tu pena.

No…no fue en vano tu correr de cada día
para estar temprano y presta en tu trabajo,
si al final de la jornada tu cansancio
lo transformaste en tu salario y mi sustento.

Pues si en cobarde carrera huyó aquel hombre,
de quien apenas llevo puesto el apellido…
quiero que sepas que de ti, yo llevo todo
virtud, ejemplo, valor fuerza y coraje.

Evoco cuentos de final feliz que me leíste
llevando a cuestas el dolor de tu fracaso;
fuiste arquitecta de valores en mi vida
¡Teniendo tu alma derrumbada y abatida!

No…¡no llores más porque la causa no es perdida!
Ni han sido en  vano cada noche tus desvelos,
ni los consejos con que a diario me formaste,
ni las lecciones que forjaron mi carácter.

Levanta…con orgullo tu cabeza,
 acomoda los cabellos de tu frente
y dibuja un arcoíris de sonrisa
en  la nube gris de tu semblante tierno…

Soy la hija que llevaste en tus entrañas!
¡Soy la hija que hoy se vuelve a levantarte!
Mi brazo fuerte sostendrá  tu mano débil
y…con dulzura y con amor, voy a cuidarte.

El poema de María Elena Ponciano evoca la realidad de muchas mujeres latinoamericanas, que han fungido con la doble responsabilidad de ser madre y padre para sus hijos, producto del desinterés o inmadurez de los hombres que, creyéndose superiores, parten ante la inminencia de las responsabilidades del hogar. Es una historia que siempre hemos escuchado en nuestros pueblos, donde las mujeres han sacado fuerzas de flaqueza para sacar adelante a sus hijos, las extensiones de su vida, para no dejarse vencer. Es el ejemplo palpable de ésas mujeres luchadoras que, aún contracorriente, saben caminar, sembrando valores y siendo pilares del sostén económico y espiritual de sus hogares.


3er. Lugar:

Maryelena Sánchez


Celajes 


Niña  bonita
Ishta, con amor le decía
Su amado,
Ella feliz se sentía
Su primer amor
Amor virginal.

El amor crecía
Allá en la campiña
Más en la serranía
Con techo de celajes multicolores
Todo lo esparcía
Quedaron impregnados en su corazón roto
Su primer amor.

¡Oh! tierra bendita
Pintada de colores
Color de güipiles
Olor de marimba, tun y chirimía.

Quedose el alma mía,
Allá al lado, de  mi amado,
Que ha inspirado esta poesía.

Autora: Profa. Marylena Sánchez


La profesora Maryelena Sánchez, acreedora del tercer lugar de nuestra competencia de poesía, trata otro tema más: el amor y el desamor, y, retomando sus palabras, éste poema fue inspirado en su primer amor, el cual tuvo que dejar por trasladarse de otro departamento de Guatemala para continuar con sus estudios. Como bien se observa en los tres poemas, ambos tratan de un grito de mujer en distintas circunstancias, desde la madre que pierde a un hijo por enfermedad, la mujer abandonada con familia que lucha para sacar adelante a su familia, así también como el amor que puede existir en los primeros años de la juventud, situaciones que a todas las mujeres les son imperantes expresar, para no vivir con el dolor, la pena o la condena de su condición: ser mujeres.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total