Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2012 Republica Dominicana-San Pedro Macoris



Poemas Grito de Mujer realizado en la provincia San Pedro de Macorís en marzo 2012 
 
(Coordinado por Mujeres Poetas Internacional en apoyo con el Ayuntamiento de SPM y los grupos literarios de la provincia).




Jael Uribe (Fundadora y coordinadora del festival)


Mujer de niebla


¡No soy útero, sangre  y esperas!
Soy gacela sobre el rostro del olvido
añorando primavera.
Grito el hambre de los rostros
y el murmullo de la niebla.
Soy  paraje
del camino cubierto de huellas.

Soy vergel enverdecido y casto
donde juegan las ideas.
En mi boca caben restos de discursos
inconclusos y
en mi cuerpo viven
manchas que no manchan
que marcan trascendencia.

Aquí,
cautiva entre la aura tenebrosa
de la imagen inocente,
el suplicio que acecha,
la bestia que devora
y la era que culmina,
puedo parirme mil veces a mi misma
y sin haber nacido,
desvestirme de lastres.

No soy útero repartido entre duendes
ni sangre adormecida en la colmena,
soy paraje de universos
en el vuelo de la niebla
soy la nave azul navegando tras la espera.
 


Ana Teresa Martínez (SPM)

GRITO DE MUJER 
                                         
Un grito de mujer
enarbolado                                                                            
lame en sus entrañas
los vejámenes
incrustados en las esquinas rotas.                                                                               
 Huye  el dolor 
clavado  en el carruaje
 de los vientos
en soñolienta voz
esculpe  en letanías
sus quejidos.

Un grito de mujer
rompe la voz que traspasa los confines,
cabalga desnudo en  la inclemencia
envuelto en sábanas dolientes
preñado de amargura.

Un grito de mujer
 diagrama
en las paredes
cadáveres de sueños
reclaman con bostezos de desgano.                              

Un grito de mujer
protesta sin mesura
la corroída justicia
entuertos retorcidos
adulteran los hechos
lloviendo las cenizas derretidas
en calumnias
envueltas  en camuflaje.

Un grito de mujer
rumia en vocerío el despertar
desamarra  cadenas
abre los brazos a la concordia
deshace las penumbras
llueven  las voces
 rompen el silencio del silencio.

Un grito de mujer
embriagado
 de música hecha sombra
 en su reclamo
se desliza la esperanza
ahueca  el cielo
 mira hacia arriba
quiebra  el mar de su desdicha,
desnuda la noche
 y  eso es…
  un grito de mujer
porque  “ La Mujer vive”.



Simeón Arredondo 


8 de marzo

Saludo este día
desde la ventana del alba.
Horas, minutos y segundos
intercambian abrazos
preñados de amor.

El viento late
a la sombra del silencio
como la noche
cuando duerme en tu pecho.

Los árboles sonríen
frente al espacio
como las estrellas
cuando miran tu cabello.

Saludo este día
levantando las rosadas cortinas
del tiempo
"porque estamos a ocho de marzo". 




Denisse Español



No Despiertes




Calma ansiosa mente, respira.


No desates el fuego adormecido

deja en paz el torbellino en sus rincones



no los llames


no los pienses.



Olvida nuevamente su existencia

imagina mejor se han perdido.

No quieras saborear la fuerza desgarrante tras los velos


si su agria pasión descansa ya



anestesiada.



No grites, no hables


no llores más y vuelve

al prado extenso de las flores.


Regresa con paso firme y pausado


acaricia tus cadenas que han crecido como hiedra


alimentadas por tu elixir


legítima pócima llamada por tu nombre


conjuro de cada noche, oscura.



Olvida mente, olvida


no sientas que vives.







Nadie


No soy nadie, lo sé
no necesito escucharlo.
Se ha esculpido la nada
vagado por el camino pedregoso
hoy sus pies se desangran.
 
Los vestidos decorados, transparentes
los colores en los labios, monocromos
hartos de su mansa agonía
desfilan sollozantes al precipicio.
 
Un lamento veloz, inadvertido
recibe el ritmo extraviado de los cuerpos
las pieles siempre extensas
que no absorben ya caricias.
 
Amor,
esto es un negocio
somos una casa vacía
apoderados de  labios sellados
sin intenciones de decirnos.
 
Sigamos pues nuestra farsa
afirmemos que todo es mentira:
tú me lo cuentas,
yo te lo juro al oído
abortando alientos fingidos.
 
Abracemos el vacío pactado
el lecho en cuarto frio
que se enciende con la chispa de una  mano y dos palabras,
no más,
no es necesario, no lo merezco;
porque no soy nadie, lo sé
no tienes que decirlo.





Nelsy Aldebot Reyes


Mujeres libres

Mujeres transgresoras
abriendo alas
volando al infinito
expandiéndose
danzando
amando
saltando cercas
muros y fronteras
mujeres de lluvia
ciguapas
alzándose por bosques
entre ríos y manantiales
cazadoras, guerreras
mujeres en rojo
abrasadas en fuego
gritando libertad
mujeres serpientes
arrastrándose
acariciando la tierra
resurgiendo la pasión
vida interminable, infinita
mujeres de tierra
recreando la vida
construyendo tapices
entrelazadas
en la roja luna
por los hilos que emergen
desde el centro del ser.


Sonia Pierre 


Expandiendo tus alas sobre el Mar Caribe
tu ser emerge, se eleva
tus enormes luceros nos iluminan
tus brazos cálidos nos acogen
tus pies nos dirigen, nos orientan, nos guían.
En la certeza de la misión cumplida
te marchas sonriente,
abres tus alas
esparces la semilla
enlazas la isla con amor.

El dolor de tu partida
nos congrega en inmenso mar
de bravías olas
que arrastran, que barren
que limpian, que transforman.
Renaces en nuestro interior
trazándonos los retos
de construir nuevo liderazgo
transformar el odio, y la separación
en amor e integración.

Madre Sonia
Madre fuerte
nútrenos con aguas cristalinas
reparte la herencia
de Anacaona y Lemba
crece en nuestro interior
forja vida, forja Luz.




Berenice Pacheco Salazar



Madre Nuestra


Madre nuestra,
que estás en la tierra, la mar, en mí,
en nosotras, nosotros y todas partes,
hermoso, cálido y sanador es tu consuelo.
Venga a nosotras tu alegre canto,
danos hoy de tu sabia energía creadora.
Enséñanos a tener la valentía para equivocarnos
y aprender de nuestros errores.
No nos dejes caer en una vida absurda, rutinaria y vacía,
líbranos de no luchar.
Amén.



Haciéndonos


Pocos placeres se comparan
con el de un día en pijama
en casa
despeinada
descalza.
Levantarme a la hora que me da la gana
y seguir durmiendo después de eso.
Cubrirme toda de libros,
parir versos y prosa sin que nadie juzgue mi muerte.
Sentirme diosa sin máscaras ni abismos,
sin necesidad de rímel, tacones, uñas pintadas.
Ser yo   sin disfraz,
cubierta de las manchas y ojeras
que me hacen tan única y hermosa.
Ser yo, como nadie me ve,
sin simulacros, ni poses;
con mis locuras, miedos, curvas y amores.
Comparable a ese deleite, amor,
sólo tú cuando me amas
así                     tal cual soy,
sin exigirme ser otra       de mitología, revista o cine independiente,
y me sumerges en el rastro galopante de la noche
para quedar tú y yo
en un éxtasis mágico,                              descalzo, descalza,
haciéndonos como nos da la gana.

 



 
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total