Antología Virtual Grito de Mujer®

Como buscar en esta antología?

Elige el país en la columna de la izquierda o en el menú de arriba....dale a "entradas antiguas" hasta que encuentres la ciudad de interés o dale a ver todas las entradas.

Poemas Grito de Mujer 2011 Malaga, España

2do. Grito de Mujer en Málaga
(Coordinado por Red Mariposa y Amnistía Internacional, por Rosa Garde) 



FILOMENA ROMERO

ADAMADA VOZ, VOZ ADAMADA

Adamada  tú voz, voz adamada,
amada voz que grita aquí en el pecho.
Tú, que martilleas las sienes
y enciendes en la piel
la ausencia y el letargo.
Tú…que iluminas mi vida
y alejas los fantasmas llenándolos de luz.
Tú primavera ardiente, eterna como el verbo,
donde las flores nacen multiplicando espacios
con brotes de armonía y color encendido.
Tú que acunas misterios insondables,
y muestras los caminos,
como el agua que canta
diseñando senderos que atraviesan la mente,
horadando hasta el alma.
Tú…que recreas instantes de son y melodía
por alcanzar el eco perdido en la galaxia.
Tú que arrastras deseos hasta el mar impasible,
envolviendo las rocas con tu espuma dorada,
abrazando tus olas colgados precipicios.
Tú…, que arrancas con tus bríos
los cantos de sirenas dormidas en los sueños.
Tú, arrollador placer, despertado sin paz,
sin calma o sin sentido… en sonoros silencios.
Tú, mí desesperado trance, en trance presentidos,
que despiertas el cuerpo sin piedad,
con tu cuerno de oro reluciente.
OH! Tú, voz de mi ser. Columnas adamadas
que sostienen en mí los dos espacios.
Tú, tú, ¡OH! tú… Tú, voz que canta y ruge
que ordenas, retas y ejecutas, 
tú ,voz y voces que me cubren,
y me nacen, me matan y me mueren.
En tus brazos me mezo y en tus olas me crezco.
A tus bríos me someto y a tu canto me entrego,
a ti voz pertenezco, y en libertad me siento.
¡OH alma de mi alma!
Tú, amada voz, amada siempre amada.
Tú, que pones magnolias en mis manos,
y las vuelves estrellas.
OH! Tú, mi  adamada voz, que en el pecho me estallas.


Margarita Souviron

POR SER MUJER
                       
Si levantas los ojos te preparas
para el brío desbordado de sus celos,
si dices lo que piensas pone velos
a tus libres palabras, y te pliegas.
                                              
Si te muestras coqueta, o te niegas,
tu condición arrastra por los suelos,
y si asientes te libras por los pelos,
siempre que sepa el mar donde navegas.

Tu hombre no es el príncipe del viento,
ni tú eres la princesa edulcorada,
abrígate que es frío y duro el cuento :

Érase una vez en la que cada
mujer debía elegir, en un momento,
ser querida, sumisa o degollada.   


M. Carmen Guzmán
                     

HE SOÑADO CON GEA

He soñado esta noche que un águila cantaba
y con ballenas libres que surcaban los mares,
con llanuras cubiertas de trigo y azucenas
y bosques de coníferas que albergaban orquídeas.

He soñado esta noche con niños tan felices
que jamás conocieron el tambor de la guerra,
con un mundo tranquilo, sin rencores, sin odio
y ancianos dormitando a la luz de la Luna.

Soñé que los colores de la piel no importaban
y que Abel perdonaba a su hermano asesino,
soñé que Dios te habla en todos los idiomas,
que no existe la muerte y florece  la vida.

Yo soñé que la Tierra era un lecho de flores,
que las aves, los peces, los árboles, las rocas,
se volvieron profetas de un mundo tan hermoso,
que quise sumergirme para siempre en mi sueño.




Soñé que los cañones disparaban poemas,
que anidaban palomas en los cascos guerreros
y jugaban los niños sobre un acorazado
que se quedó varado para siempre en la playa.

Soñé que se oxidaban las máquinas de guerra
y las madres cantaban en el centro de un bosque
una canción de cuna para dormir al monstruo
que se quedó flotando sobre la nube henchida.

Que el huracán huía sin fuerza en el espacio,
el incendio apagaba su furor en el río,
que los hielos del norte construían jardines
y brincaban los ríos por el suelo de Marte.

Soñé con las palabras de los indios navajos,
el saludo más bello que jamás se haya hecho:
“Que tu pie, caminante, se sienta rodeado,
de calma, de bonanza, de amor y de belleza”.

He soñado con Gea, la diosa madre tierra,
con su mirada libre de lágrimas de enojo,
que me puso en las manos una rama de olivo
y en mi frente la brisa del beso matutino.

Callen todos, no hablen, ciérrenme la ventana,
que nadie me despierte de la bella locura
que me trajo en el pico una paloma blanca
la inspiración profética que me dictó los versos.



CELESTE  TORRES


CAMPANAS DE AGONIA

Una mujer lo esperaba en la otra orilla
y se fue de la casa como un zombi,
llevándose la sonrisa de los míos.

Un alud de recuerdos me cubrió
y la pena, con sus cristales rotos,
me golpeó en el pecho.

La tristeza se me volvió magnolias
y sentí que había sido un mal sueño.

Pero sus manos de hombre en mi garganta,
aún llevaban campanas de agonía.



FILOMENA ROMERO


¿DÓNDE VAS MUJER?...

La palabra febril llevo abrazada
y me impregna la piel, también los ojos;
la libertad soy yo, mi independencia…
¿A dónde vas, mujer, sin ser tú misma?


María Ramos
"Del Tango al Blues (y vuelta al Sur)", 2008

MARIPOSAS ANORÉXICAS
Mis mariposas agonizan en el estómago.
Golpean sus alas con latidos lentos,
envenenadas.
No habrá metamorfosis, no habrá seda
en primavera.
No sabrán del dulce sabor de la miel
que se esconde entre las flores.
Mis mariposas mueren
entre hielo y hiel,
tóxicas, negras como lava negra.
Mariposas anoréxicas.


Margarita Souvirón

LARUSKA

En la esquina final de la alameda,
por la que al día circulamos cientos,
una mujer avanza en aspavientos;
la falda de arabescos que remeda

la de una bruja checa y que se enreda
del bajo a la cadera, y unos cuentos
con tintes de su historia como intentos
de hallar su identidad cuando proceda.

Habla de un piso y de una prole parda
de boca abierta ante una cacerola,
[sueños de un bienestar que no le aguarda];

resiste el temporal penosa y sola,
ve como su fortuna se retarda
y me insta a que le compre “la farola”.


Isabel Anaya Moreno

POEMA PARA MIS HERMANAS MUSULMANAS.

A la memoria de la poetisa afgana
Nadia Anjuman, asesinada por
 negarse a dejar de escribir,
 durante el dominio talibán.

Al principio fue el verbo,
el logos, las palabras.
Y el logos se hizo letra          
y nos bendijo con sus misterios.
 
Hermanas musulmanas,
gritad para que todos oigan:
¡Yo soy, nosotras somos!  
¡Que la fuerza y la gracia de las palabras,
pronunciadas o escritas,
sea con vosotras!
Regalo divino es el lenguaje.

Y el logos se hizo letra
para encerrar en un papel
la emoción, la verdad, la belleza…,
y  así poder compartirlas,
que sean de todos,
defenderlas, hacerlas eternas,
garantizar sus bondades en la tierra.

En nombre de Alá,
el Clemente, el Misericordioso,
hermanas musulmanas,
quitaros el burka
y todo aquello que os oprime.
¡Qué vuelen al viento,
como alegres golondrinas,
vuestros hermosos cabellos negros!


Mujeres musulmanas,
escribid con letras grandes,
en paredes de pueblos y ciudades:
mi cuerpo es mío y es inviolable,
bendito santuario de mi alma,
y quiero mis genitales enteros.
Exijo el don divino,
de sentirme “una” con otro ser humano
y con el universo;
que es sentir el presente pleno
de un orgasmos compartido.

Hermanas musulmanas,
de feminidad reprimida, amputada,
¡para que no corten vuestras alas,
aprended a leer.!
¡Coged papel y lápiz!,
 son armas poderosas y pacificadoras.
Cada cuaderno trabajado,
será como ladrillo
que ayude a construir un mundo mejor,
para vosotras y vuestras hijas;
para toda la humanidad.

Mujeres musulmanas,
no estáis solas;
sentid la solidaridad
de millones de personas,
de todos los credos y razas,
dispuestas a luchar a vuestro lado
por vuestra liberación.

Elevo una plagaría a ese Dios
al que le es igual que le llamen Alá,
Yavé, o Siva,
para que os haga justicia.
                                      


Encarna León

UN  TIEMPO  DESGRANADO
(de  “Artificios de Otoño”. 1995)

Pasamos de una hora a otra inmediata,
en el esfuerzo justo que la vida te impone
con su rutina a cuestas.
Ha sonado el cucú, ha roto el dulce sueño
que guardaban las sábanas con ávido secreto.
No tienes solución,
la vida te reclama, la suya, la de todos
-la tuya en espera guardada en los cajones-
para irles bordando festones y vainicas,
abalorios y risas al compás de tu tiempo.
Ese tiempo tuyo desgranado y solícito
que repartido encuentras entre colada y cesta,
entre ropa blanquísima brindada al airesol,
entre bruñidos vidrios
colocados al orden de la vieja costumbre.
Finalizas cansada, con tu vacío puesto,
la jornada de siempre.
No hay más atavíos que la lucha diaria
de pan blanco y retama.
Mas no te desanimes, aún no se tronchó la rosa
y en medio del jardín,
alguien puso una caja de música fresquísima
al rescoldo del viento para cantar tu nombre.


CELESTE  TORRES (enero 2012)
CAMINOS SIN SALIDA

El duende de la vida
ha esparcido en un soplo
el sabor de vivir.

No funciona el reloj
de mis horas de sueño
e ilusiones brotadas.

Y se ha secado el verde
que perfiló el albero
donde yo caminaba
descalza y sin cansancio.

Ha perdido mi mente
el trino de los pájaros
y no sé si existió
el perfil misterioso
de una luna de nardos
que dicen que traía
un collar de azabache.


Y olvidé la mañana
que me daba su luz
debajo de aquel palio
de un sol de caramelo.

Hoy los días me pasan
las facturas del tiempo
y no tengo posibles.

No creo en la verdad,
ni existe la mentira,
sólo soy funcionaria
de una vida obligada
que no quiero aceptarla.

Sin embargo el destino
aún me quiere adornar
con perlas desconchadas
por la monotonía.

La soledad callada
me reclama insistente
y ha empapado mi alma,
como aire que grita,
con un silencio opaco
que se pierde en la fronda
seca de la enramada.

Me pregunto quién soy,
y no me reconozco.
¿Soy acaso la burla
de algún misterio cruel
que a ciegas me persigue?

Me escondo en la memoria
que ya no tiene luz
ni alumbra mi sendero.
No hay vuelta atrás, ni tiempo.

Sólo sé con cordura
que estoy rota por dentro,
y siento que he perdido
toda mi identidad.


María Ramos
De la obra "Del metal al caos (Aleación III)"

LUZ
 
Llevo una vida construyendo mi lugar,
que está aquí y está allá.
Nuestra casa se erige dentro,
cada día una piedra, cada noche un sueño.
Y donde nuestros pies hicieron huella,
la tierra fue cobijo.
 
Y donde el aire abra brecha,
el cuerpo tendrá su templo.
 
Luz.    
Ando buscando la luz
desde el humo gris fosilizado en mis ojos,
desde la fosa urdida con mis manos,
desde el infierno dantesco en el que me senté.

Ando en peregrinaje de escaso artificio
y de harapos vestida,
de voluntad recia y nívea la meta,
clavando las uñas pozo arriba,
mordiendo el polvo en la subida.

Volveré a pisar con botas de cuero.
Tatuaré mi calavera en el pecho.
Gritaré con todas mis fuerzas:
“Que te jodan, cielo,
que te jodan entero!”.
 

ATHYNA –STYLIANI MICHOU


MUJER
 
MUJER. Para muchos olvidada.
El carro del silencio se quedó
estancado entre voces y ruidos.
Un ahora sin mirar atrás
se está quemando.
El viaje se planta
en los pasos nacidos.
El destino una flecha ardiente.
Los dedos tocan las fibras
humanas.
El viento SI que existe.


Pepa Sanabria Chamizo

POEMA

Si la suerte y la razón me es esquiva
lacerando comisuras en las llagas de tu obscenidad,
no las quiero.
Si estar cerca de tus manos, si ser yo,
alarga la estela dependiente de otro,
no quiero ser contigo.

Si la paz que en su búsqueda me quiebra
me la robas a cada instante como un perro rastrero,
insistente en darme la agonía de tus gritos,
quiero que desaparezcas.

Si a golpes pretendes doblegar el junco de mi vida
con el daño que parte lo que soy,
quiero desintegrarte.

Si al llegar la aurora 
tu cadáver se descompone en soledad,
quiero que te pudras.

Si eres tú, y no me invades ¡ven¡


Alice Wagner

EL VÉRTIGO

Dirás que no es cierto
borrarás los encuentros
renunciarás a las dudas
asumirás la lucha
y los tonos conque sientes, ante las adversidades,
aunque mengüen tu paciencia
y tu capacidad de optimismo.

Considerarás el respeto.
Aunque te asustes, todo cambia.
Aunque te irrite, todo es vértigo,
aunque te cueste esfuerzo.

Tienes y dejas,
dices y eres, vuelves a respetar,
a considerar, pero...
dá el giro necesario, lucha,
ama la vida.


CARMEN CONDE
CUAN MARINO IMPROVISADO
Aquí me tienes,
mecida por tu música,
y el recuerdo de tus olas...espuma.
mientras tú...
navegas y te pierdes,
sobre las blancas hojas de papel,
salpicadas de tinta que te inundan,
a modo de marea,
pasando la vida, "heroicamente",
con tus sueños de mármol.

Mientras yo lucho por salvar este barco,
de madera,
de la misma materia,
que se engendran violines,
esmaltados de alma.

Sanando heridas
que el tiempo dejaron...
Cuán marino improvisado me siento...
echando de menos,
la hermosura de mi campo,
el aroma de sus flores,
la memoria de sus árboles,
los ecos del silencio.

Mientras espero un aire propicio,
para impulsar mis alas...
para acunar un sueño 



II Evento


(Coordinado por Aurora Gámez Enríquez del Grupo A.L.A.S.)

Escritoras y Poetas: Aurora Gámez Enríquez; Inmaculada García Haro; Encarna López Navarro; Mercedes Sophía Ramos; Alicia Cosme Jiménez; Fuensanta Martín Quero; Rosa R. Gisbert; Alice Wagner  Ortuño; Ana Herrera Barba; Paquita Moreno Herrero; Lola R. Maurazos; Ángela F. Paloma; Adela Campos Montañez; Adelina Pérez Blaya; Carmen Sotorríos López; Clara del Río Sánchez; Carmen Sánchez Melgar; Inmaculada G. Benavides; Mari Carmen Coca; María Ramos; María Angustias Moreno; Isabel Anaya Romero; Juana Gómez.





FUENSANTA MARTÍN QUERO
http://lecturasdefuensantamartinquero.blogspot.com/

EL SEMÁFORO CERRADO

  La mujer del semáforo cerrado,
  la oscura mujer oscura, la mujer
  de los periódicos por siempre suyos
  vendiendo sus días, su juventud.
  Sus lágrimas corren por el asfalto,
  donde no hay cama, ni mesa, ni hijos;
  derrama sus ojos en el silencio
  del estrépito loco de motores.
  La oscura mujer oscura, la mujer
  del semáforo cerrado, espera
  que se ponga la luz verde para ella,
  siempre apagada, siempre oscura,
  como ella, siempre y desde siempre.
  No hay quien le mire ni quien le hable,
  tan sólo motores encadenados
  que le dejan el aire corrompido
  de un pozo profundo sin salida.
  No hay palabras ni encuentros, sólo
  las horas que esperan en el asfalto,
  siempre suyas, bajo el sol y la lluvia.
  Siempre suyos los periódicos, siempre.
  No hay saludos ni sonrisas, sólo
            la estela ciega y sorda de motores,
                        y un oscuro semáforo cerrado.




CRISÁLIDA
                  
Seguirás siendo tú
tras la forma que olvida los laboriosos días                                                                    
 con afán prodigioso sobre la tierra propia.

Seguirás siendo algo
no emulado en lo ajeno, donde el eco persiste
elevándose claro con sus alas de aire.

En tu cálida sombra la quietud concentrada
es la esencia del mundo que sobre ti se cierne,
es tu propia hermosura la aurora protegida,
la guarida uniforme donde el dolor se enerva:
soledad que transforma decrepitud en alas.

Y del silencio surges, radiante creadora
de sueños engendrados donde el poeta canta
para el amor que atraes y acrisolada buscas.
Es el amor quien vuela en tu liviano cuerpo
y quien a ti te eleva con sus alas de cielo.


CARMEN SOTORRÍOS

Hoy daría lo poco que me queda
por una sonrisa amable,
por un sueño real,
por una compresión inesperada…
Me asombra seguir viva de este modo
apenas siento, apenas sufro.
Los días pasan sin yo notarlo,
¿y qué más da?
Pero tengo un cielo abierto de esperanza
que derriba mi monotonía
mi tristeza, mi hartazgo;
porque soy loba que marca territorio
porque sabré salir de ti un día cercano.
Y no te digo “adiós”. Me digo “hola”
Bienvenida al mundo de los seres humanos.



MERCEDES SOPHÍA RAMOS JIMÉNEZ
http://grupoalasmercedesramos.blogspot.com/
                       
INSPIRACIÓN

Podría...podría tenerte...si estuvieras 
en las esquinas, en las curvas de mi corriente,
del  plano de mi pensamiento desplegarte,
quedar en tu área insoluble, para comprenderte        
Si quisieras perderte en mí... te buscaría
en un rincón cualquiera de mi mente
sabrías enamorar y enamorarte...
y no dejarme nunca ni dejarte.

Querría...querría, encontrar...otra vez más
el brote de tu palabra en su medida exacta,
pásame tu esencia, para que fluya en mí
la  efervescencia  renovada de tu sangre.
Tú y yo...enredadas, unidas y abrazadas
créame a tu imagen, indivisible y multiplicada,
quédate conmigo, para que estés después  de siempre,
déjame que exhiba tu belleza plena y regalada.




INMACULADA GARCÍA HARO

“PAGO MI FIANZA”

Adoquines de espera y de silencio
derribo
gota a gota.
Cinceles pequeños,
intermitentes,
continuos.
Pago mi rescate
y me despido.

II
Rescátame de mí
 en ese torbellino seco de desierto
que me traspasa
y se queda instalado
en permanencia
como guardián
a que cumpla mi condena.
Espectro oscuro. Centinela.
Maldito sambenito me han impuesto
que no entiende verdades ni razones
tan sólo me llena de oquedades
y me atraviesa el ser como una vela
con el cabo encendido
eternamente.

Rescátame de mí
aunque sea yo
quien pague la fianza

III
Seres como nudos.
Antimateria.


IV
Me bato en retirada
en una guerra oculta
que apenas se percibe
para reunir ejércitos
y así vencer lo oscuro
que traes en tus bajos.
Tu golpe repetido,
certero y camuflado
invita a descansarme
de tus disparates
para volver entera, plena
y descubrirte
bufón insoportable
exenta de atributos.

V
Agua de sal
cristales
que penetran el subsuelo.
Lo atraviesan
imaginando arcoíris
en mis ojos.

Lágrimas que destilan
oscuros humores
y otras que chapotean
los ojos de mi risa.

VI
Cuántos ojos
miran el hervor de mis senos
esperando que estallen
con su leche de sal
y cuánto llanto
helado
he guardado en los míos.

Pero sé que el deshielo
de este mayo primero
deshinchará mis párpados
y con él los deseos
encontrarán su sitio
y su recámara.

VII
Todo patas arriba,
del revés, boca abajo
para volverlo todo
a mi sentido.

VIII
Reclamo mi porción.
Reclamo por derecho
mi derecho.
Reclamo, clamo, aclamo
y devoro al obstáculo de sombras.

IX
Bienvenida doy a quien acojo.
Saludo a los fieles permanentes.
Despido
la dura hiel de los infames.




ALICE WAGNER ORTUÑO
http://grupoalasalicewagner.blogspot.com/

GRITO DE MUJER I
           
De su destierro ausente, de su amargo destello.
De las atrocidades que le marca el destino,
desestima lo adusto, busca un gesto alquilado.
Le arrolla un sentimiento, le desata lo altivo
y como una adivina, que descansar prefiere,
desligada de todo, se marcha lentamente,
al último remanso, desovan los silencios

GRITO DE MUJER II

Afortunada por la fatalidad, que sobrecoge
alivias, con amor, el ascenso por los irregulares escalones
para llegar, allí, dónde la vida y VIDA se confunden.
Asciendes por el desfiladero estrecho
y se desvela lo oculto que vislumbras.
Has llegado dónde la luz divina emerge.
Y envías con amor, sonrisas de paz, entretejidas.



ALICIA COSME JIMÉNEZ
http://grupoalasaliciacosme.blogspot.com/


LA VIDA

I
La vida está enferma
y la trato con píldoras de voluntad
cada mañana.

II

La vida me pierde
ante un nada generoso
que hace feliz


III
IV                              

Pierdo el desespero
Y espero impaciente la sombra
de tu nombre.


V        

Las tímidas arrugas de la madurez
Desnudan las experiencias vividas.




AURORA GÁMEZ ENRÍQUEZ
www.presientagrupoalas.blogspot.com

VELO
                       
cubrí mi pelo al mundo
a lo privado dediqué mis encantos
cerré mi cuerpo a las miradas
mi cara velada se compró
protegida de lo diferente
alimentada de miedo y sumisión
llegué , vi a las demás, vencí el miedo
me asesinaron


IDENTIDAD             
yo soy, me pertenezco.  Ser  mejor que tener
me reconozco soy visible, persona
con derecho a  opinar, a dar mi voto
hago valer mi honor y mi palabra
y el domingo hago de mi capa un sayo




ANA HERRERA BARBA
http://anaherrerabiografiagrupoalas.blogspot.com/


DORMIDA EN EL SILENCIO
                                  
Levanta el día presuroso,
ansioso de viajar hacia lo desconocido.
Me he mirado en el gran espejo de mi habitación serena
y sobre mi rostro, todavía joven,
he visto dos cercos negros rodear mi vista cansada.
Pero hoy quiero vivir lo no vivido
y soñar lo no soñado.
Hablar con los amigos que no tengo.
¡Darle mi voz al silencio!
A los que no quieran saber mi nombre
les devuelvo su deseo muerto.
Al viento, a una estrella, al mar,
entrego mis pensamientos desnudos
y, a veces, consuelo mi espíritu inquieto
sobre estas líneas de cálido fuego, también desnudas,
donde de casi todo hablo y nada cuento.
Levanta la mañana presurosa,
ansiosa de viajar hacia lo desconocido.
De su vagón de tercera apear quisiera
mis sueños de tantas lunas.
soñar lo no soñado
vivir lo no vivido.



ADELA CAMPOS MONTAÑEZ


CAJA DE TORTURA

El recuerdo, el doblez,
el grito,
la mano de mi madre
                                   que peinaba,
el eco último,
la última destreza,
las horas interminables,
la ausencia prolongable,
                                       tu envés.
El rictus final de la agonía,
tu mano hendida por mi pecho,
la angustia de saber...
de “El Juicio Final” Inédito



LOLA RUIZ MAURAZOS
http://lolaruizmaurazosdealas.blogspot.com
           

SOLEDAD DE OCRES

Cansado está mi corazón
de mares turbulentos.
Se ahoga entre las olas
que avanzan despiadadas
arrollando a su paso
las aguas que lo cubren.

No veo cielos azules
que aplaquen la tormenta
mitigando el cansancio
de tanta singladura.

Me escondo entre las rocas
de marea indecisa,
en soledad de ocres
navegando dormida
bajo bandera blanca.

Deseo que recorra
por mi cuerpo cansado
fluidos de bonanza,
con sus aguas tranquilas,
llevando a buen puerto
a esta nave escondida
que de paz a mi alma.



DELINA PÉREZ BLAYA


RESISTO

…y no me doblará, venciendo,
la nostalgia.
Ni culpa se hallará en mi puño
cerrado.
No habrá nube que cubra el sol
de mi inocencia.
Ni el respeto, temblando, confundirá
mi frente.
Clara la voz, altivo el pensamiento,
me coloco en lo alto.
En un baño de paz se bañarán
mis ojos.
Podrán verme, herirme, mas la sangre en la herida
brillará como sal.
Mientras, respiro incólume.



CARMEN SÁNCHEZ MELGAR



CON EL VIENTO

-------------
Las nubes
de algodón
se quedaron
atrapadas
en el espejo.

Ha llegado la hora
de darse la vuelta
y peinarse
con el viento.



CUENTOS

Cuentan, a espaldas,
que amar es
como escalar peñascos
en noches sin luna.
Me produce nostalgia
comprobar que
no son cuentos
lo que pregonan.



DIBUJANDO BESOS

---------------
Con la boca
pegada a los cristales
dibujando besos,
emergen palabras mudas
que se salen
por los ojos.
Entonces pájaros vestidos
de seda salen
a mi encuentro.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus palabras. No olvides visitar nuestras otras paginas y correr la voz sobre nuestra labor.

Compilación virtual del Festival Grito de Mujer. Aquí podrás leer desde nuestra selección destacada, hasta algunos de los poemas presentados en el festival Grito de Mujer, aportados por hombres y mujeres solidarios, en homenaje a la mujer y contra la violencia. Este blog tiene el fin de dar las gracias a toda la gente que nos ha apoyado. Quienes siendo o no poetas, han sumado su grito. Podrás conseguir lo mejor de nuestra causa en nuestras antologías impresas.

Ayúdanos a crecer!


Poemas más leídos

Archivo de Poemas

Visitas en total